Pantallas para móviles: así han evolucionado desde los primeros Android hasta hoy

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El 22 de octubre de 2008 fue presentado ante el mundo el HTC Dream, el considerado como primer móvil Android de la historia. Desde el lanzamiento de ese teléfono, los terminales han mejorado notablemente en todos sus aspectos: ahora tienen una velocidad endiablada gracias a sus potentes procesadores, cámaras cada vez más cercanas a las profesionales y hasta se pueden plegar, como el Samsung Galaxy Fold.

Uno de los elementos principales del móvil es la pantalla, que también es protagonista de una evolución que parece no tener final. Vamos a analizar bien este elemento tan importante para conocer mejor su desarrollo, desde los primeros Android hasta los que utilizamos actualmente.

Así han evolucionado las pantallas para móviles Android

HTC Dream: estreno de Android con pantalla táctil

Como mencionamos anteriormente, el HTC Dream fue el primer móvil lanzado con el sistema operativo Android al mercado. Este terminal causó gran interés en el público gracias en parte a su pantalla táctil, con 3,2 pulgadas y una resolución HVGA (320 x 480 píxeles).

Además, la pantalla del primer móvil Android era TFT, es decir, una variante de LCD que utiliza tecnología de transistor de película delgada. El tamaño de la pantalla no destacaba por su magnitud, pero el HTC suplía este detalle con el teclado físico que estaba justo debajo de ella.

HTC Dream

La pantalla mejoró notablemente con el Motorola Droid, un teléfono que salió al mercado un año después del estreno de Android. El tamaño aumentó hasta las 3,7 pulgadas, así como la resolución, que pasó a ser WVGA (480 x 854). Esta pantalla capacitiva, que mantuvo el vidrio como material, destacó por permitir una mejor visualización de las páginas web.

En el Nexus One, lanzado por Google a comienzos de 2010, encontramos ya una pantalla de 3,7 pulgadas con AMOLED. Esta tecnología, tan presente en los móviles actuales, ofrece unos colores más vivos con un consumo muy bajo de potencia. Con una resolución WVGA, la pantalla se mantenía en los 480 x 800 píxeles.

Pantallas curvadas y con más pulgadas

La introducción de la tecnología AMOLED supuso un gran progreso en la calidad de las pantallas. Google quiso seguir “arriesgando” con la llegada de una nueva característica: la curvatura. La pantalla del Nexus S creció hasta las 4 pulgadas, además de dar el salto al cristal curvado.

No fue la única novedad del terminal creado entre la Gran G y Samsung, ya que también probó con la tecnología Super AMOLED, con colores aún más brillantes, menor reflexión de luz solar y un consumo de energía aún más bajo. En cuanto a la resolución, esta se mantenía en WVGA.

El crecimiento progresivo del tamaño de las pantallas fue perceptible también en el Samsung Galaxy S2, que salió en 2011. Además de pasar a las 4,3 pulgadas, este terminal de Samsung sorprendió también al utilizar la tecnología Super AMOLED Plus, que volvía a mejorar las capacidades de las versiones anteriores.

Respecto al material, este Samsung Galaxy S2 innovó al contar con una capa de Gorilla Glass, una delgada lámina de alta resistencia que protegía la pantalla. Uniéndose de nuevo con Google, Samsung lanzó ese mismo año el Galaxy Nexus, con 4,65 pulgadas, una increíble resolución de 1820 x 720 píxeles y tecnología HD Super AMOLED.

Después de las pantallas curvadas, llegó el momento de las enormes pantallas de los Samsung Galaxy Note, a caballo entre móvil y tablet. 5,3 pulgadas tenía el primer terminal de la familia Galaxy Note, que mantenía la tecnología HD Super AMOLED para ofrecer mayor resolución y detalle en las imágenes.

LG sorprendió a todos al presentar su LG G Flex en 2013, un terminal con pantalla curva P-OLED, 6 pulgadas de tamaño y una resolución de 1280 x 720. Aunque LG apostase por una pantalla tan grande, lo habitual a partir de esta fecha fue encontrarse con móviles que rondaban las 5 pulgadas.

Se van los marcos y aparecen nuevas resoluciones

A la vez que aumentaba el tamaño de las pantallas, disminuía la presencia de los marcos que las rodeaban. El Sharp Aquos Crystal es un buen ejemplo, con una pantalla de 5 pulgadas sin bordes que confirmaba un cambio en el diseño de los móviles.

Samsung seguía utilizando su gama Galaxy Note para innovar, como demostró con el Samsung Galaxy Note Edge. En esta ocasión, el nuevo terminal crecía hasta las 5,6 pulgadas con tecnología Super AMOLED y una pantalla que se mantenía en los bordes, como si fuese una envoltura.

La resolución de los Samsung siguió creciendo con el Galaxy S6 Edge, un móvil con Quad HD (2560×1440) y tecnología Super AMOLED, la mejor opción para la compañía al compararla con los paneles LCD. Entre 2015 y 2016, Xiaomi acaparó el protagonismo al apostar por terminales con pantallas de más de 6 pulgadas en las que llegó a prescindir de los marcos.

xiaomi-mi-mix

En 2015 llegó al mercado el Sony Xperia Z5 Premium, el primero del mundo en contar con tecnología 4K (3840×2160 p.). Pese a la calidad de estas pantallas, para DisplayMate son “absolutamente inútiles” y no serán algo habitual en el futuro.

Plegables o no, las pantallas tienen un futuro prometedor

Actualmente, la mayoría de pantallas giran en torno a las resoluciones Full HD y Quad HD y a las tecnologías OLED y LCD. La evolución en los últimos años ha sido clara, pudiendo disfrutar incluso de móviles con dos pantallas como el Vivo NEX Dual Display. Habrá que esperar un tiempo para hacer lo mismo con los móviles plegables, ya que puede ser un error comprarlos en este 2019.

En cuanto al tamaño, este sigue creciendo de forma importante como demuestra el OnePlus 7 Pro y sus 6,67 pulgadas. Este terminal es otro buen ejemplo de innovación al contar con una pantalla Fluid AMOLED y una tasa de refresco de 90 Hz que la convierten en uno de los puntos más fuertes del modelo. Sony también está de acuerdo en ofrecer pantallas más grandes, su Sony Xperia XA3 Plus contará con 6,5 pulgadas según los primeros rumores.

Al otro lado de la innovación para el futuro tenemos a LG, que directamente cree que las próximas pantallas no serán plegables, sino extensibles. Sea como sea ese futuro, seguro que las pantallas seguirán mejorando en resolución y tecnología para ofrecer mejores características a los usuarios, distanciándose aún más de ese HTC Dream que conocimos en 2008.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Resolución, Smartphones Android, Tecnología móvil
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs