Lo barato sale caro o cómo un protector de pantalla de 3 euros puede poner en riesgo tu seguridad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Protector de pantalla para Galaxy S10 se convierte en amenaza

Con la única intención de mantener a salvo la frágil pantalla de su flamante Samsung Galaxy S10, Lisa Neilson decidió hacer lo que la mayoría de usuarios de un smartphone hemos hecho en alguna ocasión: comprar un protector de pantalla para su móvil. Lo que no imaginaba, es que esta inocente decisión iba a derivar poco después en un riesgo para su seguridad.

Así se recoge en The Sun, donde la protagonista de esta historia cuenta que, tras haber colocado una lámina protectora para la pantalla de su Galaxy S10, cualquier huella podía llegar a desbloquear su dispositivo al primer intento, de modo que, en palabras de la afectada, “cualquiera podría acceder a las aplicaciones de tipo financiero y trasferir fondos”.

Tras descubrir que incluso su marido fue capaz de desbloquear el terminal con su huella dactilar –a pesar de, evidentemente, no estar registrada en el teléfono–, y sin saber que el causante de este problema era el accesorio que había comprado en eBay días atrás por 2,70 libras, Lisa decidió ponerse en contacto con el soporte técnico de Samsung. Tras investigar el problema, la compañía determinó que podría tratarse de una vulnerabilidad en el sistema:

“El hombre de servicio al cliente tomó el control del teléfono de forma remota y entró en todas las configuraciones y finalmente admitió que parecía una brecha de seguridad.”

Protector S10

No obstante, al probar el mismo protector de gel en otro dispositivo del mismo tipo, pudieron comprobar cómo el problema se repetía, y llegaron por tanto a la conclusión de que el accesorio era el causante. Samsung, por su parte, asegura estar estudiando el caso y, mientras tanto, recuerda que no es recomendable usar accesorios no autorizados, que debido a su incompatibilidad con los dispositivos de la marca pueden derivar en este tipo de problemas.

Pero, ¿cómo un simple trozo de plástico puede llegar a ser causante de una situación como esta? Mucho me temo que la respuesta está en la tecnología que se esconde detrás del lector de huellas ultrasónico del Samsung Galaxy S10.

A diferencia de los lectores ópticos –como, por ejemplo, el que incluye el OnePlus 7T–, este tipo de sensores ulstrasónicos emiten ondas de ultrasonidos desde debajo de la pantalla, y regresan al sensor con la información de la huella tras rebotar en el dedo del usuario. Si la información coincide con la huella almacenada, el móvil se desbloquea. Es por eso que, desde un inicio, el uso de un protector de pantalla ha estado desaconsejado ya que se ha comprobado que puede afectar a la efectividad del sensor.

Lector de huellas en pantalla del Galaxy S10

En el caso que nos ocupa hoy, hablamos de un protector de pantalla de gel, cuya aplicación requiere de agua para poder “activar” el adhesivo que permitirá a la lámina mantenerse adherida a la pantalla. Es probable que, debido a este adhesivo, el sensor recibiese lecturas distorsionadas al intentar identificar las huellas, de modo que el terminal podía ser desbloqueado por cualquiera.

Aunque no deja de ser un caso curioso, sirve como recordatorio de la importancia de utilizar accesorios cuya compatibilidad esté certificada, y de marcas de cierto renombre. Al final, lo barato casi siempre sale caro.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Curiosidades, Noticias Android, Samsung Galaxy S10, Seguridad Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion