Close Button
Compartir

Móviles Android actualizados durante cuatro años: Google se asocia con Qualcomm para hacerlo realidad.

Cómo saber qué versión de Android tienes y si hay actualizaciones pendientes

Cómo hacer downgrade a una versión de Android anterior

Google ha decidido tomar cartas en el asunto de las actualizaciones en Android. Esta vez de verdad. Y lo ha hecho de la mano de Qualcomm, para asegurar que los dispositivos Android puedan recibir actualizaciones del sistema durante cuatro años a partir de 2021.

Gracias a medidas adoptadas en los últimos años como Project Treble, Google a permitido a los fabricantes aligerar en gran medida el proceso de desarrollo y distribución de las nuevas versiones de su software. De este modo, firmas como Samsung y Google han sido capaz de asegurar tres años de actualizaciones del sistema para sus dispositivos.

Pero gracias a la colaboración con Qualcomm, se planea ampliar este soporte a cuatro años en términos de actualizaciones del sistema y de seguridad.

Cuatro años de actualizaciones para los dispositivos Android con procesador Qualcomm

Versiones de Android

Android 10 y Android 11, dos de las versiones de Android más recientes.

En la nota de prensa compartida por Qualcomm, se indica que la solución ideada por Google consiste en permitir a los fabricantes actualizar sus dispositivos sin necesidad de modificar el software específico del chipset que monte cada terminal.

Como es lógico, esta medida solo beneficiará a aquellos dispositivos basados en plataformas Qualcomm Snapdragon. En ese sentido, Qualcomm explica que los primeros terminales en poder beneficiarse de este avance serán aquellos con un chip Snapdragon 888 en su interior.

Qualcomm Snapdragon 888 5G

Los móviles con Snapdragon 888 llegarán en 2021.

Hablando de Treble, sin duda ese fue el cambio en la arquitectura de Android que ha hecho posible esta evolución, gracias a la idea de Google de modularizar el sistema operativo separando la plataforma en distintos módulos que se pueden actualizar de forma individual, y por tanto de una manera más ágil y rápida.

Sin embargo, esta simplificación del sistema operativo hizo más complejo el trabajo de los fabricantes de procesadores en cierta medida, dado que para cada modelo de SoC, estos debían crear múltiples combinaciones de implementaciones con las que dar soporte a las marcas que usarían ese chipset para lanzar nuevos dispositivos o para liberar actualizaciones del sistema operativo destinadas a dispositivos lanzados anteriormente.

En la documentación técnica, se especifica que Google ha extendido el llamado “principio de no retroactividad” de Project Treble a los procesadores. Esto es: los requisitos de la versión del núcleo Linux y de la capa de abstracción de hardware –HAL– no serán retroactivos, de forma que un procesador lanzado con unos drivers orientados a Android 11 podrá soportar hasta Android 14, pasando por Android 12 y 13 con la misma implementación de software del fabricante –de Qualcomm, en este caso–.

Dicho de otro modo: los fabricantes de móviles pueden actualizar sus móviles a las últimas versiones del sistema operativo sin necesidad de modificar el software específico de Qualcomm.

De este modo, se reducen los costes asociados a la necesidad de actualizar el software de cada procesador para hacerlo funcional en cada nueva versión de Android, a la vez que se da a los fabricantes la posibilidad de dar soporte a sus procesadores durante más tiempo.

Este cambio llegará por defecto en todos los dispositivos lanzados con Android 11 y versiones superiores. Y aunque Google ha decidido no hacer obligatoria la norma de extender el período de soporte a cuatro años a los fabricantes, al menos la posibilidad de hacerlo está ahí, y es solo cuestión de tiempo hasta que las marcas decidan sumarse a esta iniciativa.

Temas relacionados: Android

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!