Close Button
Compartir

AVIF promete ser el formato de imágenes del futuro. Esto es todo lo que necesitas saber.

El formato de imágenes del futuro es una realidad. Su nombre es AVIF, y aunque hasta a hora no lo supieras, el dispositivo que estás usando para leer este artículo lo soportará muy pronto, si es que no lo hace ya.

AVIF es, al campo de la imagen, lo que AV1 fue al vídeo: un formato revolucionario que ofrecerá la posibilidad de tener archivos de imagen mucho más pequeños que los JPG, sin que eso se traduzca en una pérdida de calidad.

Fotografía con el Xiaomi Mi 11

Fotografía con un móvil Android.

¿Qué es AVIF exactamente?

Antes comparaba AVIF con el formato de vídeo AV1, y es que precisamente este formato de imagen está basado en el tipo AV1. De hecho, AVIF es el acrónimo de AV1 Image File Format.

Y esto es así porque AVIF es un formato de imagen derivado de un códec de vídeo, creado en base a las especificaciones de AV1 y el estándar HEIF. Así, un archivo AFIV no es mucho más que una imagen HEIF comprimida utilizando el codec AV1.

A grandes rasgos, se trata de un formato comparable a WebP, otro formato de imagen para la web, desarrollado por Google, que desde hace años se utiliza en un gran número de portales y sitios web --de hecho, si descargas una de las imágenes insertadas en este artículo, obtendrás un archivo WebP, y no un JPG--.

La principal virtud de AVIF con respecto a WebP es el hecho de estar basado en un códec mucho más moderno y avanzado como lo es AV1, en lugar del codec VP8 utilizado por WebP.

AV1

El logo oficial del codec AV1.

Hoy por hoy, AVIF ya está soportado por algunas de las plataformas y servicios más populares del mundo. Mozilla fue de las primeras en hacerlo, en enero de 2021, incluyendo soporte para AVIF en el navegador Firefox.

Más tarde fue Google quien introdujo soporte para el formato AVIF en la versión 89 del navegador Google Chrome, y poco antes ya había anunciado que Android 12, la próxima gran actualización del sistema operativo móvil más usado del planeta, dará soporte nativo para dicho formato de imágenes.

Por tanto, está claro que su acogida está siendo más que positiva, y parece evidente que 2021 será el año en el que AVIF llegue a apoderarse de la web. Pero, ¿cuáles son sus ventajas frente a otros formatos?.

¿Qué mejoras ofrece?

Como cada vez que surge un nuevo formato de imagen destinado a la web, nos encontramos con la ventaja de poder obtener la misma calidad de imagen en archivos de menor tamaño.

En el caso de AVIF, obtenemos una mejor compresión que otros formatos como PNG, JPG, GIF o el propio WebP. En concreto, la reducción de tamaño consigue que los archivos finales lleguen a pesar menos de un tercio del peso de un JPG de calidad comparable, y alrededor de la mitad de lo que pesaría un WebP similar.

JPEG vs AVIF

Comparativa de JPG (a la izquierda) y AVIF (a la derecha).

Otra gran ventaja frente a otros formatos es el soporte para imágenes HDR o de alto rango dinámico. Asimismo, AVIF ofrece soporte para imágenes animadas, con transparencia o sin pérdida, así como una profundidad de color de hasta 12 bits --si bien a día de hoy la mayoría de paneles ofrecen un máximo de 10 bits de profundidad de color--.

Aunque eso no es todo. Una de las grandes desventajas de WebP fue su tiempo de adopción por parte de algunas plataformas. Apple, por ejemplo, tardó casi diez años en incluir soporte para WebP en su navegador web, Safari.

Sin embargo, dado que tanto Apple, como muchas otras compañías de renombre, entre ellas Google, VideoLAN, Facebook o Netflix forman parte del grupo que respalda AVIF, su implantación en las principales plataformas debería ser mucho más ágil.

¿Qué diferencias hay entre AVIF y JPEG?

Algunas comparativas ya han dejado claras las ventajas de AVIF frente a JPEG, demostrando que el nuevo formato es capaz de ofrecer imágenes de mucha mayor calidad en archivos del mismo tamaño, gracias a técnicas de compresión más modernas y eficientes.

Dichas técnicas consisten, entre otras cosas, en utilizar los datos existentes entre los fotogramas de un vídeo, en lugar de utilizar los fotogramas completos. De este modo, la imagen reconstruida ofrece una calidad semejante o incluso superior, a la vez que se reduce el tamaño del archivo.

Aunque no todo son ventajas. Es necesario tener en cuenta que la carga de los archivos JPG en la web "parece" más rápida dado que el renderizado ocurre en múltiples fases, que permiten ir previsualizando la fotografía hasta que está completamente cargada.

Fotografía con móvil Android

Fotografía con un móvil Android.

En el caso de AVIF, la imagen carga por completo, y no es posible ir viendo el progreso ni previsualizar la imagen antes de que esté completamente cargada.

A eso hay que sumar que el codificado en AVIF requiere de una mayor carga sobre el procesador si no se utilizan las técnicas adecuadas. Y es que, en algunas herramientas como el compresor de imágenes online creado por ingenieros de Google, Squoosh, no se aprovecha la posibilidad de codificar en paralelo cada uno de los bloques de la imagen AVIF, aprovechando todos los núcleos del procesador y reduciendo el tiempo de codificado.

Si la adopción por parte de las principales plataformas es lo suficientemente rápida, parece muy probable que los días de WebP y JPG estén contados. AVIF es un formato muy superior a ambos en la mayoría de aspectos, y salvo por algún que otro detalle que aún queda por pulir, todo apunta a que estamos ante el nuevo santo grial de la fotografía.

Sus ventajas, eso sí, no solo serán aprovechables en el entorno de la web: cuando Android 12 llegue a los móviles y sea posible capturar imágenes en este formato, veremos cómo nuestras fotografías ocupan menos espacio de almacenamiento a la vez que ofrecen la mejor calidad, reduciendo así el espacio ocupado por los archivos de imagen y dejando más hueco para el resto del contenido.

Temas relacionados: Android, Google

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!