¿Pokémon GO no te funciona? Cómo solucionar los problemas más comunes

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El verano de 2016 estuvo marcado por un fenómeno mundial: el éxito de Pokémon GO. La app desarrollada por Niantic atrajo el interés de millones de usuarios que se echaron a las calles para capturar a nuevas criaturas y acumular victorias en los gimnasios de sus ciudades.

Pokémon GO ha perdido jugadores en estos años, pero sigue teniendo una comunidad importante de usuarios que ha provocado que supere los 1.000 millones de descargas. Pese a la estabilización del funcionamiento de la app en este tiempo, es posible que sufras problemas comunes que debes solucionar para tener camino libre hacia la victoria.

Cómo solucionar los problemas más comunes de Pokémon GO

Indispensable tener siempre la última versión

Si jugar a Pokémon GO se ha convertido en algo tedioso porque la app se queda pillada o se cierra continuamente, lo primero que debes hacer es actualizar a la última versión cuanto antes. Mediante las actualizaciones, los responsables corrigen esos errores que podían provocar que el juego no funcionase correctamente.

Dispones de dos opciones para contar con la última versión de la app. Por un lado, Pokémon GO suele mandarte notificaciones para avisarte de que hay una nueva actualización disponible. Pincha en el mensaje y podrás descargar esa última versión en unos segundos.

Play Store – Pokémon GO

Por otro lado, siempre tienes la opción de la Play Store de Google. Desde la sección “Actualizaciones” de “Mis aplicaciones y juegos” podrás acceder a las novedades de cada app. Pincha en el botón “Actualizar”, junto a Pokémon GO, para comenzar con la descarga de la última versión de la app, que se instalará y acabará con los problemas existentes.

Cómo evitar que la batería se agote rápidamente

Al utilizar el GPS, datos móviles y, en ocasiones, hasta la cámara, Pokémon GO supone acabar con la batería de tu móvil en tiempo récord. Puedes salir de casa con la carga del dispositivo al 100%, pero volverás con la misma casi agotada si has estado jugando por el camino.

No te preocupes, ya que existe una forma de ahorrar batería cuando juegas a Pokémon GO. Para llegar al salvavidas, debes ir a las opciones de la app, accesibles mediante la Pokeball que aparece en la parte inferior de la pantalla. Dentro del menú de ajustes encontrarás “Ahorro de batería”, la casilla que debes marcar para proteger tu batería mientras juegas.

Pokémon GO seguirá funcionando con normalidad, aunque el brillo de la pantalla descenderá notablemente para permitir ese ahorro de batería. Además, con esta opción también protegerás a tu teléfono del sobrecalentamiento.

Una única solución si Pokémon GO se congela

Es bastante común que la app se quede pillada, ya sea en la pantalla de carga inicial o en cualquier momento del juego. Esta situación molesta mucho, ya que Pokémon GO deja de funcionar sin motivos aparentes y no puedes hacer nada para evitarlo. Ante este caso, la única solución que tienes en tus manos es reiniciar la aplicación.

Accede a la ventana con todas las apps que tienes abiertas (botón de la parte inferior del terminal o la pantalla) y pincha en la “X” de Pokémon GO para cerrar esa aplicación. A continuación, vuelve al menú de apps para abrir de nuevo el juego y comprobar que ya no está congelado.

Pokémon GO Android

No hay Pokémon a tu alrededor

Recorrer muchos kilómetros sin encontrar alguna pequeña criatura a la que capturar o gimnasios en los que luchar es algo común en localizaciones pequeñas, donde los Pokémon salvajes aparecen muy de vez en cuando debido a la poca presencia de jugadores. Poco hay que puedas hacer para solucionar este inconveniente, que es una característica del juego y no se puede modificar.

En el caso de que sufras este problema en grandes ciudades, puede tratarse de un error en el servidor que se solventará en unas horas. Para comprobar el estado de Pokémon GO, entra en su página de DownDetector y descubre si el resto de jugadores también están sufriendo los mismos problemas.

Problemas para encontrar la señal GPS

Otro problema común al jugar a Pokémon GO es la dificultad para que la app reciba la señal GPS del terminal. En este caso, la aplicación seguirá funcionando, pero sufrirá constantes errores que ralentizarán el juego. Si la conectividad del móvil es la adecuada, puede que los permisos de ubicación sean los culpables.

La solución pasa por activar esos permisos para que Pokémon GO acceda a tu ubicación sin obstáculos. Abre el menú de ajustes de tu dispositivo y entra en “Aplicaciones”, donde podrás encontrar “Pokémon GO”. Una vez dentro de la configuración de la app, selecciona “Permisos” y habilita la opción de Ubicación para que el juego conozca siempre dónde estás.

Pokémon GO, desarrollado por Niantic

La identificación parece imposible

Abres la app, introduces los datos de tu cuenta y… ¡Error! La identificación no es posible, inténtalo de nuevo, por favor. Estas dificultades para ingresar con tu perfil en la app de Pokémon GO pueden ser más habituales de lo deseado, pero sobrepasarlas no es complicado.

Para poder realizar el proceso de identificación después de ver el aviso, debes asegurarte de que cierras la app antes de abrirla de nuevo. Puedes hacerlo desde la ventana de apps abiertas, como hemos visto antes, o desde Ajustes > Aplicaciones > Pokémon Go > Forzar detención. Una vez cerrada, abre la app y vuelve a identificarte para poder jugar de una vez por todas.

Estos son los problemas más comunes que pueden surgirte al jugar a Pokémon GO, y las soluciones que debes aplicar para remediarlos. Si los impedimentos que sufres tú se escapan de esta lista, siempre puedes recurrir al Soporte de Niantic para eliminarlos.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Juegos Android, Pokémon GO
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion