Por qué Donald Trump la ha tomado con Huawei pero no con Xiaomi o OnePlus

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Por qué Donald Trump ataca a Huawei y no a otras marcas chinas

Dista mucho de haberse resuelto el complicado caso de Huawei con la administración Trump, después de un bloqueo masivo que ha dejado casi sin margen de maniobra al gigante chino justo cuando apuntaba al número uno mundial del mercado de smartphones, y aprovechando esa corriente de la sospecha de espionaje que arrancó contra ZTE hace unos meses, algo ya resuelto entre ambas partes con operativa normal, actualmente, por parte de ZTE.

A día de hoy, lo cierto es que ya hemos tenido horas suficientes para digerir el ‘Trumpazo’, aunque los ríos de tinta siguen corriendo alrededor de este bloqueo que implica a cualquier compañía estadounidense que pueda vender o transferir tecnología de su propiedad a Huawei, incluidas Google, Qualcomm o Intel además de asociaciones como la WiFi Alliance o la SD Association, entre muchas otras.

Y después del veto de la administración Trump a Huawei… ¿Tienen algo que temer Xiaomi, OnePlus, Oppo, Vivo y los demás fabricantes chinos?

Desde el gigante chino ya se han pronunciado limitándose a afirmar que sus actuales dispositivos mantendrán el soporte sin problemas, además de prometer que “Huawei no morirá” mientras se buscan soluciones a un conflicto que Donald Trump resolvería con un acuerdo comercial más amplio con China que por ahora parece todavía lejano.

De hecho, muchas son las voces autorizadas en la industria que han salido al paso declarando que el interés real del Gobierno de Trump no es frenar el espionaje, sino conseguir precisamente ese acuerdo comercial que hasta la fecha se le ha negado por parte de China. Sea como fuere, muchas son las dudas, sobre todo con la situación actual de Xiaomi, Oppo, OnePlus, Vivo y muchas otras firmas chinas a las que de momento no se ha tocado.

Por qué Donald Trump ataca a Huawei y no a otras marcas chinas

Huawei no es bienvenida en los Estados Unidos, ¿pero qué pasa con los demás chinos?

Para los lectores menos ávidos de literatura, la respuesta corta es que no pasa nada. Ninguno de los otros fabricantes chinos está presente hasta la fecha en la ya famosa ‘Entity List’ publicada por el Gobierno de los Estados Unidos, tan sólo Huawei y hace unos meses ZTE, que salió de la lista tras abonar una cuantiosa sanción, así que de momento no hay nada que temer.

¿Y qué demonios es esta ‘Entity List’? Pues un fichero que contiene los nombres de todo tipo de personas, compañías o entidades que el ‘Bureau of Industry and Security’ del Departamento de Comercio de los Estados Unidos considera como riesgos para la seguridad nacional, algo que en el caso de Huawei se justifica por las sospechas de espionaje que mencionábamos anteriormente.

Estar en esta lista supone que cualquier empresa estadounidense que quiera exportar productos físicos, tecnología o propiedad intelectual hacia estas compañías “marcadas” necesite una licencia específica del Gobierno, permisos que se niegan por defecto en la mayoría de casos.

Y si el caso de Huawei es complejo, no lo es menos el de una ZTE abocada a paralizar sus ventas tras ver como la administración Trump les vetaba acusándoles de violar sanciones comerciales contra Irán y Corea del Norte, en un movimiento entonces sin precedentes que dejó seriamente dañada la reputación de ZTE.

Por qué Donald Trump ataca a Huawei y no a otras marcas chinas

Muchos matices, semejanzas y diferencias en un bloqueo que tiene el despliegue del 5G en el horizonte

Las consecuencias de un movimiento como este por parte de los Estados Unidos suponen, así a priori, el cierre prácticamente de todas las operaciones a corto plazo de la división de móviles de Huawei, que tendrá que replantearse sus tecnologías actuales y el sistema operativo o negociar con la Casa Blanca.

Y aquí tenemos la primera diferencia clave y la primera semejanza entre los casos de ZTE y Huawei: por un lado, el veto a ZTE era total durante 7 años mientras que Huawei aún puede negociar bilateralmente con las compañías con las que necesite trabajar para obtener esa licencia; y por el otro, tanto ZTE, que ha podido volver a trabajar tras negociar una sanción multimillonaria, como Huawei, se quedaron a expensas de un acuerdo comercial o un pago que beneficie a los Estados Unidos.

Por qué Donald Trump ataca a Huawei y no a otras marcas chinas

Otra semejanza es que ambos fabricantes chinos, tanto ZTE como Huawei, no cuentan con su división de móviles como negocio principal, sino que están implicadas en el despliegue de redes móviles con la carrera por el 5G como gran aliciente.

Es aquí dónde se hallan los motivos de sospecha, porque Huawei dominaría el despliegue de redes 5G a nivel mundial mientras los Estados Unidos se resisten a ceder el control de la red de telecomunicaciones más importante a una compañía china que esté sometida a sus leyes.

Un lío mayúsculo que seguramente terminará resolviéndose por la vía del cheque, o con China invirtiendo más para frenar su dependencia de la tecnología estadounidense. Lo que sí queda claro es que, al menos por ahora, Huawei seguirá operado sus dispositivos actuales mientras negocia esa solución, y continúa en paralelo con el desarrollo de su propio OS para smartphones y tabletas que sustituya a Android evitando el desastre total.

Por qué Donald Trump ataca a Huawei y no a otras marcas chinas

ZTE ya ha respondido: su negocio cumple la ley y ellos ya no están en la ‘Entity List’

A este respecto, desde nuestro departamento de prensa hemos podido contactar con ZTE para valorar la situación, y la compañía china nos informa de que su caso es algo diferente al de Huawei.

De hecho, y de forma oficial, **ZTE ya no están en la famosa lista del ‘Bureau of Industry and Security’ ** del Gobierno de los Estados Unidos, y puede operar allí de forma totalmente normal:

El negocio de ZTE sigue estrictamente los requisitos de cumplimiento legal, el funcionamiento del negocio de la compañía es normal [en los Estados Unidos] y no está incluida en la ‘entity list’.

Y con todo este desaguisado, mientras, el resto de fabricantes chinos como OnePlus, Oppo, Xiaomi, Vivo y un sinfín más de marcas, que no están implicadas en el despliegue del 5G ni en negocios considerados sospechosos, continuarán sobreviviendo y creciendo ahora incluso más sin la sombra del gigante Huawei. No hay mal que por bien no venga, ¿no os parece?

En Andro4all | Después del ‘Trumpazo’, ¿qué pasará ahora con mi móvil Huawei?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en EEUU, Mercado smartphones, Móviles chinos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs