Si de algo estamos seguros a estas alturas, es que la inteligencia artificial ha llegado a la industria de los smartphones para quedarse, y con Google como uno de sus mayores impulsores, Android 8.1 Oreo no podría ser ajeno a la revolución IA.

De hecho, al segundo sabor de Android Oreo tras Android 8.0 llegan no sólo pequeños cambios en la interfaz de usuario y en el diseño de los elementos, sino también numerosos detalles menos visibles que intentarán hacernos la vida más fácil, y que implementan inteligencia artificial en muchos de los aspectos básicos del sistema operativo.

No en vano, a las novedades en los ajustes, en los gestos configurables, en la ayuda del SO, al rediseño de los emojis, etcétera; se unen una interfaz capaz de adaptarse automáticamente a los gustos del usuario, al contenido mostrado y al momento del día.

Hablamos cómo no de los temas oscuro y claro para cada momento, las paletas de colores que se adaptan al fondo de pantalla elegido o los botones de navegación también adaptados a la aplicación en uso, y que se disimulan para dejar más espacio en pantalla si se requiere.

La segunda beta de Android llega a Huawei

Un sinfín de novedades potenciadas por inteligencia artificial

Android 8.1 Oreo ha nacido para IA, y lo demuestra su barra de búsqueda omnipresente potenciada una inteligencia artificial que facilitará que encuentres lo que buscas en cada momento, ya sea un ajuste concreto del terminal o cualquier otra cosa en Internet.

Además, Android 8.1 implementa mejoras en el autocompletado de los formularios que facilitará no tener que cubrir a cada hora nuestros datos en la red, y por si eso fuera poco se ha desarrollado una selección de texto inteligente basada en IA que usa el machine learning para detectar cuándo se selecciona un texto y qué contenido se está seleccionando.

Tu teléfono es capaz de saber si has copiado una dirección, un correo electrónico, el nombre de alguien o un número de teléfono, y podrá ofrecerte soluciones a medida según el texto seleccionado. ¿Impresionante, no?

Además, Google ha implementado sobre Android Oreo una API de redes neuronales para potenciar de forma nativa los cálculos realizados por inteligencia artificial y máquinas de machine learning.

Otra API novedosa hace referencia a la memoria compartida, y permite que las aplicaciones puedan hacer uso de una especie de buffer o reserva de memoria para un acceso más rápido a aquéllos datos de uso común.

Android 8.1 Oreo incorpora además mejoras en el gestor de memoria y recursos, un paso necesario para la llegada de Android Go, que adaptará el sistema a para una utilización controlada de los recursos.

El futuro del mercado de smartphones, lo escribirá una inteligencia artificial

No hay duda de que el futuro de los dispositivos móviles se escribe en clave de IA, de hecho la fotografía móvil ya utiliza IA para que siempre podamos tomar la mejor foto, el asistente de Google se abre camino para protagonizar la interacción con el smartphone, y todos los fabricantes se afanan por estar ahí de un modo u otro, con Huawei a la cabeza gracias a sus chipsets Kirin 970 con unidad de procesamiento neuronal.

Google también avanza con la activación del Pixel Visual Core en Android 8.1 Oreo. Se trata de su primer chip de diseño personalizado de Google para procesado de imágenes y ‘machine learning’ en dispositivos de consumo, que optimiza la cámara y el funcionamiento de Lens.

El Huawei P20 Pro tampoco es ajeno a la ola de inteligencia artificial y el machine learning, y con el Kirin 970 a la cabeza optimizará la experiencia de la cámara fotográfica al máximo nivel junto al resto de cálculos derivados del aprendizaje máquina. ¡Una máquina de smartphone, valga la redundancia!

En Andro4all | Cómo la IA del Huawei P20 Pro entiende las imágenes y ajusta la cámara para sacar fotos perfectas