Close Button
Compartir

Una de las versiones originales de Android tenía un curioso fallo de programación, que permitía a los usuarios reiniciar o rootear su móvil simplemente escribiendo un mensaje.

Una de las mejores formas de ver cómo ha evolucionado Android con el paso de los años es echar la vista atrás y ver cómo era, en sus inicios, el que hoy en día es el sistema operativo más utilizado del mundo.

Lo que actualmente es un sistema operativo complejo, y capaz de correr en infinidad de dispositivos de diferente tipo, en sus inicios era un software mucho más simple, cuyo equipo tenía el reto de hacerlo correr en un dispositivo físico, programando a contrarreloj para conseguir adelantarse a la competencia.

Eso les llevó a cometer algún que otro error. Uno de los más curiosos fue el "vergonzoso error de root" que Cheet Haase, uno de los ingenieros del equipo de gráficos de Android, explica en Androids, su libro donde cuenta los orígenes del sistema operativo.

Root en Android

El root es una de las técnicas más populares para realizar modificaciones avanzadas sobre el software de los dispositivos Android.

Bastaba con escribir "root" en el teclado para obtener permisos de superusuario

En su libro, Haase explica que en los inicios, "todo el mundo trabajaba tan rápido que a veces fallaban al descubrir cosas que podrían haber sido descubiertas en entornos más cautos y tranquilos". Por esa razón, en los inicios de Android se pasó por alto uno de los bugs más extraños jamás descubiertos en la historia de Android.

Y es que, en una de las versiones, cualquier usuario podía reiniciar su móvil tan solo escribiendo un mensaje en la app de chats. Peor aún: incluso era posible obtener permisos de superusuario escribiendo el mensaje "root".

"La gente descubrió que si escribía "root" en Gchat podía obtener acceso root en su teléfono. Y luego la gente se dio cuenta de que también funcionaba cuando escribías "shutdown" o "reboot".

Fueron los ingenieros Jeff Sharkley y Kenny Root quienes informaron del error al equipo de Android. Tras publicar la aplicación ConnectBot en la tienda de apps de Android --llamada Android Market por aquel entonces--, recibieron un gran número de reportes de usuarios en los que se avisaba que, al escribir "reboot" en la consola SSH que incluía la app, sus teléfonos se reiniciaban.

El equipo de Android pensó que se trataba de algún tipo de broma pesada, y marcaron el "bug" como "no reproducible", olvidándose de él por un tiempo. Sin embargo, acabó convirtiéndose en, en palabras del propio escritor del libro, "aterrador" para Android.

Fun fact: Connect Bot fue una de las primeras aplicaciones publicadas en Android Market. Y a día de hoy, sigue disponible para descargar en Google Play y recibiendo actualizaciones de manera frecuente.

Lo que había sucedido, es que los eventos de teclado del sistema operativo eran enviados a una consola permanentemente abierta. El problema, es que los ingenieros dejaron una consola con permisos de root por la que pasaban dichos eventos.

El equipo intentó solucionar un problema derivado de esa decisión, pero en lugar de apagar por completo la consola, solo la volvieron invisible, de modo que la versión final de Android seguía contando con esa consola abierta, dando al usuario control casi total sobre el software.

Por esa razón, al escribir "reboot" en ConnectBot, o el mensaje "root" a través de GChat, los usuarios eran capaces de reiniciar sus teléfonos u obtener permisos de superusuario, dado que las instrucciones eran enviadas a la consola del sistema.

De este modo, surgió el primer método para obtener permisos de root en el primer dispositivo Android disponible en el mercado, el HTC Dream o T-Mobile G1. Pero tal y como afirma Haase, por suerte la plataforma ha sobrevivido el tiempo suficiente para dar al equipo la posibilidad de regresar atrás en el tiempo y arreglar todos aquellos fallos y problemas que se fueron acumulando con el tiempo, y este fallo quedará como una anécdota más de la historia de Android, como las muchas otras que se cuentan en el libro.

Temas relacionados: Android

Compartir

Este artículo sugiere de forma objetiva e independiente productos y servicios que pueden ser de interés para los lectores. Cuando el usuario realiza una compra a través de los enlaces específicos que aparecen en esta noticia, Andro4all percibe una comisión.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!