Samsung Galaxy S20 Ultra vs Google Pixel 4 XL, comparativa de cámaras

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Galaxy S20 Ultra, cámara

Con fabricantes como Xiaomi, realme o OnePlus ofreciendo teléfonos con las más avanzadas fichas técnicas que se pueden encontrar en el mercado, a un precio que aún queda lejos de las cuatro cifras, a aquellas marcas que siguen apostando por la gama alta “tradicional” solo les queda intentar desmarcarse del resto a través del único aspecto en el que, hoy por hoy, siguen contando con una ventaja clara: la fotografía.

Y cada una lo hace a su manera. Con sus recientes Galaxy S20, Samsung intenta demostrar que, en fotografía, lo números lo son –casi– todo y por eso dota a sus modelos estrella de sistemas fotográficos abultados y con números nunca vistos hasta ahora en ningún otro móvil. En cambio, otras como Google creen en la idea de que un buen software y un procesado a la altura es mucho más importante que el tipo de sensor o sus megapíxeles.

Pero de nada sirven las creencias si los resultados no acompañan. Ya pudimos analizar los Galaxy S20 Ultra y Pixel 4 XL, las dos últimas joyas de la corona del catálogo de cada compañía, que demostraron ser verdaderos portentos en lo relativo a la fotografía. Ahora, hemos decidido enfrentarlos cara a cara para comprobar cuál de los dos ofrece un mejor apartado fotográfico.

Así son las cámaras de los Galaxy S20 Ultra y Pixel 4 XL

Samsung Galaxy S20 Ultra, camaras

Las primeras diferencias reseñables entre las cámaras de ambos teléfonos son visibles desde el momento que echamos un vistazo a sus respectivas partes traseras. Samsung, una vez más, apuesta por la versatilidad que conlleva contar con un sensor distinto para cada tipo de escena, sumando así un total de tres cámaras traseras más un sensor “ToF”. Además, el S20 Ultra destaca por elevar sus números hacia un grado extremo al contar con un sensor principal de 108 megapíxeles, un “telefoto” de 48 megapíxeles que permite capturar imágenes con zoom óptico de 4 aumentos y digital de 100, y una cámara delantera de 40 megapíxeles.

Google, por su parte, sigue mantiene su filosofía que reza que más no tiene por qué ser necesariamente mejor, y dotaba en su momento al Pixel 4 XL de dos sensores a la espalda, uno de ellos, el principal, de 12,2 megapíxeles de resolución –el mismo Sony Exmor RS IMX363 que lleva presente en la familia desde los Pixel 3, con apertura y distancia focal distintas, y mejoras de software–, sumado a un sensor “telefoto” de 16 megapíxeles con un no tan espectacular zoom óptico de 1,8 aumentos.

Comparativa de cámaras: Samsung Galaxy S20 Ultra vs Google Pixel 4 XL
EspecificacionesSamsung Galaxy S20 UltraPixel 4 XL
Sensor principal108 MP f/1.8 (79˚) con PDAF y OIS
Tamaño de 1/1,33″
12,2 MP f/1.7 (77º) 28 mm equivalente con PDAF, Dual Pixel y OIS+EIS
Sensor “Telefoto”48 MP f/3.5 (24˚) con PDAF y OIS
Zoom óptico 4x / Híbrido 10x / Digital 100x
Tamaño de 1/2,0″
16 MP f/1.7 (52º) 48 mm equivalente con PDAF, sensores de espectro y parpadeo, OIS+EIS
Zoom óptico 1,8x / Digital 8x
Sensor Ultra-Wide12 MP f/2.2 (120˚)
Tamaño de 1/2,55″
No
Sensor “ToF”Samsung DepthVisionNo
Sensor frontal40 MP f/2.2 (80˚)8 MP f/2.0 (90˚)
Modos de fotografíaModo 108MP, captura única, modo “Pro”, panorámica, modo comida, noche, enfoque dinámico, optimizador de escenas, escáner QR, captura en RAW, captura en HEIF, HDR automáticoVisión nocturna, modo retrato, panorámica, foto esférica, captura en RAW, captura con movimiento
Grabación de vídeo – cámara trasera8k@24 FPS
4K@60FPS
FullHD@60FPS con modo “Superestable”
4K@30FPS
FullHD@60FPS
Grabación de vídeo – cámara delantera4K@60FPS
FullHD@60FPS
FullHD@60FPS

Apps de cámara

También es distinta la fórmula de ambas compañías a la hora de integrar todas sus funciones y modos en las respectivas aplicaciones de cámara integradas en sus terminales. Samsung, por su parte, ha hecho un gran trabajo al incorporar el sinfín de opciones que ofrece la cámara en una interfaz fácil de utilizar, cuya pantalla principal ofrece acceso rápido a los modos más utilizados –además, es posible personalizar qué modos aparecen desde los ajustes de la app–, y funciones interesantes como la posibilidad de cambiar rápidamente entre las distintas cámaras que forman el sistema fotográfico principal.

Google, en cambio, opta por el minimalismo extremo. Al abrir la app de cámara del Pixel 4 solo vamos el botón de obturación rodeado del acceso directo a la galería y la opción de activar el sensor para selfies, y un carrusel inferior que permite cambiar entre los distintos modos disponibles. Más allá de eso, una flecha situada en la parte superior de la pantalla permite acceder al menú de opciones de la cámara… y eso es todo. Nada de acceso directo a la cámara “telefoto”, y el deslizador que permite cambiar el balance entre las luces y las sombras de la imagen solo aparece al tocar el área del visor.

Una función que comparten ambas aplicaciones es el menú “Más” situado al final del carrusel de modos, que en ambos casos permite acceder al resto de funciones menos importantes o que no se utilizan con tanta frecuencia.

Comparativa de fotografías

Fotografia con Pixel 4

Ya conocemos los números. Ahora, hablemos de resultados. ¿Qué móvil hace las mejores fotos? Como en casi todo en esta vida, la respuesta es tan clara como decepcionante: depende.

Está claro que ambos sistemas fotográficos tienen sus ventajas y desventajas, y si bien en años anteriores la superioridad de Google con respecto a Samsung era simplemente indiscutible, en esta generación Samsung ha subsanado algunos de sus puntos débiles, si bien es cierto que aún arrastra algunos de los inconvenientes clásicos que llevamos viendo en las cámaras de sus móviles durante años.

¿Cómo se ha realizado la prueba?

  • Los distintos tests llevados a cabo durante esta comparativa han sido realizados bajo las mismas condiciones para cada uno de los dispositivos. Ambos terminales corresponden a las versiones finales de cada modelo, y cuentan con el último software disponible en cada caso –firmware G988BXXU1ATBM en el Galaxy S20 Ultra, y Pixel Feature Drop del mes de marzo en el Pixel 4 XL–.

  • No se incluyen los modos o las opciones que no son comunes en ambos dispositivos –gran angular, vídeo 8K, zoom de 100 aumentos–, sino que la comparativa se limita a aquellos modos disponibles en ambos teléfonos.

  • Más allá de eso, todas las fotografías han sido realizadas bajo las mismas circunstancias. Los archivos a máxima resolución están disponibles en la carpeta de Google Play proporcionada en el enlace bajo estas líneas.

Cámara trasera – sensor principal

Que ambos teléfonos sean capaces de capturar imágenes excelentes con sus respectivos sensores principales, cuando las condiciones de luz son buenas, no debería sorprender a nadie a estas alturas. No obstante, analizando las fotografías tomadas con cada teléfono, sí podemos encontrar diferencias reseñables que nos demuestran qué decisiones ha tomado cada compañía a la hora de afinar el software encargado de procesar las capturas.

En el caso del terminal de Samsung, encontramos imágenes que, por lo general, aparentan tener algo más de detalle, si bien, curiosamente, el teléfono de Google suele preservar algo mejor los bordes de los objetos a la hora de ampliar las capturas, a pesar de la menor resolución del sensor. Lógicamente, esta ventaja queda totalmente invertida si se activa el “modo 108 megapíxeles” del S20 Ultra, a costa de un mayor tiempo de procesado.

También es diferente la forma en la que ambas cámaras interpretan los colores. Samsung, un año más, opta por ofrecer un balance de blancos que tira hacia el lado más cálido, además de sobresaturar los tonos incluso al desactivar la “optimización de escenas” incluida en la app de cámara –en las fotos de ejemplo, el azul del cielo y el verde del césped es más realista en el caso de las capturas del Pixel–.

Las diferencias más importantes en este sentido aparecen, cómo no, en cuanto una cara aparece en la escena. Años después, Samsung sigue arrastrando el mismo problema de procesado y tiende a suavizar en exceso los rasgos faciales. Algo totalmente opuesto a lo que sucede en el caso del Google Pixel, cuyo procesado, si por algo es reconocido, es por ofrecer la máxima cantidad de detalle posible de los rostros en este tipo de imágenes.

Cámara trasera – sensor “telefoto”

Solo con echar un vistazo de nuevo a la ficha técnica de cada dispositivo, es fácil deducir qué modelo va a ofrecer unos mejores resultados en las capturas con zoom. Porque si bien los distintos algoritmos y tecnologías basadas en machine learning con las que Google dota a sus teléfonos resultan en un sorprendente sistema de zoom digital de hasta 8 aumentos, la cámara de 48 megapíxeles del Samsung y su mecanismo de tipo periscopio se llevan el triunfo en este apartado.

En fotos con niveles de zoom entorno a los 2 aumentos –cuando el Pixel pasa de usar la lente principal a usar el “telefoto”–, las diferencias en cuanto a detalle no son tan sustanciales, y de hecho el teléfono de Google llega a superar a su rival en determinadas situaciones, sobre todo gracias a un procesado que resulta en tonos más realistas y al hecho de que el software de la gran G no tiende a “levantar las sombras” como sí lo hace el modelo de Samsung.

El Google Pixel hace un mejor trabajo en términos de balance de blancos, exposición y representación de color. No obstante, el color de la fachada más realista sería un punto medio entre ambas imágenes

Los problemas –para el Pixel– vienen al sobrepasar ese límite: hoy por hoy, dudo que haya un mejor zoom en un móvil que el que ofrece el Samsung Galaxy S20 Ultra entre los 4 y los 10 aumentos. Las diferencias en términos de detalle, contraste y color son simplemente insalvables para la cámara del teléfono de Google, a pesar de que éste es capaz de hacer un buen trabajo hasta el nivel máximo de ocho aumentos, sobre todo si tenemos en cuenta que hablamos de un sistema de zoom digital.

Cámara trasera – modo noche

Ambos teléfonos incluyen un “modo nocturno” destinado a capturar escenas donde la iluminación no acompaña, y en ambos casos funciona de una manera similar: capturando imágenes de alta exposición que, posteriormente, son combinadas en base a algoritmos desarrollados por cada compañía. En su momento, ya explicamos con más detalle cómo funciona realmente el modo “Visión nocturna” incluido por Google en todos sus Pixel.

Si tuviera que elegir, diría que hoy por hoy la función incluida en los terminales de Google sigue siendo superior a cualquier otra de este tipo, incluyendo el modo nocturno integrado en la cámara del Galaxy S20 Ultra.

Si bien ambos dispositivos son capaces de recuperar una gran cantidad de luz de la escena, la clave en este caso reside en el balance de blancos y la interpretación de color. Si bien las farolas que iluminaban la escena tenían un tono amarillento, este no llegaba a ser tan extremo como lo representa la cámara del Samsung Galaxy S20 Ultra. El Pixel, de algún modo, ha sido capaz de librarse al completo del tono amarillento, e incluso llega a capturar con bastante precisión los distintos tonos de la bufanda, y hasta el color azul del cielo en el atardecer –a la izquierda de la imagen, entre los árboles–.

Algo similar sucede en esta segunda imagen, donde el Pixel no solo es capaz de representar con exactitud los distintos colores de las barras del parque, sino que además ha hecho un mejor trabajo a la hora de reducir el nivel de ruido que aparece en el cielo, en la parte superior derecha. El Galaxy, eso sí, saca pecho en términos de captura de detalle.

Cámara trasera – modo retrato

Reconozco que el modo retrato de los terminales Samsung –o, como ellos lo llaman, “Desenfoque Dinámico”– nunca ha estado entre mis favoritos. No obstante, me alegra poder decir que, este año, Samsung ha mejorado, y mucho, el funcionamiento de este modo, y en determinadas circunstancias puede incluso llegar a estar al nivel del modo retrato incluido en el teléfono de Google.

En esta primera escena, ambos dispositivos hacen un buen trabajo en cuanto al recorte del sujeto en primer plano y el desenfoque resulta relativamente natural en ambos casos –es conveniente destacar que el nivel de desenfoque de la foto del Galaxy es el que viene por defecto–, si bien me gusta más el efecto de las luces de fondo en la foto del Pixel, más suaves que en la foto del Samsung.

Más allá de eso, en esta escena en concreto no se aprecia tanto el suavizado que el terminal de Samsung realiza sobre el rostro –probablemente porque se trata de una imagen tomada con poca luz, y el software ha optado por recuperar más detalle en lugar de por suavizar los rasgos–. Además, curiosamente, el Galaxy S20 ha resuelto mejor los colores de la imagen, mientras que el sistema de balance de blancos basado en IA del Pixel 4 ha metido la pata y ha terminado generado una fotografía demasiado amarillenta.

En la segunda imagen, se puede ver cómo Google opta por reducir el contraste de la imagen para capturar más detalle del sujeto en primer plano, a diferencia del terminal coreano que eleva el contraste hasta el punto de llegar a eliminar casi por completo el detalle en las partes de color negro del sujeto.

Cámara delantera – selfies

Cuando hablamos de selfies, me temo que también hay un ganador claro. Y es que los problemas de suavizado y balance de blancos del sistema de cámaras principal del Galaxy S20 Ultra se acentúan aún más al utilizar la cámara delantera, incluso desactivando todos los modos de “belleza” y “optimización” que Samsung integra en el software de su cámara.

Los autorretratos tomados con el teléfono de Google resultan más naturales, detallados, con colores más realistas y, en definitiva, mejoras que aquellos que permite capturar la cámara de 40 megapíxeles del Samsung Galaxy S20 Ultra.

Grabación de vídeo

Hoy por hoy, solo el iPhone 11 Pro puede superar al Samsung Galaxy S20 Ultra en cuanto a grabación de vídeo… aunque con matices. La calidad de imagen y de audio que permite capturar el teléfono de Samsung supera con creces a la del teléfono de Google, si bien es necesario tener en cuenta que los problemas de enfoque pueden llegar a enturbiar en gran medida la experiencia a la hora de grabar con el último teléfono de Samsung.

Sea como fuere, es de esperar que, tarde o temprano, estos problemas acaben siendo subsanados con una actualización de software. Mientras tanto, y a pesar de que las capacidades del modelo de Samsung son claramente superiores, me temo que estamos ante un empate.

Entonces, ¿cuál es mejor?

Samsung Galaxy S20 Ultra, imagen destacada

Hace ya tiempo que Samsung perdió su corona en el terreno de la fotografía móvil. En cuanto firmas como Apple, Huawei y sobre todo Google comenzaron a ponerse las pilas, la compañía surcoreana quedó relegada varios peldaños por debajo de sus principales competidoras en este sentido.

Con el Samsung Galaxy S20 Ultra, muchos esperábamos la que debía ser la gran revolución en términos fotográficos dentro del catálogo de móviles de la compañía. Y en algunos aspectos, así ha sido. Pese a arrastrar algunos de los inconvenientes clásicos de esta serie de teléfonos, entre ellos el excesivo suavizado de los rasgos faciales, o un balance de blancos demasiado cálido, Samsung al fin ofrece un sistema de cámaras tan versátil como capaz, que al fin deja atrás los resultados mediocres que ofrecían generaciones anteriores, como era el caso de los Galaxy S10 o Galaxy Note10

Google Pixel 4 XL, app de camara de noche

Pero una vez más, Google vuelve a demostrar que, en fotografía, los números no lo son todo, y que un par de cámaras sumadas a un buen software y unos algoritmos afinados de la forma más adecuada pueden paliar la carencia de sensores extra.

Es por eso que, a la pregunta de cuál es un mejor móvil para hacer fotos, la respuesta es depende. Depende de si lo que buscas es obtener los mejores resultados en aspectos clave como lo son el detalle, el rango dinámico o la precisión de color, o si en cambio para ti es más importante poder contar con mayor versatilidad al disponer de una –buena– cámara para cada situación, aún sabiendo que sus resultados, por lo general y a menos que hablemos de vídeo, estarán algo por debajo de los principales exponentes del mercado. Si sirve de algo, yo, un año más, me quedo con la cámara del Pixel.

Entérate siempre de la última hora de Android en nuestro canal oficial de Telegram, ¡únete!

Sigue a Andro4all

Archivado en Comparativas de móviles, Fotografía y edición en Android, Google, Samsung
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion