Close Button
Compartir

Esta misma mañana amanecíamos con una de las noticias tecnológicas más graves de los últimos meses: un ataque bajo el nombre KRACK, ha sido capaz de poner en jaque todas las redes Wi-Fi del planeta protegidas bajo el protocolo WPA2 --el que muy probablemente utilizas en tu red Wi-Fi--, permitiendo así a un posible atacante interferir en el tráfico de nuestra red, con todos los peligros que ello conlleva.

Y si esto no fuera problema suficiente, tal y como señalan desde The Verge, los usuarios de Android estamos especialmente expuestos a estos ataques, sobre todo aquellos cuyos dispositivos cuenten con una versión del sistema superior a 6.0 Marshmallow --o lo que es lo mismo, el 41% de dispositivos Android alrededor del mundo--, ya que estas versiones son vulnerables a un tipo de exploit capaz de manipular el tráfico de la red.

Sin embargo, antes de que cunda el pánico --si es que no lo ha hecho ya--, es necesario comentar que existen ciertos métodos mediante los cuales, los usuarios de Android, podemos permanecer un poco más seguros ante un ataque de esta gravedad, que afecta a todo aquel dispositivo conectado a una red Wi-Fi.

Un 41% de dispositivos Android son vulnerables a un ataque "devastador" por culpa de KRACK

Debido a todo el revuelo causado por KRACK y los peligros que conlleva para Android, Google ha decidido ofrecer un comunicado oficial en el que señala que, a pesar de que todo aquel dispositivo conectado a una red Wi-Fi es vulnerable a sufrir un ataque debido a esta situación excepcional, aquellos dispositivos Android con versiones superiores a 6.0 Marshmallow suponen un peligro aún mayor, pues los atacantes podrían aprovechar una brecha para introducir malware en el dispositivo.

Google, por supuesto, ya se ha puesto a trabajar para ofrecer una solución. La compañía asegura que en las próximas semanas se liberará un parche de seguridad que pondrá fin a esta grave vulnerabilidad en los dispositivos Android. Esta medida, sin embargo, no parece que vaya a llegar a todos los dispositivos, pues solo unos cuantos fabricantes acostumbran a actualizar sus dispositivos con los parches de seguridad mensuales.

Métodos para evitar ser afectados por KRACK en Android

Wifi pública

Mientras permanecemos a la espera de que esta grave amenaza, que podría poner en peligro nuestra seguridad y privacidad al completo, en Android podemos llevar a cabo alguna que otra acción para evitar ser atacados:

  • Evita webs que no incluyan el protocolo HTTPS: Siempre que vayas a acceder a una web con tu smartphone conectado a una red Wi-Fi, asegúrate que el protocolo utilizado sea HTTPS. Esta es una medida muy sencilla de llevar a cabo, pues Chrome nos avisará con un candado de color verde en la barra de búsqueda siempre que una web incorpore este protocolo de conexión.
  • No te conectes a redes Wi-Fi públicas: Aunque esta amenaza afecta a todas las redes Wi-Fi protegidas por el protocolo WPA2, las redes abiertas continúan siendo peligrosas, ya que nuestro dispositivo queda expuesto a que el resto pueda interceptar el tráfico.
  • Utiliza una VPN: Las VPN o redes de área privada, permiten conectarnos a una red segura en la que todos los datos, desde el origen hasta el destino, permanecen cifrados. Esta opción, a pesar de ser una de las más seguras ya que los atacantes no tendrían acceso a los datos, también es una ed las más caras, pues la mayoría de servicios de VPN disponibles son de pago.
  • Espera a que el fabricante libere un parche de seguridad (si es que lo hace): Desafortunadamente, los usuarios quedamos expuestos a los peligros hasta que los fabricantes decidan actualizar nuestro Android con el parche de seguridad que solucione la vulnerabilidad. Aquellos que cuenten con un dispositivo Pixel o Nexus no deberían tener mayor problema en recibir el parche en las próximas semanas. El resto lo tenemos algo más difícil.

Temas relacionados: Android

Compartir
Disney+ logo
Sigue a Andro4all para enterarte de todas las novedades móviles Síguenos en Google News
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!