¿Es el frío malo para Android? Esto es lo que debes hacer si tu móvil “se ha enfriado”

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Sabemos que el calor es uno de los enemigos principales de los móviles Android, aunque puedes lograr que el tuyo no se caliente tanto siguiendo unos breves consejos. Al otro lado de la balanza tenemos al frío, más desconocido, pero con el mismo poder para afectar al teléfono, especialmente a su batería.

Es posible que te haya pasado en alguna ocasión: olvidas el móvil dentro del coche, aparcado en la calle en pleno invierno, y, cuando vuelves a por él unas horas después, su batería no funciona correctamente. Las bajas temperaturas pueden provocar que la carga del teléfono descienda de forma radical y, de forma extrema, que el cargador no te sirva para nada.

El frío no es buen compañero para tu móvil Android

La mayor parte de los smartphones Android del mercado utilizan baterías de iones de litio, que dependen de reacciones químicas para cargarse, almacenar esa energía y luego liberarla. Desgraciadamente, el frío frena el desarrollo de esas reacciones, ralentizando así el funcionamiento de las baterías.

Al sufrir bajas temperaturas, las reacciones químicas producidas por el movimiento de los iones de litio tardan más tiempo en producirse, e incluso pueden dejar de hacerlo por completo. Por esta razón, si tu móvil “se congela”, es posible que la batería pase al 0% de inmediato.

Carga rápida en el Huawei Mate 20

Intentar cargar el teléfono no sirve de nada mientras la batería del mismo continúe congelada, las reacciones químicas siguen sin existir, por lo que la energía no se está creando. Al contrario de lo esperado, enchufar el móvil a la corriente solo podría traerle más problemas en su funcionamiento.

Unas temperaturas por debajo de los 0ºC no solo afectarían a la batería del móvil, sino también a su rendimiento general. Por ello, es necesario que no solo protejas a tu teléfono del calor en las vacaciones de verano, también debes tomar medidas en esas situaciones en las que va a estar expuesto al frío, como las excursiones a la nieve.

Qué hacer si tu móvil no carga por el frío

En el caso de que tu móvil haya sufrido directamente bajas temperaturas y no permita la carga por los motivos que ya conocemos, lo que debes hacer es lograr que regrese a la temperatura habitual. Cuidado, porque meterlo en el microondas o en el horno NO es una opción (avisamos por si acaso se te pasa esta idea por la cabeza).

La medida más sencilla es dejar que el móvil vuelva a su temperatura habitual entrándolo en casa o en cualquier lugar en el que no haga frío. Tras unas horas de espera, la batería volverá a su estado natural, las reacciones químicas entre los iones de litio volverán a producirse y la energía volverá al teléfono.

No intentes cargar el teléfono mientras vuelve a la temperatura habitual, solo empeorará el problema

Si no tienes mucho tiempo disponible para esperar, procura que el teléfono reciba calor, aunque nunca de forma directa. Puedes guardarlo en tu bolsillo o ponerlo cerca de un radiador (o cualquier emisor térmico, pero nunca encima de él). De esta forma, la batería del móvil recuperará antes su temperatura habitual.

Durante el tiempo de espera, recuerda no cargar el teléfono, ya que, como mencionamos anteriormente, eso solo hará que el rendimiento del terminal empeore. Una vez que el calor esté de vuelta, la batería volverá a tener la energía que tenía antes de que se congelase y podrás volver a cargarla sin miedo, ya que no habrá consecuencias por culpa del frío.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Batería, Smartphones Android, Trucos y Tutoriales Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs