Hace ya tiempo que el mercado de smartphones juega con las pantallas grandes, y no nos referimos precisamente a los phablets. Desde los tiempos de las Padfone y su zócalo para insertar el teléfono en una pantalla de 10.1 pulgadas, hasta experiencias convergentes más profesionales como la implementada por Huawei en sus últimos dispositivos de más altas prestaciones.

Hoy en día la práctica totalidad del consumo multimedia y la navegación web se realiza desde dispositivos móviles, por lo que la homogeneización de la experiencia de un móvil con un PC es algo necesario en una industria que se mantiene siempre en constante desarrollo.

Y como Huawei no es ajena al movimiento, el gigante chino ha desarrollo su propio PC Mode para acercar la experiencia convergente Smartphone/PC a los usuarios de sus Huawei P20 Pro, probablemente el mejor teléfono en la historia de la firma con base en Shenzhen.

Huawei mira al mercado, y sube su apuesta: Modo PC sin accesorios

Microsoft lo intentó con Continuum, Google trabaja en ello con Andrómeda –ó Fuchsia– e incluso Canonical lo intentó con un proyecto convertido en agua de borrajas, pero fue Samsung quién se lo tomó más en serio con DeX. Los chicos de Huawei le han seguido a la zaga, y además apostando más fuerte que los coreanos con una solución ingeniosa.

De hecho, la solución de Samsung requiere una estación de sobremesa que cuesta 100 euros y añade coste al dispositivo, mientras que Huawei optó por implementar un modo de PC que funciona conectando el teléfono a un monitor, o a un televisor, con un simple cable HDMI y de forma directa.

El chipset HiSilicon Kirin 970 y su unidad de procesamiento neuronal dedicada exclusivamente a la inteligencia artificial, posibilitan con su potencia que el Huawei P20 Pro pueda mover con soltura una interfaz de escritorio totalmente funcional, y que con un ratón y teclado Bluetooth se convierte en un PC en toda regla.

“PC Mode”, como lo denomina Huawei, es un desarrollo propietario sobre la personalización EMUI del fabricante chino, y permite usar al Huawei Mate 10 y al Huawei P20 Pro como un ordenador de escritorio que funciona con Android.

Huawei promete 2 años de actualizaciones para varios de sus móviles

Más fácil y menos costes, la fórmula del éxito…

La tecnología de Huawei hace posible utilizar una experiencia convergente de un modo muy sencillo, sin costosos accesorios ni bases de carga, simplemente con un cable adaptador estándar de USB Tipo-C a HDMI.

Además, el teléfono de Huawei no se queda inservible, pues se mantiene activo para permitirnos seguir utilizándolo como un teléfono o como touchpad o teclado del PC de escritorio simulado por el smartphone.

Y si las notificaciones te preocupan para una presentación en público, debes saber que pueden mostrarse u ocultarse en el modo de escritorio, por lo que estás a salvo de miradas indiscretas a mensajes personales.

Una experiencia de escritorio completa en un teléfono móvil, que hará las delicias de la mayoría, y que facilita tanto su puesta en marcha como el precio, de unos 10 euros, que costará cualquier cable adaptador. Eso sí, busca uno que deje libre un puerto USB y cómprate de paso un hub para conectar memorias externas o periféricos similares, o te quedarás a medias…

La gran duda llega con el software, pues estas experiencias de convergencia se ven limitadas por el uso de Android y su compatibilidad, así que la necesidad de aplicaciones adaptadas se hará cada vez más patente a medida que se popularicen estas soluciones.

Sin duda el modo PC es una de las mejores opciones que ofrece la gama alta de Huawei hoy en día, y aunque seguramente crecerá con el tiempo, lo que vemos nos gusta y seguro que a ti también te gustará.

En Andro4all | Los Huawei Mate 10 también se convierten en un PC… y no necesitan ningún dock