Un estudio revela cuantas horas de anuncios te estás perdiendo gracias a Netflix (y son cientos)

Última actualización el 18/05/2019 a las 19:01

La forma en que los consumidores consumen televisión ha cambiado exponencialmente. Mientras que hace unos años nos sentábamos en el sofá del salón a ver las series y películas que las cadenas de televisión emitían en su parrilla, lo que se lleva a día de hoy son las plataformas de streaming como Netflix, HBO o la futura Apple TV+.

¿Pagarías por un Netflix más barato solo para móviles? Podría ser una realidad este mismo año

El poder elegir qué tipo de contenido queremos ver, cuando lo queremos ver o en que idioma son solo alguna de las ventajas de la nueva “televisión” por streaming, aunque hay otra virtud bastante destacable, y es el no tener que ver los minutos interminables de anuncios que algunas cadenas de televisión convencionales emiten a mitad de una serie, película o programa.

El tiempo es oro: todas estas horas de anuncios te ahorras si solo ves Netflix

Niño ve la televisión en casa

Un estudio realizado por la Universidad de Michigan y que podemos conocer gracias al portal Local Babysitter, ha confirmado una curiosa situación.

Los niños que solo ven Netflix se ahorran hasta 400 horas de anuncios respecto a los que ven la televisión convencional.

Te interesa | ¿Podrá Apple TV+ comerle la tostada a la poderosa Netflix? Lo que esperamos del servicio de streaming de Apple

Así, el estudio confirma que los niños de 2 a 5 años que ven en casa programas de Netflix acordes a sus edades se ahorran hasta 400 horas de anuncios al año, ya que pasan una media de 32 horas por semana frente a una pantalla de televisión.

Mientras, los niños con edades comprendidas entre 6 a 11 años, dejan de ver hasta 360 horas de anuncios, ya que estos “solo” pasan 28 horas a la semana viendo Netflix en sus televisores.

Netflix

A pesar de que el estudio se centra solamente en los menores de edad, por analogía podemos interpretar estos datos a los adultos.

Porque siendo sinceros, lo que no es normal es que una película que dure hora y media que comienza a las 22:30 de la noche, se alargue hasta dos horas o dos horas y media por culpa de los anuncios, sobre todo cuando mucha gente tiene que madrugar al día siguiente para ir a trabajar.

Gracias a los servicios de streaming no solo vemos contenido de una mayor calidad y a nuestro gusto, sino que no perdemos tiempo viendo anuncios que en la mayoría de las ocasiones ni nos interesan, pudiendo emplear ese tiempo en ver más series o en otras cosas de mayor provecho.