¿Qué pasa con tu móvil Android después de que deje de recibir las actualizaciones de seguridad?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Actualización del sistema en Samsung Galaxy S10

Aunque a la hora de adquirir un nuevo smartphone siempre nos fijamos en las especificaciones técnicas, en la cámara de fotos, en la RAM o en el procesador, también deberíamos tener en cuenta otro aspecto que sinceramente es bastante importante. La cantidad de actualizaciones de seguridad que un smartphone recibe.

Se trata de un aspecto fundamental que normalmente nunca tenemos en cuenta pero dado que la seguridad y la privacidad es algo que debería importarnos tanto a nosotros como a Google, estaría fenomenal que a partir de ahora además de escoger nuestro nuevo terminal por tener una cámara sobresaliente, también lo hiciésemos en base a la cantidad de actualizaciones que recibe.

Ahora bien, ¿qué sucede cuándo un terminal deja de recibirlas? ¿Hay que tirarlo? ¿Ya no funciona? ¿Debemos enterrarlo bajo tierra?

¿Qué sucede cuando un terminal deja de recibir actualizaciones de seguridad?

Xiaomi Mi Note 10 miui 11 actualizacion

Algunos terminales como los Google Pixel cuenta con un periodo de actualizaciones de seguridad de unos tres años, otros mucho menos e incluso alguna marca más. Evidentemente se trata de un periodo bastante amplio en especial teniendo en cuenta que muchos usuarios cambiamos de smartphone antes de que transcurra todo este tiempo (ya sea porque nos hemos cansado de él, la batería no funcione o porque queremos un modelo con mejores prestaciones).

Sin embargo en caso de que aguantemos con nuestro dispositivo hasta la última actualización de seguridad, ¿qué sucede si sigo con él? ¿Vendrán los hackers malvados a robarme la cuenta de Google? Evidentemente no.

Seguir utilizando un smartphone antiguo aunque no sea del todo recomendable, tampoco pasa nada. Las apps de la Play Store siguen actualizándose y recibiendo mejoras independientemente del sistema operativo y con tal de no acceder a sitios web extraños o descargar apps de dudosa procedencia, en principio no deberíamos correr riesgo alguno.

A mayor abundamiento y una vez que el teléfono no reciba más actualizaciones, es el momento perfecto para adentrarse en el mundo de las custom rom y darle una segunda vida al terminal. Por supuesto también está la opción de relegar este smartphone a teléfono de emergencia, despertador, consola portátil o reproductor de música.

En conclusión, no pasa nada por seguir utilizando un teléfono Android que haya dejado de recibir actualizaciones de seguridad siempre y cuando hagamos un uso responsable de él –algo que deberíamos hacer siempre–. Android no deja de ser a día de hoy un sistema operativo realmente seguro por lo que no hay que temer nada por utilizar un dispositivo con unos cuantos años a la espalda.

Entérate siempre de la última hora de Android en nuestro canal oficial de Telegram, ¡únete!

Sigue a Andro4all

Archivado en Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion