Una de las características que ha habilitado la inteligencia artificial aplicada a la fotografía es la detección de escenas. Si bien no es un sistema nuevo, gracias a las tecnologías que incorporan los nuevos teléfonos como el Huawei P20 Pro, estas opciones encargadas de mejorar la calidad de las fotografías de manera automática, ha mejorado notablemente ofreciendo resultados cada vez más atractivos.

Muchos ya sabréis que el procesador que hace tan inteligente al último teléfono estrella de Huawei es el Kirin 970, un chip dotado de una Unidad de Procesamiento Neuronal que se encarga de las tareas de inteligencia artificial, logrando llevar a cabo procesos de alta carga computacional a una velocidad superior a la de cualquier otro chip. Esta tecnología es, precisamente, la que hace que la detección de escenas del Huawei P20 Pro sea tan precisa, y que la marca ha bautizado como Intelligent Technology.

Cómo la IA del Huawei P20 Pro entiende lo que hay en una imagen

El objetivo principal de esta tecnología no es solo que el teléfono sea capaz de “ver” a través de la cámara, sino que pueda llegar a pensar del mismo modo que un cerebro humano, y aplicar los distintos ajustes dependiendo de cada escena, además de continuar aprendiendo con el paso del tiempo.

Además, las capacidades de IA no solo se basan en el hardware interno del dispositivo, sino que también se apoya en procesos en la nube. De este modo, cuando se detecta una escena el motor neuronal del teléfono lo compara con otras imágenes y reconoce la situación. La principal diferencia con respecto al resto de sistemas similares que existían hasta ahora, es que el procesador Kirin 970 del Huawei P20 Pro es capaz de procesar hasta 2.000 imágenes por minuto.

Por tanto, no extraña que la IA sea capaz de comparar cientos de imágenes distintas en cuestión de segundos, para ofrecer los parámetros perfectos antes de capturar la fotografía. Y lo mejor de todo es que el terminal irá aprendiendo con el paso del tiempo y el uso, dado que la NPU irá recopilando datos que servirán para mejorar la precisión de este sistema.

Como es lógico, la velocidad con la que el teléfono reconoce las escenas resulta en un proceso totalmente invisible de cara al usuario. Aún así, para saber que la detección de escenas está actuando, en el visor de la cámara aparece un pequeño icono ubicado en la parte inferior izquierda.

Dependiendo del icono que aparece, el usuario sabrá cuál de las 19 escenas ha sido detectada, desde personas y mascotas, hasta comida, paisajes y mucho más. Una vez identificada la escena, los ajustes de la cámara se modifican de forma automática e instantánea, e incluso es capaz de recurrir a otros modos como Supernoche o Enfoque Predictivo 4D para que las fotografías sean aún mejores en cualquier situación.

En definitiva, el Huawei P20 Pro no solo “ve” a través de sus tres cámaras. También logra entender qué es lo que se encuentra delante, y ajustar así su cámara con el objetivo de facilitar al usuario la experiencia a la hora de capturar la fotografía perfecta.