Ahora que el Pixel 4 está aquí, ¿cómo sería el Pixel 4a perfecto?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Pixel 4 XL en la mano

Poco después de su presentación, Google aseguró que los Pixel 3a no serían únicos en su especie, y que podíamos esperar nuevos modelos asequibles de esta familia de teléfonos. Y sus intenciones quedaron aún más claras cuando la marca confirmaba la buena acogida de los Pixel 3a en el mercado.

Ahora, ya tenemos entre nosotros los nuevos Google Pixel 4 y 4 XL, que aterrizan en el mercado a un precio que parte desde los 799 euros. Y es muy probable que, quienes no estén dispuestos a pagar lo que Google pide por sus nuevos modelos estrella, que por cierto, ya hemos probado, estarán esperando con ganas la llegada de unos futuribles Pixel 4a. Pero, ¿qué podemos esperar de ellos?

5 cosas que podemos esperar de los Pixel 4a

Google Pixel 3a XL, imagen destacada

Una mejor batería

Viendo los primeros resultados que parecen estar ofreciendo los Pixel 4 en términos de autonomía, y la buena experiencia que obtuvimos con el Pixel 3a XL en este sentido, confiamos en que el futuro Pixel 4a, si lo hubiera, siga los pasos de su predecesor e incorpore una batería de mayor capacidad comparada con la de los Pixel 4 y 4 XL, que asegure una autonomía lo suficientemente extensa.

Tampoco estaría de más que Google introdujese soporte para carga inalámbrica en esta nueva edición, estandarizando así este método de carga entre todos los modelos de su catálogo.

Cámara dual

La principal baza de los Pixel 3a frente a otros modelos de su misma categoría reside en el apartado fotográfico. Al fin y al cabo, son los únicos móviles de menos de 500 euros capaces de ofrecer una experiencia fotográfica que, hasta hace no demasiado, era considerada la mejor del mercado móvil. Y eso no debería cambiar en la próxima edición.

Fotografia con Pixel 4

En mi opinión, los Pixel 4a deberían conservar exactamente el mismo sistema fotográfico de los Pixel 4, formado por dos cámaras de 12 y 16 megapíxeles, y por supuesto las nuevas funciones que llegan junto a los nuevos modelos, como el modo Astrofotografía, zoom híbrido de hasta ocho aumentos y controles duales de exposición.

Me temo, eso sí, que a menos que Google decida dotar a sus nuevos teléfonos del chip Pixel Neural Core, una de las mejores novedades en términos de fotografía de los Pixel 4 como lo es Live HDR en el visor de la app de cámara, podría no estar presente en esta segunda generación de teléfonos asequibles de Google debido a la falta de potencia computacional que permita llevar a cabo una tarea tan compleja y demandante en este sentido.

Un diseño más refinado

No tengo absolutamente nada en contra del plástico. De hecho, me parecería acertado que Google eligiese este material para construir sus Pixel 4a, otorgándoles así una mayor resistencia ante golpes, a la vez que se reducen los costes de fabricación de los dispositivos.

No obstante, es innegable que la apariencia de los Pixel 3a, sobre todo en lo relativo a su parte frontal, resultaba algo anticuada teniendo en cuenta los modelos lanzados por la competencia, y no le vendría nada mal un lavado de cara destinado a modernizar su estética, al menos para equipararla al nivel de los Pixel 4.

Pixel 4 en el bolsillo

Otras mejoras en su apartado técnico

Además de una batería lo suficientemente grande, la nueva generación de Pixel asequibles debería subir el nivel en el resto de apartados relativos a su ficha técnica. Es cierto que los modelos actuales ya ofrecen una de las mejores experiencias vistas en un móvil de menos de 500 euros, pero detalles como el uso de memoria interna eMMC en lugar de UFS, solo 4 GB de memoria RAM en pleno 2019 o un procesador a la altura del que podemos encontrar en móviles mucho más baratos son detalles que acaban restando atractivo al teléfono.

Desbloqueo facial

Como Apple, Google también ha decidido abandonar el lector de huellas tras la última generación de teléfonos Pixel, y apostarlo todo al desbloqueo facial. Y como Apple, Google debería demostrar que va en serio con esta tecnología, dotando a todos los modelos de su catálogo de este mismo sistema biométrico.

No obstante, no me sorprendería ver cómo, con el objetivo de ahorrar costes, el sistema Motion Sense no se incluya en los próximos Pixel baratos, lo cual restaría cierta conveniencia al sistema de desbloqueo facial de los Pixel 4a al no ser capaces de activar el reconocimiento facial antes, incluso, de tocar el móvil.

Google Pixel 3a XL, frontal

Los Pixel 4 acaban de llegar, y teniendo en cuenta los antecedentes de la marca, es probable que no veamos una segunda generación de esta serie asequible hasta, al menos, mediados del próximo año. Por tanto, aunque más o menos podemos hacernos una idea sobre lo que esperar de los Pixel 4a, me temo que por ahora debemos conformarnos con rumores y suposiciones.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Google Pixel 4, Google Pixel 4 XL, Opinión, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion