Close Button
Compartir

¿En qué se diferencian Android y HarmonyOS? Analizamos las diferencias y similitudes más importantes entre ambos sistema operativos.

Todos los móviles de Huawei podrían salir al mercado con HarmonyOS

Huawei cree que querrás usar HarmonyOS en tu móvil no Huawei, ¿están locos estos chinos?

Huawei está cada vez más cerca de comenzar a utilizar HarmonyOS, su propios sistema operativo multiplataforma, en lugar de Android en los dispositivos que forman su catálogo.

Desde hace ya unos años, la compañía se encuentra desarrollando una plataforma propia que pueda sustituir a Android en el momento que las presiones por parte del Gobierno de Estados Unidos sean simplemente implacables. Y todo apunta a que ese momento está a punto de llegar.

Pero, ¿cuáles son las diferencias entre HarmonyOS y Android realmente? Aunque ambos son sistemas operativos, y la forma de usarlos en nuestros móviles no será muy distinta, son muchas las desigualdades que existen entre ambas plataformas. Hoy, queremos analizar las más importantes.

HarmonyOS

HarmonyOS, el nuevo sistema operativo de Huawei.

¿Qué es HarmonyOS?

En nuestra guía con todo lo que debes saber sobre HarmonyOS ya explicamos que se trata de un sistema operativo multiplataforma, desarrollado de manera íntegra por Huawei.

El desarrollo de este proyecto dio comienzo en el año 2012. Sin embargo, no fue presentado hasta 2019, cuando las presiones del gobierno liderado por Donald Trump comenzaron a hacer estragos en la compañía.

Desde sus inicios, la compañía se ha referido a HarmonyOS como un sistema operativo integrado, y destinado a aplicaciones industriales o a su uso en dispositivos dentro del campo del Internet de las Cosas.

Pero los planes de la firma se truncaron, y Huawei se vio forzada a destinar buena parte de sus recursos en hacer de HarmonyOS un sistema operativo mucho más complejo de lo que se esperaba en un principio, de forma que en un futuro no muy lejano fuese capaz de dar vida a dispositivos más avanzados, como móviles o incluso ordenadores.

HarmonyOS

HarmonyOS, el nuevo sistema operativo desarrollado por Huawei.

Huawei seguirá actualizando sus móviles incluso tras perder su licencia temporal

A día de hoy, ya hemos presenciado la llegada de HarmonyOS 2.0, una segunda entrega de este sistema operativo que ya ofrece un kit de desarrollo oficial para distintas plataformas, entre ellas relojes inteligentes o televisores. Pero la versión para móviles debería llegar en algún punto de diciembre de 2020.

Diferencias principales entre HarmonyOS y Android

Android y HarmonyOS encuentran un nexo de unión en aspectos como el hecho de ser sistemas operativos multiplataforma o estar creados por dos de las compañías más importantes del campo de la informática y la electrónica. Pero lo cierto es que son dos plataformas muy diferentes.

Si comparamos las bases de ambos sistemas –teniendo en cuenta, eso sí, que la documentación sobre HarmonyOS aún no está completa, y queda mucho por conocer sobre la plataforma de Huawei–, podemos destacar las siguientes diferencias:

Kernel de Linux vs Microkernel

Si llevas tiempo utilizando Android, o siguiendo de cerca el desarrollo de la plataforma de Google, probablemente estés familiarizado con el hecho de que Android está basado en el kernel de Linux –o, más bien, en una versión adaptada, aunque Google quiere cambiar eso a medio plazo–.

Y esa es precisamente la principal diferencia entre HarmonyOS y Android: el sistema operativo de Huawei no está basado en el kernel de Linux, sino que la compañía ha desarrollado su propio microkernel.

Al hablar de un microkernel, nos referimos a un kernel, por lo general, mucho menos complejo –el de HarmonyOS tiene cerca de 1/1000 de la cantidad del código presente en el kernel de Linux– capaz de descentralizar los fallos de modo que un error en un componente del sistema no se propague a la totalidad de este. Además, facilita el proceso de creación y depuración de controladores.

Una de sus ventajas es la mayor portabilidad entre distintos tipos de dispositivos, algo clave teniendo en cuenta que Huawei aspira a utilizar HarmonyOS por todo lo largo y ancho de su catálogo de productos.

El hecho de utilizar un microkernel también implica que la comunicación entre procesos mucho más rápida que otras plataformas, o la asignación de recursos en tiempo real. Por ello, se espera que el rendimiento de los dispositivos basados en HarmonyOS sea mayor.

Huawei, además, no es la única que ha decidido apostar por un microkernel: la propia Google utiliza un microkernel propio en su sistema operativo Fuchsia, que aparentemente podría sustituir a Android en un futuro no muy lejano.

Huawei Mate40 Pro junto a Pixel 4 XL

El Huawei Mate40 Pro, junto a un Pixel 4 XL.

Nada de root

Son muchas las personas que eligen Android por la facilidad de manipulación que ofrece el sistema operativo de Google.

Al fin y al cabo, pocos sistemas operativos son tan fácilmente modificables a través de técnicas como la obtención de permisos root o la posibilidad de instalar ROMs de terceros que cambian por completo la experiencia con el sistema operativo.

Pero esto será muy distinto en HarmonyOS. La propia Huawei confirmó que en su sistema operativo no será posible realizar jailbreak, obtener permisos de root ni nada parecido, argumentando que este tipo de técnicas atentan contra la seguridad de la plataforma.

Más velocidad

Si bien no hay pruebas que lo demuestren, y todo lo que sabemos a día de hoy está basado en la documentación que existe sobre HarmonyOS, todo apunta a que el sistema operativo de Huawei funcionará más rápido que Android.

Eso se debe a que la compañía ha apostado una técnica de sistema operativo distribuido, que se basa en el uso de programación de tareas y gestión de datos de manera distribuida para mejorar su rendimiento del sistema.

Huawei explica al respecto que, mientras Android utiliza una gran cantidad de código repetitivo, un sistema de programación de tareas obsoleto y tiene problemas de fragmentación, HarmonyOS podrá ofrecer una experiencia más veloz.

Para ello, además, la compañía utiliza un mecanismo llamado “Motor de Latencia Determinista”, que analiza en tiempo real las características de cada aplicación para asignar los recursos del sistema de la manera más eficiente posible. En números, esto debería suponer una reducción del tiempo de respuesta del 25,7%, y una mejora del 55,6% en la fluctuación de la latencia.

HarmonyOS

Algunos de los dispositivos en los que HarmonyOS estaría disponible.

¿Qué hay de la interfaz?

Está claro que existen grandes diferencias entre ambos sistemas operativos si nos enfocamos en sus apartados más técnicos. Pero, ¿qué pasa con la interfaz de usuario?

Al fin y al cabo, si la idea de Huawei es que este sistema operativo esté presente en millones de dispositivos, de personas que ya se han acostumbrado a usar Android, la compañía debería trabajar en hacer que la transición sea lo más sencilla posible.

Y es por ello que, aunque el sistema operativo base vaya a cambiar, HarmonyOS seguirá utilizando la capa EMUI, de forma que los menús, ajustes y aplicaciones a los que los usuarios de móviles Huawei están acostumbrados en Android, estarán presentes una vez sus móviles se actualicen a EMUI 11.

Lo mismo sucederá con las apps de terceros. Gracias al compilador ARK, los desarrolladores lo tendrán mucho más fácil para portar sus apps de Android a HarmonyOS, dando a los usuarios la posibilidad de seguir utilizándolas independientemente del móvil que estén utilizando.

¿Cuándo podremos probar HarmonyOS?

Ahora, las diferencias entre HarmonyOS y Android ya han quedado claras.

Pero, ¿cuándo será posible probar el nuevo sistema operativo de Huawei?

La compañía china se muestra algo reticente a ofrecer fechas para la llegada de su nuevo sistema operativo. Sin embargo, sí sabemos que diciembre de 2020 podría ser el mes en el que Huawei ofrezca la posibilidad de instalar HarmonyOS en los primeros móviles compatibles, siendo el Huawei Mate 40 Pro el primer afortunado.

Temas relacionados: Android, Huawei, Otros Sistemas Operativos

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!