Te recomiendo comprar un SSD externo y te explico por qué

¿Por qué debes tener un dispositivo de este tipo? Te daré detalles de uso en el día a día y te convenceré de comprar uno.

Te recomiendo comprar un SSD externo y te explico por qué

Muchos de nosotros hemos vivido la transición desde los discos duros de pocos megas a las nuevas unidades de almacenamiento SSD de tipo M.2 con velocidades de vértigo, de hasta 7.000 Mbps. Hoy quiero que, si no lo tienes, hagas un mínimo esfuerzo económico y te hagas con una unidad SSD externa para usar en el día a día, te vendrá de lujo. Te diré por qué debes hacerlo.

Los SSD son discos de almacenamiento integrados en los portátiles, algunas tablets y ordenadores de sobremesa. Algunos son más rápidos que otros, como ocurría con los HDD de 5.400 y 7.200 rpm (y otros que no hemos llegado a probar). Pero a nivel usuario hay varias funciones que te vendrían muy bien, tanto para trabajo, estudio como para ocio. El cambio de los HDD a los SDD ha sido una de las mayores revoluciones de la informática moderna, digan lo que digan.

Kingston A400 (240 GB)

Te vendrá bien un disco SSD, en cualquier formato, pero externo

discos SSD

Los discos SSD son la mayor revolución de la actual era informática

Un disco SSD tiene grandes usos, vale sí solo sirve para almacenar contenido, pero si lo piensas bien, te puede valer en multitud de ocasiones. Aquí te explicaré qué usos podrás darle y qué necesitas para ello. Hay dos formas de hacerse con un SSD externo, una de ellas, y la que más recomiendo, es comprar los componentes por separado; o de otro modo puedes ir al formato más sencillo, comprando una unidad ya montada, lo cual en ocasiones no es nada recomendable.

  • Portabilidad: al ser un dispositivo de pequeño tamaño y de peso ultra ligero podrás llevártelo allá donde quieras para mover tus datos de un sitio a otro sin problemas. Solo necesitarás un cable para conectarlo a la fuente receptora, ya sea una TV, un móvil o un ordenador.
  • Para estudiantes y profesores: es una unidad de memoria muy portable, y como tal podremos llevar nuestros trabajos (o parte de los mismos) a casa de compañeros, a clase y poder usarlos en proyecciones de clase o para aportar datos que hayamos recopilado sobre una temática.
  • Para oficina: algunas personas que trabajan en oficinas suelen tener un pendrive para almacenar datos de su trabajo diario que luego se llevan a casa para teletrabajar algún que otro día en casa.
  • Para nuestro ocio: cada día hay más televisiones con puerto USB en su parte trasera. Esto no facilita la tarea de poder utilizar un SSD externo para conectarlo con contenido como música, series, películas o fotos de nuestras vacaciones y proyectarlos a toda pantalla. Sabemos que ya no sois de usar archivos torrents o eMule, pero quién sabe. Otras televisiones tienen la posibilidad de grabar el contenido emitido en TV en una memoria externa, este SSD puede ser tu lugar donde almacenarlo todo. Y ya no solo las TV, puedes conectar un SSD externo a un reproductor de Blu-ray, a un TV Box con Android o a un proyector que lo admita.
  • Varios discos dentro del mismo disco: puedes también particionar el SSD creando varias particiones dedicadas a cada uno de los usos. Por ejemplo, si sueles usarlo para conectarlo a la TV y para trabajar en Windows, haz una partición con tu contenido privado y otro con el del trabajo. O si utilizas macOS necesitarás crear una partición especial para poder leer los datos desde el sistema de Apple.

Qué debo tener para usar un SSD de forma portable

SSD Sandisk

SanDisk es una firma especializada en memorias para ordenador y otros usos

Lo primero que debes es comprar una unidad, ya sea en formato de 2,5 pulgadas o de tipo M.2. Los hay de dos tipos, según los datos que necesites meter y la velocidad del dispositivo en el que vayas a conectarlo deberías comprar uno u otro. Los de tamaño 2,5" suelen alcanzar velocidades de hasta 600 Mbps y lo de tipo M.2 suelen ir en un rango de entre 500 y 7.000 Mbps. Por ejemplo, la memoria y conectores USB-C de un MacBook puede leer y gestionar esas altas velocidades, pero un USB 3.0 no podrá llegar al máximo.

Una vez comprado uno de los dos SSD, debes buscar una carcasa que lo haga externo. Yo tengo una favorita para los de tipo M.2, y de verdad que merece la pena el gasto. Para los de 2,5" es más fácil encontrar una carcasa que sirva perfectamente y no dé fallos en ningún momento.

Carcasa para SSD de 2,5" (UGREEN)

Carcasa para SSD tipo M.2 (ASUS)

Los discos SSD de tipo M.2 más recomendados los tiene Samsung en su catálogo. El SSD 970 EVO es uno de los más equilibrados en cuanto a rapidez, eficacia y precio que existen. De todos modos, SanDisk, Kingston, Crucial o WD tienen grandes alternativas en sus catálogos. Apple y Dell, en sus respectivos portátiles punteros, es bien sabido que suelen montar los mejores SSD de tipo M.2 del mercado, con velocidades ultra rápidas que suelen rondar los 3.500-4.000 Mbps de lectura y escritura. El resto de fabricante suele tirar de SSD de un máximo de 1.000 Mbps.

Samsung SSD 970 EVO tipo M.2 (500 GB)

Para un disco SSD de 2,5", cualquiera de Crucial o Kingston te servirá, aunque Samsung también tiene grandes modelos. Sin embargo, los de los coreanos tienen precios más elevados que las otras dos firmas en este tamaño.

SSD Kingston A400 de 2,5" (480 GB)

También puedes comprar una carcasa con SSD integrado

SSD externo montado SanDisk

Los SSD integrados ne carcasas suelen ser más rápidos, pero no podrás actualizarlo en el futuro

Esto no suelo recomendarlo porque la gran mayoría de fabricantes suele vender un SSD integrado en una carcasa indivisible. Es decir, no podrás en el futuro, por necesidades de la vida, ampliar la memoria sustituyendo el SSD original por otro de mayor tamaño. Hay excepciones, como en todo, pero lo más repetido es encontrar un SSD externo con carcasa que no puede retirarse o que, en caso de poder hacerlo, la carcasa quedará prácticamente inservible.

Sea cual sea estarás haciendo una gran compra que te durará años y que te dará alegrías. Por unos 100-200 euros, según capacidad elegida, puedes tener memoria para rato. Y si eres de los que aún no ha dado el paso a la velocidad de los SSD, no sé a qué esperas, es otro mundo, una revolución, algo que debes probar ya mismo.

Este artículo sugiere de forma objetiva e independiente productos y servicios que pueden ser de interés para los lectores. Cuando el usuario realiza una compra a través de los enlaces específicos que aparecen en esta noticia, Andro4all percibe una comisión. Únete al canal de chollos de Andro4all para enterarte de las mejores ofertas antes que nadie.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti