Utilizar tu smartphone sin tocarlo, el reto de la Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial está llamada a ser uno de los mayores avances tecnológicos de la historia, y de momento va a buen paso para conseguirlo –si es que no lo ha hecho ya– ya que gracias a esta, nuestra experiencia con los smartphones ha mejorado sobre manera. Aunque lo cierto es que aún tiene un gran reto para con los usuarios: permitir que utilicemos un smartphone sin necesidad de tocarlo.

A día de hoy, el claro ejemplo de que esto puede ser posible es el Huawei Mate 20 Pro, y en parte, es gracias a su hardware de gran potencia, que es elemento indispensable a la hora de gestionar los datos que se utilizan para llevar a cabo este tipo de control del terminal, en el que intervienen desde los sensores hasta la propia pantalla.

Huawei Mate 20 Pro, el móvil que puedes controlar sin tocar su pantalla

El procesador Kirin 980 que encontramos dentro de este smartphone cuenta con dos chips propios de procesamiento neuronal, especiales para trabajar de forma independiente con procesos propios de la Inteligencia Artificial, lo cual le dota de una clara ventaja a este nivel respecto a sus competidores.

Utilizar tu smartphone sin tocarlo, el reto de la Inteligencia Artificial

Te recomendamos | Kirin 980: el cerebro del Huawei Mate 20 revoluciona la IA móvil

Los sensores, que al fin y al cabo son una elemento indispensable para poder utilizar el móvil sin tocar su pantalla, y en este terminal encontramos algunos que consiguen eliminar incluso la necesidad de tocar el terminal en sí, como por ejemplo su sistema de reconocimiento facial por infrarrojos, el cual detecta la profundidad de tu cara para asegurar que el sistema de seguridad no sea fácilmente burlado mediante una fotografía de tu rostro.

En la cámara también encontramos Inteligencia Artificial, que permite que el terminal reconozca los objetos que se están fotografiando para, por ejemplo, acceder a la compra online de uno de ellos, o bien para permitirnos copiar el texto que podamos estar viendo en la imagen. Aunque también para mejorar nuestra fotografía mediante la detección automática de escenas.

Para llevar todo esto a cabo, el Huawei Mate 20 Pro requiere de sensores de calidad, como son los que encontramos en el terminal. Concretamente, en su parte trasera habitan tres sensores, de 40, 20 y 8 megapíxeles, que permiten que este apartado sea un gran activo, que no sólo sirve para tomar fotografías y vídeos, sino también para poder interactuar con nuestro entorno.

Utilizar tu smartphone sin tocarlo, el reto de la Inteligencia Artificial

Aunque, sin duda, la mejor manera para utilizar con nuestro terminal sin tocarlo es mediante nuestra voz, y ahora eso es más posible que nunca gracias a los asistentes virtuales, que ya se han colado en la rutina de muchísima gente y han cambiado la manera en la que muchos hacemos nuestras consultas en internet, por ejemplo. Pero estos no sólo dependen del software, sino también del hardware, y por ello los micrófonos de gran precisión combinados con dicho hardware hacen que podamos disfrutar de una gran experiencia.

Las opciones futuras que puede tener la Inteligencia Artificial son prácticamente ilimitadas, y seguramente podamos hacer cosas que ahora mismo nos parecen impensables. Lo que está claro es que ahora mismo el Huawei Mate 20 Pro es un ejemplo de lo rápido que está avanzando este tipo de tecnología, y de todo lo que puede hacer en este momento

Más información | Huawei