Xiaomi podría vender una de sus marcas emblemáticas a una de las empresas de videojuegos más grandes del mundo

Tencent, una de las empresas tecnológicas más grandes del mundo, está negociando con Xiaomi para comprar Black Shark.

Xiaomi podría vender una de sus marcas emblemáticas a una de las empresas de videojuegos más grandes del mundo

Desde que Xiaomi introdujo el primer móvil de la serie Black Shark en el año 2018, la submarca enfocada al gaming se ha convertido en una de las mejor valoradas por los usuarios, al ofrecer una experiencia de juego de primer nivel gracias a unas especificaciones punteras, a un precio más bajo que el de algunos de sus rivales más directos.

Poco a poco, la marca se ha ido abriendo camino en el panorama del gaming portátil hasta convertirse en una de las referencias de su segmento, de la que Xiaomi es propietaria en cerca de un 50%. Y, pronto, puede que la marca vaya a cobrar todavía más protagonismo, de la mano de una de las empresas de videojuegos más importantes del mundo, propietaria de Riot Games y Epic Games.

Black Shark 4 Pro

Los Black Shark 4 podrían ser de los últimos móviles de la marca mientras aún pertenece a Xiaomi.

Tencent estaría planeando comprar Black Shark

Nuevos rumores provenientes de China indican que Xiaomi y Tencent estarían negociando por una posible compra de la marca de teléfonos y accesorios por parte de la gigante tecnológica china. Algunos ejecutivos de Xiaomi habrían admitido que las negociaciones están en curso.

Al parecer, una vez completada la adquisición de Black Shark por Tencent, la marca no solo centraría sus esfuerzos en la creación de smartphones centrados al gaming, sino que, además, comenzaría a desarrollar su propio hardware de realidad virtual con los que dar a los usuarios la posibilidad de adentrarse en el llamado "metaverso".

No es de extrañar que Tencent se haya fijado en Black Shark, y no en otras firmas similares. A día de hoy, Black Shark es la marca con mayor cuota de mercado en el segmento de los móviles para jugar. Según los analistas, la marca estaría valorada en 3.000 millones de yuanes, pero Tencent pagaría entre 2.600 y 2.700 millones para hacerse con ella.

Por ahora, no está claro si la adquisición llegará a completarse, y si es así, cuánto tardará en hacerlo. Lo que resulta muy probable, es que la marca tiene planes de expansión que se van a llevar a cabo, con o sin la ayuda de Tencent.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti