Google Nest Hub, análisis: mucho más útil de lo que creías

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Google Nest Hub, comando de voz

Sabemos bastante poco sobre lo que Google tiene planeado para el futuro de Android. Puede que la compañía tenga que acabar dando la vuelta al diccionario y buscar otros nombres de dulces con los que seguir bautizando las nuevas versiones del sistema, o puede que Fuchsia acabe reemplazando todas las plataformas de Google y se convierta en el sistema operativo único que muchos esperan desde hace años. Lo que sí sabemos, es que sean cuales sean estos planes, el Asistente de Google será el núcleo encargado de hacer confluir los servicios de la compañía en un mismo ecosistema.

Ecosistema que, por otro lado, estará repleto de dispositivos de diversas categorías. Al fin y al cabo, Google está haciendo todo lo posible por llevar su asistente virtual a todo tipo de gadgets desde móviles, tablets y ordenadores hasta altavoces, auriculares, televisores e incluso un concepto totalmente nuevo como lo es el de las pantallas inteligentes como el Google Nest Hub, conocida hasta hace no demasiado como Home Hub.

Tras un primer lanzamiento en octubre del pasado año, y una reciente expansión por mercados más allá del estadounidense, la pantalla inteligente Nest Hub de Google llega ahora a nuestra mesa de pruebas, para intentar explicar los motivos por los que alguien podría necesitar en su vida un altavoz inteligente pegado a una pantalla de 7 pulgadas.

Índice de contenidos:

Ficha técnica de Google Nest Hub

Google Nest Hub
Especificaciones
Dimensiones17,85 x 11,8 x 6,73 cm / 480 gramos de peso
PantallaLCD de 7 pulgadas HD (1024 x 600 píxeles)
AudioAltavoz de rango completo / matriz de 2 micrófonos de largo alcance
ConectividadWi-Fi 802.11b/g/n/ac (2,4 GHz/5 GHz) / Bluetooth 5.0
Sistema operativoBasado en la plataforma Google Cast
ProcesadorAmlogic S905D2

Lo que puedes hacer –y lo que no– con Google Nest Hub

Tiempo, Nest Home Hub

Quienes ya estéis familiarizados con el formato de análisis de Andro4all, sabréis que normalmente separamos este tipo de artículos en dos partes: “Lo Mejor” y “Lo Peor”. No obstante, dado que el Nest Hub de Google supone la llegada de un tipo de dispositivo totalmente nuevo, es necesario dedicar unas líneas a ver qué puede hacer por nosotros esta pantalla inteligente, antes de pasar a ver sus ventajas y desventajas.

A grandes rasgos, Google Nest Hub es un Google Home Mini pegado a una pantalla de 7 pulgadas. Por tanto, con este dispositivo podemos hacer todo lo que se puede hacer con un Google Home o Home Mini, desde realizar consultas y obtener información sobre temas concretos, hasta controlar los dispositivos de nuestro hogar inteligente usando solo la voz.

No obstante, la pantalla aporta un nuevo enfoque al concepto de altavoz inteligente. Ya no solo es posible obtener información auditiva, sino que gracias al panel podemos realizar acciones como ver el pronóstico del tiempo de los próximos días al preguntar al Asistente qué tiempo hace, visualizar los pasos de una receta de cocina, controlar de una manera más precisa los dispositivos del hogar digital y mucho más. En definitiva, la pantalla sirve para complementar todas las capacidades del Asistente de Google en altavoces inteligentes, a través de datos visuales que pueden resultar relevantes de cara al usuario y mejorar así la experiencia.

La pantalla del Nest Hub actúa como complemento a todas las capacidades del Asistente de Google en altavoces inteligentes.

No obstante, dado que el sistema operativo integrado en Google Nest Hub se basa en la plataforma Google Cast, también es posible utilizar la pantalla para enviar contenido o reproducir multimedia como si de un televisor asociado a un Google Chromecast se tratase. Solo que más pequeño y con una pantalla de menor resolución.

Al configurar la pantalla inteligente por primera vez a través de la app Google Home, también se detallan otras de las funciones de este dispositivo. Una de ellas es la posibilidad de realizar llamadas de voz a través de servicios como Google Duo. No obstante, esto también nos lleva a pensar en lo que no se puede hacer con Nest Hub, pues por motivos de privacidad, Google ha decidido no incluir una cámara en esta pantalla inteligente. Por tanto, se pierde la posibilidad de realizar videollamadas que sí encontraríamos en otros dispositivos similares como Amazon Echo Show.

Pero quizá lo mejor de tener un dispositivo que basa su utilidad única y exclusivamente en el Asistente de Google, es que dado que el software se encuentra en constante evolución, en ningún momento dejan de llegar nuevas funciones con las que poder sacar partido a la pantalla.

Lo mejor de Google Nest Hub

Pantalla

Google Nest Hub, pantalla encendida

Toca hablar ahora de lo mejor de este dispositivo construido por Google, y es precisamente el aspecto que lo hace único, el mismo que debemos destacar en este análisis en primer lugar: su pantalla.

Sobre el papel, el panel LCD de 7 pulgadas con 1024 x 600 píxeles de resolución no parece ser ningún alarde. Y no lo es. A grandes rasgos, la pantalla no es de mucha más calidad que la que podría integrar una tablet de gama media de este mismo tamaño, y su principal punto fuerte a nivel técnico son los geniales ángulos de visión. No obstante, todo lo que aporta este pequeño panel a la experiencia con el dispositivo hace que se nos olvide por completo la escasa resolución, o la existencia de unos márgenes pronunciados a su alrededor.

Es toda una delicia echar un vistazo a la pantalla del Nest Hub en cualquier momento del día; el panel nunca estará más o menos iluminado de lo necesario. De ello se encarga el sensor de luz “Ambient EQ” ubicado en la parte superior del panel, encargado de ajustar tanto el nivel de brillo de la pantalla como la temperatura del color dependiendo de la luz ambiental. El funcionamiento es fantástico, y los sutiles cambios en la temperatura de color y el brillo hacen que algo tan simple como ver un álbum de imágenes Google Fotos sea una experiencia extremadamente agradable.

Y cuando la luz ambiental es lo suficientemente reducida, la pantalla entrará automáticamente en “Modo Ambiente”, para mostrar únicamente un reloj digital. Y dado que el brillo mínimo de la pantalla es sorprendentemente bajo, ni siquiera molestará a la hora de irse a dormir y tener el dispositivo en la mesilla de noche o en cualquier otro lugar a la vista.

Facilidad de uso y funcionamiento

Google Nest Hub, diseño

Familiarizarse con los controles del Google Nest Hub es muy sencillo. Una vez se ha realizado el proceso de configuración a través de la app Google Home, la pantalla inteligente nos dirige directamente al modo “Marco de Fotos”, donde podemos elegir si queremos que aparezcan los álbumes de Google Fotos que hayamos seleccionados, obras de arte, imágenes de nuestro perfil de Flickr o Facebook, y por último un reloj a pantalla completa. En cualquiera de las primeras opciones, aparecerá también información sobre el estado del tiempo y la hora, mientras que en la última opción tan solo veremos un gran reloj en la pantalla.

Al tocar la pantalla, aparece un menú con algunas de las tarjetas de información más relevantes. A grandes rasgos, este panel es similar al feed de Google de la app del buscador en nuestros móviles. Es posible acceder a las diferentes “apps” pulsando sobre ellas, o ir hasta la tarjeta final para ver otras acciones que Google Nest Hub puede hacer por nosotros.

Google Nest Hub, opciones

Si, en cambio, deslizamos desde la parte superior de la pantalla hacia abajo, entramos a un menú rápido de opciones, que permite llevar a cabo acciones rápidas como encender o apagar luces y otros dispositivos, ver y configurar rutinas, reproducir contenido multimedia en otros dispositivos, o “hacer anuncios” a través del resto de dispositivos de la casa. También se incluye un botón desde el que poder ver las habitaciones configuradas. Un aspecto a tener en cuenta es que los dispositivos del hogar solo pueden controlarse desde Nest Hub, pero la configuración inicial debe llevarse a cabo mediante un smartphone con la app Google Home.

Finalmente, deslizando hacia arriba desde el borde inferior de la pantalla se accede a los ajustes del dispositivo. En este pequeño panel, es posible modificar el brillo de la pantalla o el volumen del altavoz, activar el modo no molestar, configurar alarmas, o acceder a los ajustes del sistema. Además, sea donde sea que nos encontremos, deslizando hacia la derecha desde la parte izquierda del panel, regresaremos a la pantalla de inicio.

Y eso es todo. Además de la simplicidad de esta interfaz, el funcionamiento es muy fluido y en ningún momento habrá que soportar tiempos de carga más elevados de lo normal.

Diseño y formato

Google Nest Hub, pantalla con Fotos

Está claro que el Nest Hub es fruto del trabajo del mismo equipo de diseño que ha desarrollado el resto de modelos Google Home, los teléfonos Pixel o las gafas Daydream View, entre otras cosas, y basta con echar un vistazo a su apariencia y construcción para darse cuenta de ello.

Su cuerpo está fabricado en plástico y el altavoz, al igual que el resto de modelos de la serie, está completamente recubierto en tela. La misma tela que Google usa para dar forma a las fundas protectoras de sus Pixel. En la parte posterior de la pantalla vamos a poder encontrar los únicos “mecanismos” físicos con los que cuenta el Nest Hub: dos botones para subir y bajar volumen, y un interruptor que permite desactivar temporalmente el micrófono. En caso de hacer uso de este último, un LED de color naranja se iluminará en la parte superior de la pantalla.

La Google Nest Hub es pequeña. Muy pequeña. Es probable que más de uno se lleve una sorpresa al ver el dispositivo por primera vez, pues las fotografías no hacen justicia a su verdadero tamaño. Al fin y al cabo, Google incluso ha tenido que lanzar una Nest Hub Max con una pantalla tres pulgadas superior.

No obstante, y bajo mi punto de vista, el reducido tamaño de este dispositivo solo aporta ventajas. Independientemente de si deseas colocarlo en la mesilla de noche, en el escritorio o en la encimera de la cocina, no ocupará demasiado espacio ni será el elemento más llamativo gracias a su estética minimalista.

Lo menos bueno de Google Nest Hub

Calidad de audio

A diferencia de otros miembros de la familia Google Home como el Home Mini o Home Max, el altavoz del Nest Hub está ubicado a la espalda del dispositivo, de modo que en la mayoría de ocasiones este no estará dirigido hacia nuestra posición. Esto, sumado a que la calidad del audio emitido por el altavoz no es precisamente su fuerte –bastante más cercano al del Google Home Mini que al del Home original–, hacen que el sonido sea el único aspecto a destacar negativamente del Nest Hub Max.

Lógicamente, este no será un problema si se desea el dispositivo utilizar únicamente para realizar llamadas a través de Duo, escuchar podcasts o simplemente aprovechar las capacidades del Asistente de Google obteniendo información audiovisual. Pero me temo que no debería ser tu primera opción si lo que pretendes es obtener la mejor experiencia a la hora de escuchar música.

Google Nest Hub: opinión y reflexiones finales de Andro4all

Google Nest Hub

Personalmente, valoraría la compra del Google Home Hub incluso si solo fuera un marco de fotos digital capaz de mostrar mis imágenes de Google Fotos, el tiempo en mi ubicación y poco más. Su reducido tamaño hace que quede bien en todos los lugares de la casa, y la pequeña pantalla dotada de la tecnología Ambient EQ es agradable a la vista en cualquier situación y momento del día.

Pero la inmensa utilidad que le aporta el Asistente de Google y la integración con el ecosistema Google Home logran que recomendar su compra esté aún más justificado, sobre todo para aquellos que ya cuenten con dispositivos del hogar inteligente compatibles con el Asistente.

Y aún sin tener equipamiento compatible, el valor añadido que ofrece la pantalla lo convierte en un dispositivo más equilibrado, completo y versátil que los Google Home y Home Mini de cara a aquellos que deseen adentrarse por primera vez en el extenso mundo del hogar conectado. Aunque también uno más caro.

Precio y dónde comprar Google Nest Hub

Como indicaba al inicio del análisis, fue en octubre de 2018 cuando Google introdujo por primera vez el Nest Hub –en aquel entonces llamada Google Home Hub–, junto a los Google Pixel 3 y 3 XL. Unos meses más tarde, durante el I/O 2019, la compañía decidió ampliar la disponibilidad del dispositivo a más regiones del planeta. A día de hoy, ya se puede comprar en España, Alemania, Australia, Canadá, Estados Unidos –excepto Puerto Rico–, Francia y Reino Unido, a un precio de 129 euros. Se podrá elegir entre los colores Tiza y Carbón Vegetal.

Nest Hub en Google Store
Google Nest Hub, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar la Google Nest Hub?
A favor
  • La pantalla permite sacar aún más partido a las cualidades del Asistente y el resto de servicios de Google
  • Diseño y formato: compacto y bonito. Queda bien en cualquier lugar de la casa
  • La integración con Google Fotos hace que sea el marco digital definitivo
  • Sistema intuitivo y fácil de usar. Todo funciona rápido pese a sus humildes especificaciones
En contra
  • Audio: la calidad del sonido es buena para escuchar podcasts o realizar llamadas, pero no tanto para reproducir música
  • “Ok, Google” o “Hey Google” sigue siendo un comando de voz más complejo que “Alexa” o “Oye Siri”, y no es posible modificarlo
Conclusiones La pantalla de Nest Home Hub complementa a la perfección las muchas capacidades del asistente de Google en altavoces inteligentes, y si a eso le sumamos extras como la integración con Google Fotos, el genial panel capaz de adecuarse a cada situación ambiental o la posibilidad de reproducir vídeos de YouTube, hacen que este dispositivo se haya ganado un hueco fijo en mi escritorio para los próximos años.
Puntuación

8.7Google Nest Hub

El clásico marco de fotos digital cobra una nueva vida

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis, Google Assistant, Google Home, Google Nest Hub, Nest
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs