Recibe 250.000 dólares de Google por error, quiere devolverlos y Google pasa de él

Un error en una transacción bancaria ha puesto en duda el control financiero de Google y la gestión de sus (muchos) recursos económicos.

Recibe 250.000 dólares de Google por error, quiere devolverlos y Google pasa de él

Google es una de las compañía más importantes del planeta, y bajo el paraguas de su matriz Alphabet cuenta con más de 150.000 empleados a nivel global e infinidad de empresas colaboradoras en proyectos tecnológicos de primer nivel, empezando por el buscador más conocido de Internet -casi un estándar de facto- y acabando por todo el ecosistema Android o servicios como Maps y YouTube que casi todos usamos en nuestro día a día.

En todo caso, tal y como contaban nuestros compañeros de Urbantecno, tanto Alphabet como Google distan de ser perfectas como le pasa a prácticamente cualquier gigante empresarial, convertidas al final en Torres de Babel en las que muchas gestiones se escapan de control.

Oficinas de Google en Mountain View

No todo es fiesta cuando una empresa te paga por error 250.000 dólares.

En el caso de Google el último error ha sido absurdo al menos por las cifras, y es que Sam Curry afirma haber recibido una transferencia de 250.000 dólares desde Mountain View hace unas semanas, y aunque ha intentado por activa y por pasiva en los últimos días ponerse en contacto con Google para devolverlos, lo cierto es que no ha conseguido que nadie le responda.

Quizás por ello, este ingeniero de software que trabaja buscando bugs y vulnerabilidades ha decidido hacer público su caso escribiendo un tweet para pedir a Google que se pongan en contacto con él, con el único fin de proceder a la devolución pertinente.

Google pagó casi 9 millones de dólares a 696 personas el año pasado por encontrar bugs

Y es que efectivamente Google pagó el año pasado casi 9 millones de dólares a estos hackers éticos cazarrecompensas como veréis en el enlace superior, pero en ningún caso se ofrecieron recompensas tan suculentas como la recibida por Sam Curry, que se apresuró a intentar devolver el dinero recibido por error...

Y ahora pensadlo, ¿qué habríais hecho vosotros?

Lo cierto es que al menos en los Estados Unidos eso de 'quedarse la pasta' no hubiera sido la mejor opción, pues en caso de que Google reclamase posteriormente el dinero podría haber denunciado a Curry por apropiación indebida, un delito no menor en su legislación.

Por otro lado, también es cierto que viendo la inacción de Google y la incapaz durante dos semanas de comunicarse con ellos (tan sólo le hicieron caso una vez su tweet se hizo viral alentándole a quedarse con el dinero), seguramente si Sam no hubiera dicho nada a estas alturas aún nadie se habría dado cuenta en Mountain View.

Cómo es posible que no se echen de menos 250.000 dólares en la cuenta de resultados de una empresa, por muy grande que sea, es algo que tendrían que explicarnos, aunque en todo caso, al menos aquí, tenemos final feliz por la honestidad de este hacker ético que no, no se comprará un Ferrari nuevo, pero tendrá limpia su conciencia y habrá podido conformarse con toda probabilidad con algún aguinaldo por parte de Google.

Así es como un cibercriminal consiguió estafar más de 150.000 euros engañando a las compañías telefónicas
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti