Close Button
Compartir

Hemos probado el Samsung Galaxy Z Fold 3, el móvil plegable más avanzado de Samsung hasta la fecha. Estas son nuestras opiniones.

El Samsung Galaxy Z Fold 3 será el primer smartphone plegable para un buen número de personas. Las ciudades más importantes de varios países del mundo se encuentran plagadas de carteles publicitarios con este teléfono y con el Galaxy Z Flip 3 como protagonistas, y por suerte para Samsung, el interés del público por los plegables parece estar en pleno auge.

Por suerte, el Galaxy Z Fold 3 no es el primero de su especie. La compañía ha ganado puntos de experiencia suficientes durante los dos pasados años con la primera y segunda generación de la serie Fold, y este tercer modelo llega para refinar la fórmula iniciada en 2019, y pulida posteriormente en 2020 con el Galaxy Z Fold 2.

El Galaxy Z Fold 3 no es revolucionario como sí lo fue el primer modelo. Y precisamente esa es su principal virtud: ya no se siente como un experimento, sino como un producto mucho más... ¿normal?

Samsung Galaxy Z Fold 3, pantalla interior

La pantalla interior del Samsung Galaxy Z Fold3 tiene una diagonal de 7,6 pulgadas / Imagen: Christian Collado

Samsung Galaxy Z Fold 3, opinión y puntuación

Samsung Galaxy Z Fold 3, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Samsung Galaxy Z Fold 3?
A favor
  • Excelente calidad de construcción
  • Las dos pantallas son de muy buena calidad
  • Rendimiento al nivel de los mejores
  • Software optimizado, con funciones útiles
  • Resistencia al agua
En contra
  • Autonomía escasa
  • Cámara bajo la pantalla
  • Muy caro
ConclusionesUn smartphone que se dobla y que puede convertirse en una pequeña tablet todavía está lejos de ser algo "normal". Pero el Samsung Galaxy Z Fold 3 ha logrado reducir en gran medida los puntos de fricción y reducir al mínimo los compromisos de las ediciones pasadas, hasta convertirse en un producto que, aún con sus inconvenientes, está mucho más cerca de ser una alternativa convincente a los móviles convencionales.
Puntuación

Samsung Galazy Z Fold 3

El plegable para personas con bolsillos anchos

Precio del Samsung Galaxy Z Fold 3 y dónde comprarlo

El Samsung Galaxy Z Fold3 se puede comprar en España desde el mes de agosto a un precio oficial de 1.890 euros. Es posible adquirirlo a través de la tienda oficial de la compañía, así como en otros distribuidores habituales, entre ellos Amazon, donde ya es posible encontrarlo a un precio ligeramente más bajo.

Samsung también vende un S-Pen específico para el Galaxy Z Fold 3 por separado. No obstante, en este caso no hay un lugar al que acoplar el stylus cuando no se está usando. Por esa razón, Samsung vende una funda protectora que incluye un hueco para acoplar el S-Pen, y que de paso añade varios unos cuantos gramos de peso y milímetros de grosor más al dispositivo.

En un dispositivo como este, donde la resistencia puede ser una preocupación mayor que en otros modelos, es importante destacar que Samsung da la posibilidad de contratar un seguro con cobertura por daños accidentales durante dos años. Su precio en la tienda online oficial de la marca es de 179 euros.

Ficha técnica del Samsung Galaxy Z Fold 3

Samsung Galaxy Z Fold3 5G, ficha técnica
Dimensiones158,2 x 128,1 x 6,4 mm, cerrado 158,2 x 67,1 x 14,4 mm
271 gramos
Pantalla7,6 pulgadas plegable, 2208 x 1768 píxeles, 374 ppi, Corning Gorilla Glass Victus, Dynamic AMOLED 2x, 120 Hz
6,2 pulgadas Super AMOLED (2260 x 832 píxeles, 387 ppi)
ProcesadorQualcomm Snapdragon 888, Kryo 680, 5 nm, 64 bits (1x 2,84 GHz + 3x 2,42 GHz + 4x 1,80 GHz)
Sistema operativoGoogle Android 11, OneUI 3.1
Capacidad de almacenamiento256/512 GB UFS 3.1
RAMLPDDR5 de 12 GB
Batería4400 mAh, carga rápida, carga inalámbrica
Cámara principalTriple-Cam, 12 MP (cámara principal, f / 1.8, 78º;, 1.4, m, OIS, 2PD) + 12 MP (cámara ultra gran angular, f / 2.2, 123º, 1.12, FF) + 12 MP (lente de zoom, f /2.4, OIS)
Cámara frontalCámara dual, 4 MP (debajo de la pantalla, f / 1.8) + 10 MP (cubierta, f / 2.2)
Video7680 x 4320 píxeles (8K UHD), 3840 x 2160 píxeles (4K UHD), 1920 x 1080 píxeles (Full-HD), 1280 x 720 píxeles (HD)
OtrosSensor de huellas dactilares, reconocimiento facial, GPS, altavoces estéreo con tecnología Dolby Atmos, geoetiquetado, IPX8
SensoresAceleración, sensor de huellas dactilares, sensor de giro, sensor geomagnético, sensor hall, sensor de luz, sensor de proximidad
Tarjetas SIM2x Nano-SIM + eSIM
Conectividad4G (LTE), 5G, Bluetooth 5.0, WLAN AX, NFC, USB tipo C
ColoresVerde, negro, plata

¿Dónde se sitúa el Samsung Galaxy Z Fold 3?

El Samsung Galaxy Z Fold 3 es el smartphone plegable de gran tamaño de Samsung. Mientras el Z Flip 3 está orientado a un público que busca un móvil pequeño y estiloso, más parecido a un smartphone "normal", el Z Fold 3 se orienta a aquellas personas que buscan tener las últimas innovaciones a nivel técnico, a cambio de un precio mucho más elevado.

"Hoy por hoy, se trata del smartphone más caro de todo el catálogo de la marca."

Se trata, además, de un modelo dirigido a cubrir, en cierto modo, el hueco que dejan los Galaxy Note gracias a la compatibilidad con S-Pen. Este accesorio, eso sí, debe ser adquirido por separado, y no es posible utilizar otros S-Pen anteriores, dado que podrían dañar la capa de plástico que rodea la pantalla del dispositivo.

Aunque todo el alarde técnico del que hace gala el Galazy Z Fold 3 tiene un precio**. Hoy por hoy, se trata del smartphone más caro de todo el catálogo de la marca.

Parte trasera negra del Samsung Galaxy Z Fold 3

La parte trasera del Samsung Galaxy Z Fold 3 tiene un agradable tacto mate / Imagen: Christian Collado

Diseño y pantalla

Las diferencias a nivel estético entre el Galaxy Z Fold 3 y el Galaxy Z Fold 2 no son tan apreciables como sí lo eran al pasar del Fold al Fold 2. Sigue siendo un dispositivo pesado, grueso y más alargado de lo habitual cuando se encuentra plegado. A simple vista, sigue dando la sensación de ser dos móviles, uno colocado encima de otro, lo cual no hace que sea el móvil más adecuado para llevarlo en el bolsillo de un pantalón, sobre todo si este es ajustado.

"El Galaxy Z Fold 3 da la sensación de ser un móvil robusto y bien construido."

La calidad de construcción es fantástica, como suele ser habitual en Samsung. Utiliza vidrio y aluminio para dar forma a su chasis, con una trasera en acabado mate que le sienta especialmente bien.

Samsung Galaxy Z Fold 3, grosor

Visto desde un ángulo, el Galaxy Z Fold 3 parecen dos móviles, uno encima del otro / Imagen: Christian Collado

El Galaxy Z Fold 3 da la sensación de ser un móvil robusto y bien construido. Es necesario aplicar cierta fuerza a la hora de abrir y cerrar el teléfono, lo cual impide que sea posible --o, por lo menos, sencillo-- hacerlo con una sola mano.

La bisagra que une ambas partes del cuerpo mantiene la misma tecnología de la generación anterior, y por tanto no deberían existir problemas de resistencia a corto o medio plazo. Sigue existiendo un hueco visible entre las dos partes cuando el panel interior está plegado, pero ni siquiera eso afecta a la resistencia al agua IPX8 con la que cuenta el terminal, una de sus grandes novedades de este año.

El lector de huellas dactilares está integrdo en el lateral derecho del teléfono, camuflado en el botón de encendido. El rendimiento del sensor es correcto en cuanto a velocidad y precisión, pero su posición puede no resultar del todo cómoda cuando se utiliza el dispositivo desplegado con una sola mano, y es fácil tocarlo accidentalmente cuando al sostener el teléfono plegado.

En su parte exterior, el dispositivo cuenta con una pantalla de 6,2 pulgadas de diagonal que ocupa casi todo el frontal, dejando un margen más ancho en la parte izquierda debido a la posición de la bisagra.

No obstante, debido al formato alargado y estrecho, la pantalla da la sensación de ser más pequeña, hasta el punto de llegar a resultar algo incómoda de usar para determinadas acciones, como escribir en un teclado virtual. En la mayoría de casos, siempre será más conveniente abrir el dispositivo y utilizar el panel interior de 7,6 pulgadas.

Samsung Galaxy Z Fold 3, pantalla exterior en la mano

Por su formato, la pantalla exterior del Samsung Galaxy Z Fold 3 no resulta del todo cómoda a la hora de realizar determinadas acciones / Imagen: Christian Collado

Pese a ello, el panel exterior se beneficia de buena parte de las bondades del interior, como la tasa de refresco de 120 hercios o un brillo máximo más que suficiente para poder ver la pantalla en exteriores sin problemas. No obstante, a diferencia del panel interior, el exterior no es compatible con el S-Pen.

Viajando hasta el interior del terminal es donde encontramos la joya de la corona: una pantalla AMOLED de 7,6 pulgadas de diagonal, un formato casi cuadrado y totalmente libre de recortes --aunque esto último no es precisamente un punto a favor--.

La pantalla es brillante, nítida y suave gracias a los 120 hercios, y el tacto del panel es bueno, aún con el protector de pantalla de fábrica instalado --si bien las huellas se adhieren con más facilidad que si fuera de vidrio--.

El único "problema" de esta pantalla está situado en la parte superior de la mitad derecha de la pantalla. Y es que Samsung ha decidido ir un paso más allá en su intención de hacer el Z Fold 3 su móvil más innovador, integrando en el panel una cámara situada bajo la pantalla.

De la cámara y su rendimiento hablaré después. Lo que nos interesa ahora es el apartado estético del dispositivo, y en ese sentido he de decir que el agujero en el panel me parece una solución mucho más convincente que la elegida por Samsung en esta ocasión.

Dado que la cámara necesita capturar luz del exterior, Samsung ha tenido que reducir la densidad de píxeles del área que cubre la cámara interior. Eso causa que, cuando en la pantalla hay un fondo claro, el área sea totalmente visible y llegue a distraer más que un orificio, debido en parte al efecto muaré causado por la matriz de píxeles visible. Cuando se visualiza un fondo oscuro o cuando la pantalla está apagada, la cámara continúa siendo visible a simple vista.

Samsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustados

Samsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustadosSamsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustados

Por lo demás, la pantalla es prácticamente excelente en todos los sentidos. El hecho de que Samsung siga sin ser capaz de acabar con la "arruga" central es llamativo, pero lo cierto es que no resulta molesta. Y que el panel permita utilizar un S-Pen suma puntos a favor de la versatilidad, un rasgo que, por otro lado, es inherente de este tipo de dispositivos.

Hardware y rendimiento

Samsung ha decidido no hacer casi distinciones entre el Galaxy Z Flip 3 y el Galaxy Z Fold 3 a nivel técnico. Así, volvemos a encontrar un procesador Qualcomm Snapdragon 888 como cerebro encargado de pilotar la máquina, en este caso asociado a 12 GB de memoria RAM y 128 o 256 GB de almacenamiento interno. Cifras que nos aseguran que el Galaxy Z Fold 3 es un smartphone a prueba de futuro.

Todo este repertorio técnico se traduce en un rendimiento excelente en prácticamente cualquier circunstancia, sin cuelgues, caídas de frames ni lag apreciables.

A la hora de jugar, además, el formato de la pantalla interior suma puntos a la experiencia con determinado tipo de juegos, aunque en otros no resulta especialmente sencillo ajustar los controles de una manera que resulte intuitiva. Un mando Bluetooth o USB puede ser un buen complemento para el Z Fold 3 a la hora de jugar.

Uno de los pocos problemas relativos al rendimiento está relacionado con la gestión de la temperatura del procesador. Como todo móvil con el Snapdragon 888, el Galaxy Z Fold 3 se calienta con facilidad al someterlo a tareas más o menos pesadas. En cualquier caso, una vez el procesador alcanza cierta temperatura, el software de Samsung se encarga de limitar el rendimiento temporalmente hasta que todo vuelva a la normalidad.

Samsung Galaxy Z Fold 3, pantalla interior abierta

Cuenta con un repertorio técnico a la altura de los mejores móviles de 2021 / Imagen: Christian Collado

Batería y carga

El Samsung Galaxy Z Fold 3 incluye una batería de 4.400 mAh de capacidad. No es una de las más generosas del mercado, y eso se nota al ver que el dispositivo sufre para alcanzar la jornada completa de uso con el dispositivo.

En la mayoría de casos, resulta fácil llegar a la noche con algo de batería restante, pero no suficiente para aguantar la segunda jornada.

A la hora de pasar por el cargador... más vale que tengas uno por casa. El dispositivo no incluye uno, y si quieres recargar la batería a la máxima potencia admitida --25 W-- tendrás que asegurarte de que sea compatible.

También es compatible con carga inalámbrica y carga inalámbrica inversa

Samsung Galaxy Z Fold 3, pantalla exterior

Android 11 es el sistema operativo del Samsung Galazy Z Fold 3 / Imagen: Christian Collado

Software

El mayor reto para Samsung a la hora de desarrollar el software del Galaxy Z Fold 3 pasa por ser capaz de desarrollar un software que tenga sentido en un formato más parecido al de una tablet, y de paso, que no exista fricción a la hora de pasar del formato móvil al formato tablet.

Y, sorprendentemente teniendo en cuenta el estado de Android en tablets en la actualidad, lo cierto es que lo han conseguido.

A pesar de que muchas aplicaciones no están optimizadas para el formato de las tablets, las que sí lo están tienen una interfaz que se adapta a la perfección a la pantalla interior del Fold 3, añadiendo funciones útiles como navegación por pestañas de tamaño completo en Chrome, barras de herramientas laterales en apps como Gmail o YouTube, o formatos de doble columna en aplicaciones como Today Weather.

A eso hay que sumar la posibilidad de usar el modo multiventana implementado por Samsung, que permite ejecutar dos aplicaciones de forma simultánea aprovechando todo el espacio libre del panel.

Incluso en el caso de las apps incapaces de sacar partido al panel, es posible forzar un aspect ratio más adecuado de manera que puedan adaptarse de una mejor forma. Para ello, solo hay que acceder a la sección "Labs" de los ajustes del sistema, dentro de ajustes adicionales, y elegir el formato en el que deben ejecutarse las apps cuando se abren en la pantalla interior. Elegir el formato adecuado puede hacer que la experiencia con aplicaciones como Instagram cambie por completo.

Samsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustados

Samsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustadosSamsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustadosSamsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustadosSamsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustados

Además de eso, Samsung ha trabajado junto a Google para lograr que Android 11 sea capaz de ofrecer una experiencia mejorada en dispositivos plegables, añadiendo funciones como la posibilidad de continuar con una app abierta en la pantalla exterior cuando se despliega el móvil.

"El Z Fold 3 puede ser un gran candidato a convertirse en el mejor smartphone plegable de este año."

En ese sentido, hay que mencionar que Android 12, y sobre todo, Android 12.1 prometen ser dos versiones mucho mejor afinadas para funcionar con este tipo de terminales. Ahora solo queda esperar a que el terminal reciba la actualización.

En líneas generales, el software del Galaxy Z Fold 3 da la sensación de estar pulido y de haber alcanzado un punto de madurez suficiente para ofrecer una muy buena experiencia en el día a día, ya sea usando el dispositivo en formato móvil o en formato tablet. Si el año pasado, con el Z Fold 2, esta era una de las asignaturas pendientes, este año se puede decir que Samsung ha superado con creces las expectativas, y One UI 3.1 por fin es un sistema operativo a la altura de lo esperado.

Solo por eso, el Z Fold 3 puede ser un gran candidato a convertirse en el mejor smartphone plegable de este año; ningún otro modelo de otra marca puede acercarse a la experiencia del terminal de Samsung en lo relativo al buen funcionamiento de las apps, la coherencia del software y el número de funciones añadidas que permiten sacar partido al formato.

Cámaras

Pero, que el Z Fold 3 pueda ser el mejor plegable, no significa que sea el mejor smartphone. Y basta con echar un vistazo a su sistema de cámaras para darse cuenta de que Samsung ha tenido que recortar en determinados aspectos para poder construir un smartphone tan innovador en determinados apartados.

Su apartado fotográfico está formado por cinco sensores diferentes. Comenzando por los tres principales, situados a la espalda del terminal, encontramos una triple cámara de 12 megapíxeles cada una, con lentes angular, ultra gran angular y telefoto respectivamente.

La única novedad introducida en este sistema con respecto al modelo del año pasado es el estabilizador óptico de imagen, que además de estar presente en la cámara principal, ahora también lo está en el telefoto.

"Los resultados no están al nivel de lo que cabría esperar en un móvil de más de 1.800 euros".

Este trío de cámaras ofrece una buena experiencia, pero se encuentra lejos de alcanzar el nivel de los principales referentes del mercado en cuanto a fotografía. Con

Samsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustados

Samsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustadosSamsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustadosSamsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustadosSamsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustadosSamsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustadosSamsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustadosSamsung Galaxy Z Fold 3, análisis: el plegable definitivo no es apto para bolsillos ajustados

Las imágenes capturadas scon los tres sensores tienen un nivel de detalle suficiente, unos colores vivos --demasiado vivos, incluso-- y, en general, da la sensación de ser un sistema de cámaras fiable y equilibrado, que también puede defenderse en escenas de iluminación difícil, sobre todo si se recurre al "modo nocturno" integrado en la app de cámara.

Sin embargo, los resultados no están al nivel de lo que cabría esperar en un móvil de más de 1.800 euros. En ese sentido, el Galaxy S21 Ultra ofrece un resultado muy superior en prácticamente todos los aspectos.

La cámara delantera de 10 megapíxeles situada en la pantalla exterior también es buena a la hora de capturar selfis o grabar vídeo. Se trata del mismo sensor que Samsung lleva usando en sus modelos de gama alta desde hace ya un tiempo, de modo que no hay sorpresas en este sentido.

Pero, por desgracia, no se puede decir lo mismo de la cámara de 4 megapíxeles "escondida" bajo la pantalla interior. Los resultados son francamente malos independientemente de lo bien o mal iluminada que esté la escena. No solo por la reducida resolución del sensor, sino más bien por el hecho de que la luz llega al sensor a través de los huecos que existen entre los píxeles de la pantalla.

Aunque lo cierto es que esto no debería ser un problema a la hora de capturar autorretratos o participar en videollamadas. Cualquiera de los otros cuatro sensores que forman el sistema fotográfico del Z Fold 3 puede ser utilizado para estos fines, y la cámara interior se podría obviar sin ningún tipo de problema.

Galería de fotos y vídeos con el Samsung Galaxy Z Fold 3

Temas relacionados: Análisis de móviles, Móviles, Samsung, Samsung Galaxy

Compartir

Este dispositivo ha sido analizado de forma independiente gracias a una cesión por parte de la marca. El artículo contiene enlaces de compra por los que Andro4all podría percibir una comisión

HBO Max logo
HBO MAX al 50% para siempre, ¡últimas horas! Suscribirse
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por 8,99 dólares! Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!