Close Button
Compartir

¿Os acordáis de todos estos terminales de LG?

Se acabó. LG abandona el mercado de los teléfonos móviles. A pesar de que últimamente sus cifras no acompañaban y de que se encontraba a años luz de otras marcas como Samsung, Xiaomi, Huawei u OPPO, lo cierto es que nos deje un grande como LG es una mala noticia.

Porque sí, LG es una grande. Sus últimos modelos lanzados al mercado son realmente innovadores y atrás nos ha dejado con dispositivos que han sido leyenda viva de Android.

Reproduccion de vídeo en el LG Wing

Así se ve YouTube en el LG Wing.

Muchos de sus terminales móviles han sido clave para que Android esté a día de hoy en la posición privilegiada en la que se encuentra y aunque los surcoreanos también han cometido muchos fallos, no vamos a negar que las cosas buenas de LG pesan mucho más que las malas.

Hoy queremos recordar todas esas locuras --y también fracasos-- que la gran LG nos ha brindado durante todos estos años.

Nexus 5

Nexus 5

El Google Nexus 5, ¿el mejor teléfono fabricado por LG?

Para muchos el mejor teléfono Android que ha existido jamás --con perdón del Nexus 4--. Un dispositivo potente y con un rendimiento sobresaliente, que únicamente pecaba de una cámara algo deficiente y una batería algo escasa, pero que salió a la venta a un precio realmente rompedor para la época. En pocas palabras: una auténtica genialidad.

El Nexus 5 será recordado como uno de esos teléfonos que lo cambió todo en Android. Una lástima que jamás volveremos a ver un dispositivo ya no solo igual, si no parecido.

LG G2

El buque insignia de LG, el potente G2

El LG G2, una obra de arte hecha móvil

Y si el dispositivo de Google fabricado por LG se encuentra en el salón de la fama de los teléfonos Android, lo mismo podemos decir de su primo hermano el LG G2, el que sin duda es el teléfono más querido bajo la denominación surcoreana.

El LG G2 montaba el procesador más potente del momento, el Qualcomm Snapdragon 800, ofreciendo un rendimiento sin igual y aunque no estuvo exento de críticas, lo cierto es que muchos medios de tecnología lo nombraran dispositivo del año no fue una casualidad.

LG G8X ThinQ

LG G8X ThinQ destacada

Esta funda añade una segunda pantalla al móvil

No todo iban a ser alabanzas en LG. Algunos terminales como este G8X ThinQ nos dejaron algo descolocados y no porque sinceramente fuese un mal dispositivo, si no porque la idea detrás de este dispositivo estaba realmente mal ejecutada.

Tal y como pusimos de manifiesto en su análisis, dicho dispositivo contaba con una peculiar funda que le añadía una segunda pantalla. ¿El problema? Que la funda hacía que el dispositivo no solo fuese mucho más grande si no también bastante pesado, haciendo que su uso fuese realmente incómodo.

LG G5

LG G5

El LG G5 apostó por la modularidad y no le fue realmente bien

Seguimos con otra locura de la compañía y en esta ocasión toca hablar del LG G5, un terminal que apostó por la modularidad y que en su momento, fue una completa revolución. El LG G5 se basaba en módulos intercambiables en un momento en el que los teléfonos comenzaban ya ni a incluir baterías reemplazables.

Por desgracia el tema este de los módulos no cuajó entre el público y es que a pesar de que LG ha fabricado grandes terminales, lo cierto es que el marketing nunca ha sido su punto fuerte.

LG G Flex

El LG G Flex

El LG G Flex fue uno de los primeros terminales curvos

El LG G Flex fue uno de los primeros terminales curvos del planeta y que demostraba que la firma surcoreana había venido a intentar ser innovadora.

En aquel momento las pantallas curvas parecían ser el futuro y aunque obviamente esto no ha sido así, este dispositivo supuso un punto y aparte para este tipo de tecnologías. Un pionero en toda regla.

LG Wing

LG Wing con dos pantallas

La doble pantalla del LG Wing, su gran baza frente al resto de smartphones.

Y terminamos con uno de los dispositivos más extraños de LG y uno de los últimos de su catálogo, el LG Wing, un terminal con doble pantalla pero con un concepto nunca antes visto hasta ahora.

El problema, es que toda la innovación que escondía este LG Wing no logró justificar su precio de más de 1.000 euros salvo para aquellos que estaban cansados del mismo formato de siempre en sus móviles y querían probar algo nuevo. ¿El desenlace? El que todos conocemos, LG cerrando la persiana. Nunca te olvidaremos.

Temas relacionados: LG, Móviles

Compartir
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por solo 8,99€! Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!