Todo sobre Project Mainline, el nuevo plan de Google para actualizar tu móvil mucho más rápido

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Actualización del sistema en Samsung Galaxy S10

Android 8 Oreo vino de la mano de Project Treble, uno de los cambios estructurales más importantes de la historia del sistema operativo, mediante el cual Google pretendía facilitar el trabajo a los fabricantes a la hora de actualizar sus dispositivos a la última versión del sistema operativo.

No fue, sin embargo, hasta la llegada de Android 9 Pie cuando la implantación de este sistema comenzó a dar sus frutos, dejándonos presenciar por primera vez la llegada de una beta de Android a nuevos dispositivos más allá de los Pixel, la actualización de un dispositivo no-Pixel a la nueva versión el mismo día que esta fue liberada, o la mayor velocidad de adopción de una versión del sistema vista en la historia de la plataforma. Pero sabíamos que eso solo era el principio.

Durante el primer día del Google I/O 2019, Google hizo oficial la tercera beta de Android Q. Con ella, se introdujeron nuevas funciones como el esperado tema oscuro, mejoras en términos de privacidad y muchas otras novedades, de entre las que nos quedamos con las ganas de conocer más sobre una en concreto: “Project Mainline”.

En un primer momento, Google afirmaba que gracias al desarrollo de este proyecto, los dispositivos Android serían capaces de recibir actualizaciones de seguridad a través de Google Play, e instalarlas sin necesidad de reiniciar el móvil. Ahora, la compañía ha querido desvelar aún más detalles sobre esta iniciativa, y la forma en que pretende acelerar la llegada de nuevas actualizaciones a nuestros móviles.

Con Project Mainline, tu móvil recibirá actualizaciones del sistema por Google Play

Mainline parte de la misma idea en la que se basa Treble: la modularización del sistema operativo. En ambos casos, Google ha logrado “dividir” el sistema en varias partes más pequeñas, de modo que a la hora de actualizar un dispositivo a una nueva versión baste con actualizar solo aquellas partes concretas, en lugar del conjunto de ellas, lo cual llevaría más tiempo tanto de desarrollo como de instalación.

Con Mainline, Google ha querido tomar el camino más obvio y utilizar un método de actualización que ya se encuentra integrado en el grueso de los dispositivos Android de todo el mundo: Google Play. Así, será posible ofrecer actualizaciones de componentes del sistema operativo a través de la tienda como si fueran nuevas versiones de aplicaciones, sin necesidad de que los fabricantes tengan que desarrollar un paquete OTA específico para cada uno de sus dispositivos, y posteriormente liberarlo –aún así, estos podrán formar parte del desarrollo gracias a que los componentes de Mainline son de código abierto–.

Project Mainline nos permite mantener el sistema operativo en los dispositivos más actualizado, mejorar la coherencia y llevar el último código AOSP a los usuarios más rápido. Los usuarios obtendrán estas correcciones críticas y mejoras sin tener que realizar una actualización completa del sistema operativo.

Estas actualizaciones llegarán a través de Google Play en forma de paquetes en formato APEX. Según Google, estos paquetes comparten parte de su estructura con los archivos APK ejecutables de las aplicaciones, pero con la diferencia esencial de que estos son cargados por el sistema operativo mucho antes durante el proceso de arranque.

Pero Mainline no solo se centra en las actualizaciones de seguridad. Durante esta primera etapa, este sistema permitirá a Google mejorar tres aspectos del sistema operativo de una manera más rápida y sencilla que si el fabricante en cuestión tuviera que desarrollar una OTA completa. Estos tres aspectos son la seguridad, la privacidad y la consistencia.

  • Seguridad: con Mainline, Google será capaz de liberar actualizaciones de seguridad o parches para problemas críticos de manera más rápida.

  • Privacidad: se podrán realizar mejoras sobre el sistema de permisos para mejorar la privacidad de la plataforma.

  • Consistencia: solucionar problemas de estabilidad o compatibilidad del sistema operativo será más rápido.

Por el momento, tan solo los dispositivos Pixel con Android Q cuentan con soporte para Project Mainline, y Google sugiere que serán los fabricantes quienes deban implementar este sistema en el software de sus dispositivos para poder beneficiarse de las ventajas. Si bien la compañía asegura que colaborará mano a mano con los OEM, se desconoce si con la llegada de Android 10 o versiones superiores del sistema, la adopción de Mainline será obligatoria para los dispositivos como ya sucedió con Treble.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Android 10, Google I/O, Google I/O 2019, Noticias Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs