¿Te acuerdas de las palomas virales de Facebook? Su creadora cuenta cómo casi le arruinaron la vida

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Acoso y derribo, así podría resumirse la campaña que iniciaron cientos de usuarios en Internet contra la creadora de las palomas que se hicieron virales en Facebook en 2017. Ahora, unos años después, Syd Weiler toma la palabra para contar al mundo cómo unas simples ilustraciones casi le arruinaron la vida.

La viralidad es un arma de doble filo: puede llevarte al éxito inmediato para después hundirte con sus consecuencias negativas. Así lo sufrió la creadora de esas famosas palomas. En apenas unas horas, sus dibujos pasaron de ser adorados por millones de usuarios a convertirse en el origen de todos sus problemas.

Trash Doves: así comenzó su historia

Tras años de silencio, Syd Weiler ha redactado un gran artículo en Medium para contar todo lo que vivió con sus propias palabras. La frase inicial del mismo resume a la perfección su historia: “Trash Doves son mi creación, y esto casi arruina mi vida”.

El origen de las famosas palomas de Facebook se remonta a la entrada de estas ilustraciones en la tienda de Apple. Así fue como consiguieron algo de fama y el interés de un representante de Facebook, que negoció con Weiler para conseguir que las Trash Doves llegasen a la red social y a Messenger.

Tras el desembarco en Facebook, la creadora narra cómo un día despertó con cientos de notificaciones en su teléfono, muchas de ellas eran de mensajes en un idioma que no entendía. Así es cómo Weiler se enteró de que un vídeo de gente imitando el baile de la paloma se había hecho muy popular en Tailandia.

En unas horas, Trash Doves se convirtió en toda una sensación en las redes y sus stickers en Facebook dominaban la plataforma. Mucho tuvo que ver el significado que la paloma obtuvo en el país tailandés, donde los usuarios la utilizaban como representación de “estar en la friendzone”. La fama no acabó ahí y alcanzó también a su creadora, que vio cómo los fans encontraron su perfil de Facebook y accedieron a su información personal.

Para agradecer el éxito de sus Trash Doves, Weiler publicó una nueva ilustración en la que la paloma aparecía agarrando la bandera de Tailandia con una pata. Pese a su buena intención, ese gesto se convirtió en el inicio de una auténtica pesadilla.

Una ilustración que muestra el otro lado de la viralidad

Syd Weiler lo desconocía, pero la bandera es algo sagrado en la cultura tailandesa y los pies son considerados como algo inmundo. Al publicar el dibujo de la paloma que sostenía la bandera con una pata, la protagonista comenzó a recibir miles de mensajes de odio en los que le acusaban de odiar Tailandia.

Para solventar el problema, Weiler decidió cambiar el lugar de la bandera y pasarla al pico, aunque no logró así que se olvidase su error. Ese mismo fin de semana, el ciberacoso se convirtió en algo aún más real para ella cuando un usuario publicó la dirección de su casa en el chat de la retransmisión en vivo que estaba haciendo.

Paloma Facebook

Así comenzó la investigación que le llevó a descubrir que varios usuarios habían creado una campaña de desinformación sobre ella en la web 4chan. Allí estaban publicando sus fotos personales e intercambiando datos para averiguar su número de identificación, su dirección, contraseñas de servicios digitales y hasta información de otros miembros de su familia.

Además, se dedicaron a difundir información falsa sobre el significado de la paloma, alegando que se trataba de un símbolo nazi. Crearon imágenes de Trash Doves sentada en el hombro de Hitler o con el uniforme nazi, y se centraron en publicarlas en webs demócratas y de grupos defensores de los derechos civiles.

Todas estas acciones provocaron que Apple decidiera eliminar los paquetes de pegatinas de Trash Doves de su tienda. Aparentemente, las palomas contenían simbolismo de odio. Tras hacer una reclamación, los dibujos volvieron a estar disponibles en la App Store, pero la artista ya había perdido unos 15.000 dólares en ganancias.

Paloma viral de Facebook

El acoso que sufrió en Internet no fue el único problema desencadenado por la fama de las palomas. Al aumentar el éxito de Trash Doves, también lo hizo la copia sin autorización de los dibujos para camisetas, pegatinas, tazas, cojines y hasta calcetines. Syd Weiler comprobó cómo otras personas se apropiaban de sus obras para ganarse unos dólares sin reconocer en ningún momento el trabajo de la artista.

Con el paso de los días, los medios de comunicación perdieron el interés en este tema, pero Weiler siguió recibiendo mensajes anónimos con imágenes terroríficas. “Todo se siente como un secreto oscuro, surrealista y horrible, y he estado viviendo en ese estado durante demasiado tiempo”, explica la creadora.

Tras años de silencio, Syd Weiler ha tomado la palabra para explicar el lado negativo de la viralidad de masas y por qué no se la desea a nadie, especialmente a los artistas independientes. El éxito es positivo, pero se convierte en algo peligroso cuando tienes que mantener el respeto a tus derechos de autor ante millones de usuarios que no siempre tienen buenas intenciones.

Así lo ha contado la creadora de las palomas virales de Facebook, que ahora quiere dar un paso adelante y volver a retomar el significado original de su proyecto. Para ello, ha publicado un paquete de pegatinas para iMessage llamado “Love, Trash Doves”, recordándonos la importancia de la amabilidad, la compasión y la empatía, también con uno mismo.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Facebook, Facebook Messenger, memes, Redes sociales
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion