Por qué 5 años después del Samsung Galaxy S6 Edge, las pantallas curvas ya no tienen ningún sentido en tu smartphone

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Por qué las pantallas curvas no tienen sentido en tu smartphone

2014 queda muy lejos, los LG G Flex y Samsung Galaxy Round mucho más lejos todavía, pero es que aquéllos fueron los embriones del Samsung Galaxy Note Edge y las pantallas curvas en los laterales que estrenaba con éxito el Galaxy S6 Edge, y que hoy hemos admitido ya como un estándar más bonito que funcional en la industria smartphone.

Nadie duda de que el cristal biselado con tecnología 2.5D y la pantalla que se extiende un poco más hacia el marco lateral es una solución ingeniosa y bonita, con un tacto más que bueno y una sensación inmersiva muy agradable que, sin embargo, queda empañada por algunas desventajas que siempre han estado ahí y por momentos reavivan el debate de si vale la pena o no apostar por estos diseños.

La curvatura nos gusta a todos, los sándwiches de vidrio y metal tan característicos con los bordes pulidos nos han acercado unos dispositivos con una sensación en mano impresionante, pero con los Huawei Mate 30 y el Vivo NEX 3 5G extendiendo la pantalla mucho más allá sin darle demasiada funcionalidad, es hora de hablar de ello: ¿tienen sentido a día de hoy las pantallas curvadas o son sólo un aderezo?

Por qué las pantallas curvas no tienen sentido en tu smartphone

Sin duda estos móviles dual-edge son más bonitos, ¿pero sólo eso?

Si bien es cierto que los cristales biselados otorgan un mejor tacto, y que los paneles extendidos generan una sensación de aprovechamiento frontal mucho mayor, también es verdad que nadie ha sabido encontrarle utilidad hasta la fecha a eso de disponer de un mínimo de pantalla en el marco lateral.

De hecho, Samsung exploró su uso en el Galaxy Note Edge con una banda de información ‘always-on-display’ que en un principio estaba muy bien, pero que en la práctica sólo generaba duplicidades con la barra de notificaciones más tradicional de Android.

El propio gigante coreano ha dejado que el mercado valore lo que necesita y ha reducido la funcionalidad del diseño dual-edge al selector desplazable que abre el menú lateral y una función que ilumina los bordes de la pantalla para mostrar notificaciones, algo que tampoco es demasiado útil teniendo en cuenta la pantalla AOD y que siempre tenemos visibles las notificaciones.

No han explorado mucho más allá los demás fabricantes, por un lado HTC, Google y Sony pensaron en bordes sensibles al tacto pero es que ya disponíamos de control gestual, y ahora Huawei y Vivo han llevado botoneras físicas que son mucho más cómodas a botoneras virtuales en el lateral.

A mi entender, como usuarios de los Galaxy Note desde hace muchos años, la pantalla curvada es bonita pero sólo eso, y no encuentro ninguna funcionalidad destacable más allá de mejorar acabados y sensación en mano. ¿No será hora de volver a los diseños con pantalla plana?

Estas son las (claras) desventajas de una pantalla curva

Nadie ha conseguido encontrarle un uso “de verdad”

Un diseño estéticamente bonito, pero funcionalmente intrascendente. Cinco años han pasado ya desde su aparición y nadie ha conseguido que la pantalla curva aporte valor más allá de su apariencia, y es que no hay ninguna ventaja diferencial entre disponer de una pantalla curvada o de una totalmente plana.

El menú edge de Samsung podría funcionar en dispositivos planos y de hecho funciona, los bordes sensibles no tienen sentido con los controles gestuales haciéndose mayores, y a mi entender cambiar un botón físico por uno virtual es de hecho algo negativo: por ejemplo, si tengo el smartphone en la funda y quiero subir el volumen de la música pulso el botón, con una botonera virtual tengo que sacar el móvil de la funda primero.

Por qué las pantallas curvas no tienen sentido en tu smartphone

Las odiosas pulsaciones fantasma llegaron con la curvatura

Pues sí amigos, ¿a nadie le ha pasado que utilizando el móvil en cama el teclado no funciona porque la mano toca el borde curvado de la pantalla? Lo mismo pasa con videojuegos, y en los Galaxy Note la sensación es mucho peor porque el stylus no puede acercarse al borde del panel.

Las pulsaciones fantasma llegaron con los paneles curvados y sin duda son su némesis, el enemigo a vencer, porque la experiencia de uso se resiente y mucho cuando la pantalla no responde si tocamos el borde con la mano, algo necesario para agarrar el dispositivo.

Por qué las pantallas curvas no tienen sentido en tu smartphone

Adiós a un buen protector de pantalla

Parece un mal menor, pero todos los que tenemos un smartphone de vidrio y metal sabemos de su delicadeza y lo protegemos al máximo, así que una funda y un protector delantero siempre están en la cesta de la compra junto al móvil.

Ahora bien, si compras un teléfono con pantalla curvada, el protector nunca llegará al borde curvado y se quedará cubriendo sólo una parte del frontal, afeando el diseño que era precisamente la gran baza del cristal curvado. Mal negocio.

Por qué las pantallas curvas no tienen sentido en tu smartphone

Móviles más susceptibles de romperse

El vidrio puede ser un material muy resistente a arañazos, y también ser maleable y con capacidad de adaptarse a nuevos ejercicios de diseño con colores y acabados.

Sin embargo, todos sabemos que es un material que se rompe con facilidad, y tener un vidrio que se curva ocupando la mayor parte del frontal y marcos del terminal hará que casi cualquier caída suponga un desastre mayúsculo. Además, no todas las fundas se adaptan bien por lo que un móvil con panel curvado requerirá un cuidado especial.

Por qué las pantallas curvas no tienen sentido en tu smartphone

Reparaciones más costosas y complicadas

Y como una cosa lleva a la otra, si tu móvil se cae y se rompe, seguramente sea más económico repararlo con un panel plano que con uno curvo, y es que como sabéis la pantalla, el digitalizador y el vidrio suelen venir en un mismo paquete de sustitución conjunta.

Acceder a los componentes seguramente se complicará, pues el chasis metálico es menor y la complejidad de engastar vidrio y componentes crece hasta niveles, a veces, casi irreparables. Todo esto tiene un coste y reparar será seguro más caro.

Por qué las pantallas curvas no tienen sentido en tu smartphone

¡2014, llévate tus pantallas curvadas!

A muchos les costaría seguro renunciar a lo bonitas que quedan, pero el tiempo daría la razón al fabricante que se líe la manta a la cabeza y vuelva a los diseños de pantalla plana.

No hace falta explorar, para eso están los prototipos, y mientras los móviles plegables se despliegan y maduran, lo cierto es que curvar las pantallas ha perdido del todo el sentido de la utilidad y de la necesidad, al menos mientras nadie se atreva a buscarle una funcionalidad real que nos haga cambiar de opinión.

Y por favor, que a ningún fabricante se le ocurra dejarme sin mis controles físicos para el volumen, que ya ha sido bastante renunciar al audio-jack como para tener que sacar el móvil cada vez que quiera subir o bajar la música… ¡Llevaos ya las pantalla curvadas!

En Andro4all | Modera tu entusiasmo: aún faltan 10 años para que los móviles plegables sean más o menos habituales

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Curvatura, Mercado smartphones, Opinión, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion