Close Button
Compartir

Aquí no hay quien viva definió a una generación entera.

Uno de los géneros más usados tanto en películas como series españolas es la comedia. Hemos recibido gran cantidad de producciones realizadas en nuestro país que se alejan de este esquema humorístico que tanto se hace, y que a la vez tanto gusta en España. A pesar de esto, las películas y series centradas en hacer reír al espectador son algunas de las más amadas por el público de nuestro territorio, razón por la cual vamos a hablar de una de las series que empezó este amor por parte de los usuarios.

Aquí no hay quien viva estrenó su primer capítulo en el ya lejano año 2003 (siendo más específico el 7 de septiembre del 2003). En aquella época ya existían series de televisión del estilo que se habían vuelto famosas, pero esta llevó la comedia a un formato novedoso: un edificio de vecinos.

Si todavía no habéis visto este clásico atemporal (que se encuentra disponible tanto en Netflix como Amazon Prime Video) a continuación, os daremos 5 razones por las que deberías hacerlo:

Mejores películas de comedia y risa de Netflix

Antigua pero moderna al mismo tiempo

Para poder entender el contexto de esta serie tenemos que situarnos en el principio de los 2000, una época que ya se siente lejana, y que muchas personas que están leyendo esto no habrán ni vivido. Nos encontramos ante una España que estaba luchando por adentrarse en el mundo moderno, pero la cual no quería dejar de lado el pasado. Todo esto se ve excelentemente plasmado en la pantalla chica gracias a esta serie.

Aquí no hay quien viva trata, muchas veces, temas relacionados con esta transición a la modernidad que estaba haciendo la sociedad, algo que se ve reflejado, por ejemplo, en el hecho de que todavía calcularan los precios en pesetas (moneda usada en España hasta el año 2002). De esta manera la serie puede resulta de lo más ilustrativa para aquellas personas que no pueden ni llegar a imaginarse como era nuestro país en aquella época.

A pesar de la ambientación de la serie, esta consigue parecer moderna gracias a las grandes ideas que tuvieron los guionistas a la hora de plantear la trama, tanto la de cada episodio, como la de la serie en general. Los mensajes que intenta trasmitir, así como los diálogos de algunos personajes, parecen sacados de una época mucho más reciente.

Personajes Icónicos y frases legendarias

Si hay algo que nos ha dejado Aquí no hay quien viva es una gran cantidad de personajes icónicos que, aún hoy en día y, en algunos casos, tras el fallecimiento del actor que lo interpretaba, siguen estando en el imaginario colectivo. En esta serie conocimos a personajes legendarios como fueron Marisa, Juan Cuesta o Emilio (interpretados por Mariví Bilbao, José Luis Gil y Fernando Tejero respectivamente).

Cada personaje en esta serie tenía su personalidad totalmente definida, teniendo desde el descuidado portero, hasta la actriz fracasada con ínfulas de grandeza, pasando por las tres señoras cotillas que formaban "Radio Patio". Además de esto, la gran construcción de estos personajes consigue que desde el primer capítulos te enamores de ellos, algo que es muy difícil de conseguir.

Así mismo, esta serie nos ha dejado con gran cantidad de frases icónicas que seguramente habréis escuchado o leído en alguna parte. Entre estas podemos destacar el "Un poquito de por favor" de Emilio, o el "Las caras, Juan las caras" de Paloma. Esto sin duda prueba lo hondo que ha calado esta serie en las personas que la vieron, llegando a usar frases de estos personajes en su vida diaria.

El hecho de que, aún hoy en día, más de una década desde que acabó la serie, sigamos teniendo tan presentes a sus personajes, demuestra el hecho de que Aquí no hay quien viva entra, sin duda, en la lista de las mejores series españolas de la historia.

Capítulos autoconclusivos

Está claro que no todo el mundo tiene el tiempo y la paciencia necesaria para ver una serie tan larga como es Aquí no hay quien viva (dispone de 6 temporadas). Para estas personas no hay nada más molesto que aquellas series que te dejan con la intriga tras cada capítulo, ya que muchas veces no podrán continuar hasta el día siguiente. Por esta razón, y a pesar de su larga extensión, esta serie que estamos tratando puede ser perfecta para esta persona.

Cada capítulo tiene un trama propia, la cual se presenta, desarrolla y concluye en la hora aproximada que dura cada uno de estos. Cierto es que existen tramas más complejas que abarcan una temporada entera, pero estas son lo suficientemente recalcada que son fáciles de seguir, aunque tardes una semana en ver otro capítulo.

Esto es común en las series comedia del estilo, pudiendo encontrarlo incluso en producciones estadounidense como son Modern Family o The Big Bang Theory, dos de las mejores sitcoms que nos ha dado este país americano.

Una banda sonora rica en creatividad

Una gran parte de las canciones de esta serie fueron interpretadas por un grupo a capella ya disuelto conocido como "Vocal Factory". Estos cantan varias de las canciones que escuchamos durante la serie, imprimiendo una gran identidad a la banda sonora de la serie. Así mismo, la canción de apertura que veremos a lo largo de todas las temporadas de la serie también fue cantada por este mismo grupo.

Un humor inteligente y adaptado a la época

Gran cantidad de las series humorísticas que vemos en la actualidad suelen abusar de hacer chistes sobre minorías, drogas, sexo y demás temas tabús en la sociedad. A diferencia de la mayoría de estas, Aquí no hay quien viva sabe muy bien cómo hacer reír tratando estos temas, y esto lo demuestra especialmente en sus primeras temporadas, en las que consigue crear situaciones graciosas en todo momento.

Existe una gran diferencia entre hacer humor fácil y saber hacer humor, y los guionistas de Aquí no hay quien viva demostraron su talento en este apartado. Por esto estamos ante una de las mejores series de comedia que podemos encontrar en estas plataformas.

Temas relacionados: Amazon, Netflix

Compartir
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por solo 8,99€! Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!