La pantalla táctil de Android Auto es un fail... o al menos eso es lo que dice un estudio

Un estudio llevado a cabo por un medio sueco sugiere que las pantallas táctiles podrían tener serias desventajas.

La pantalla táctil de Android Auto es un fail... o al menos eso es lo que dice un estudio

Hoy en día es bastante complicado encontrar un nuevo coche que no llegue al mercado con pantalla táctil sobre el salpicadero. Los sistemas de infoentretenimiento se han establecido en el mundo de la automoción, desde los vehículos más sencillos a los más caros. Y eso tiene cosas muy buenas, pero también algunas no tan agradables.

La inmensa mayoría de estos sistemas son compatibles con Android Auto y Apple CarPlay, ni Google ni Apple han querido perder el tiempo. Y su software está relativamente bien, no hay ningún problema, pero "lo táctil" parece no haber encajado como muchos esperaban en nuestros coches. Al menos así lo señala un estudio realizado por Vi Bilägare, una publicación sueca.

¿Tu también echas de menos los botones tradicionales?

El experimento, destinado a conocer qué herramientas permiten realizar distintas tareas con mayor facilidad, contó con un grupo de conductores que se pusieron a los mandos de 12 vehículos distintos. Por un lado, un Volvo C70 del año 2005, coche que no cuenta con una pantalla táctil como las de hoy en día. El resto, modelos con paneles táctiles de todo tipo entre los que encontramos al Tesla Model 3.

Tras un periodo en el que los participantes pudieron conocer a la perfección los vehículos, llegó el momento de medir. Los responsables del estudio tomaron nota del tiempo que tardaban los conductores en llevar a cabo diversas tareas, como encender o apagar el aire acondicionado, sintonizar la radio o desempañar la luna delantera.

Android Auto

El modo multiventana de Android Auto te permite ver más información en la misma pantalla.

¿El resultado? Los conductores lo hacían todo más rápido en el coche de Volvo, en algunos casos, hasta en la mitad de tiempo. Es fácil de ver, sobre todo con el aire acondicionado. En un coche veterano, solo hay que pulsar un botón y orientar la rejilla para que el flujo de frescor llegue hasta nosotros. Sin embargo, en modelos como el propio Tesla, acceder a menús y modular el aire mediante la pantalla táctil lo hace todo más lento.

Por tanto, nos hacemos una pregunta, ¿tienen sentido las pantallas táctiles en los coches? Por supuesto, pero hay sistemas mejores que otros e incorporar todos los ajustes al panel puede no ser la mejor idea. Una combinación de tecnología y elementos tradicionales prácticos podría ser la mejor solución.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti