Cómo sabe Google cuánto vas a tardar en llegar a tu destino

¿Cómo lo hace Google para calcular con precisión la duración de tus rutas? Te explicamos las tecnologías y procedimientos que emplea para conseguirlo.

Cómo sabe Google cuánto vas a tardar en llegar a tu destino

Google Maps es la herramienta perfecta para planificar un trayecto en coche, pues te explica paso a paso cómo llegar desde el punto de inicio hasta el de destino y te informa con precisión sobre el tiempo emplearás en hacerlo.

Parece verdadera magia el funcionamiento de esta función de Google Maps, pero no lo es. Detrás del cálculo de tiempo de los trayectos de Google Maps se encuentra una máquina perfectamente engrasada que suele acertar en la mayoría de ocasiones. Es verdad que un usuario logró simular un atasco usando 99 móviles a la vez, pero solo fue una excepción que Google utilizó para aprender y mejorar.

Dejando este caso a un lado, la realidad es que el algoritmo de Google Maps es de plena confianza si quieres saber cuánto vas a tardar en llegar a tu destino. Desciframos el misterio y conocemos cómo lo hace, a continuación.

Saber cuánto tráfico habitual hay en una ruta en Google Maps

Así sabe Google Maps cuánto vas a tardar en llegar a tu destino.

Truco de Google Maps: averigua el tráfico habitual de una ruta de forma fácil

Cómo sabe Google cuánto vas a tardar en llegar a tu destino

La primera información que tiene en cuenta Google Maps para calcular el tráfico de la ruta y, de esa forma, cuánto tardarás en llegar a tu destino, son los datos anónimos de los usuarios que tienen activados los servicios de ubicación.

Si los usuarios que están usando el modo navegación de Google Maps se desplazan a una velocidad más lenta que la marcada en la vía, Google interpreta que hay un atasco en esa zona y lo aplica directamente al mapa. ¿Cómo lo hace? Coloreando esa zona en color naranja -los coches se mueven lentamente- o en color rojo -el atasco es total, los coches están parados-.

Una vez que la velocidad de desplazamiento de los usuarios vuelva a ser la normal, Google eliminará ese atasco del mapa. Por otro lado, el algoritmo también utiliza los datos proporcionados por los propios usuarios al notificar accidentes o atascos directamente en la aplicación de Google Maps. Si hay una colisión registrada en uno de los tramos de tu ruta, se ampliará la duración del trayecto.

Añadir incidencia Google Maps

En Google Maps puedes añadir accidentes, radares o atascos al mapa.

El algoritmo de Google puede diferenciar entre los tipos de vehículos -coches, motos y otros-, por lo que si identifica que una moto se está moviendo dentro de un atasco, sabe que eso no significa que los coches puedan avanzar con normalidad. Toda esta información la aplica también al calcular el tiempo que tardas en llegar al punto de destino que has establecido en tu ruta.

Otro procedimiento que realiza Google para saber esta información es comparar tu velocidad con el límite de velocidad máximo de la vía en la que te encuentras. Así, evalúa tu velocidad, la del límite y la de otros usuarios que están en la carretera para determinar la duración del trayecto restante. Si reduces la velocidad, Google Maps ajustará el tiempo.

Cómo descargar los mapas de Google Maps para verlos sin conexión

Además, Google también obtiene información de los sensores de tráfico y datos de los satélites para que su algoritmo calcule el tiempo desde el punto de inicio hasta el de destino.

Todos estos son los datos que conforman esa máquina perfectamente engrasada de la que hablábamos al inicio. Ahora ya sabes que gracias a los datos anónimos de los usuarios con la ubicación activada, los de los sensores de tráfico y los de los satélites, Google puede calcular con precisión cuánto vas a tardar en llegar a tu destino.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti