Houseparty: la app de videollamadas del momento que Facebook intentó plagiar y ahora pertenece a los creadores de Fortnite

Última actualización el 17/03/2020 a las 18:01

La pandemia de COVID-19 que ha obligado a parte del mundo a permanecer encerrada en sus hogares ha supuesto un inesperado repunte en el uso de apps para hacer videollamadas en grupo. Pero no todas ellas parecen haber sufrido las consecuencias del coronavirus del mismo modo. De hecho, de entre todas las apps de este tipo, una es la que parece haberse quedado con la mejor parte del pastel: Houseparty.

Houseparty

Esta joven aplicación, con algo menos de cuatro años de vida, ha conseguido liderar las listas de descargas de las tiendas de apps más utilizadas –Google Play Store y Apple App Store– en pocos días, y parece haberse convertido en la aplicación predilecta para realizar videollamadas por parte de los usuarios de las dos plataformas móviles mayoritarias. Algo, sin duda, curioso pues hasta hace no demasiado, gran parte de la población ni siquiera sabía de la existencia de esta utilidad.

Y lo cierto es que la historia de Houseparty es digna de estudio. Al fin y al cabo, aunque muchos no lo sepan, se trata de una aplicación en la que Facebook demostró tener cierto interés un tiempo atrás, si bien finalmente la compañía de Mark Zuckerberg decidió plagiarla y crear su propia alternativa… que curiosamente, no tuvo demasiado éxito. Ahora, además, el proyecto pertenece a Epic Games, la compañía desarrolladora del famosísimo Fortnite: Battle Royale.

La app que fue capaz de sobrevivir a Facebook

App de videollamadas de Facebook

Aunque el lanzamiento de la app se produjo en 2016, no fue hasta un año después cuando, aparentemente, Facebook demostró interés en adquirir el proyecto. Es cierto que Houseparty no era muy diferente de otros servicios de su misma categoría, pero su formato más distendido y enfocado a jóvenes, que acabó popularizando el uso de la aplicación entre el público adolescente, atrajo a Mark Zuckerberg y lo llevó hasta el punto de estar cerca de presentar una o varias ofertas de compra a los creadores de Houseparty.

Y si algo nos ha enseñado la historia, es que Facebook no se rinde tan fácilmente: después de intentar adquirir sin éxito Snapchat, la compañía centró todos sus esfuerzos en plagiar el máximo número de funciones para introducirlos en sus propios servicios. Así, nacieron entre otras muchas cosas las Instagram Stories, que no mucho tiempo después ya daban cobijo a más usuarios que la propia Snapchat al completo.

Pero, sorprendentemente, el caso de Houseparty fue diferente. Poco después de salir a la luz los informes que indicaban que Facebook había intentado adquirir la app de videollamadas, la compañía presentaba Bonfire, una aplicación de “video chat” sospechosamente similar a Houseparty, con funciones como efectos en tiempo real, minijuegos y otras herramientas que parecían clonadas de la que ahora se ha convertido en una de las apps de moda.

Quizá fue la manera apresurada de crear y lanzar la aplicación, o el hecho de que Houseparty ya estaba lo suficientemente arraigada entre los jóvenes, pero solo un tiempo después de haber lanzado Bonfire, Facebook decidió matar el proyecto y descontinuar Bonfire en mayo de 2019, creando así un precedente y siendo Houseparty una de las pocas aplicaciones capaces de haber sobrevivido a Facebook.

Fue en junio de 2019, cuando la propia compañía detrás de Houseparty anunciaba en su blog oficial que pasaba a formar parte del catálogo de servicios de Epic Games, la gigante detrás de plataformas como Epic Games Store, juegos como Fortnite: Battle Royale o el motor de videojuegos Unreal Engine.

¿Qué tiene Houseparty para ser tan especial?

HouseParty - Videollamadas de grupo

Aún sin cifras de por medio, no es difícil deducir que, un alto porcentaje de las videollamadas realizadas a lo largo del mundo se realizan con fines profesionales, ya sea por reuniones de equipo o entrevistas de trabajo. Partiendo de esta base, los creadores de Houseparty –que, por cierto, antes ya habían desarrollado la app de videollamadas Meerkat, creada en tan solo ocho semanas partiendo de Yevvo, un proyecto previo– fueron capaces de encontrar un hueco en esta categoría de aplicaciones para acabar creando una app con un formato más distendido donde los usuarios pueden “quedar” virtualmente con hasta ocho amigos o familiares y pasar un buen rato.

Precisamente ahí reside la esencia de la aplicación. Mientras otras aplicaciones de videollamadas ofrecen funciones pensadas a un uso más profesional –compartir la pantalla del ordenador o el móvil, — Houseparty sustituye estos añadidos con filtros y efectos en tiempo real, minijuegos como “Pinturillo” o “Trivial” integrados en las ventanas de chat o la opción de bloquear la sesión de chat para evitar que otras personas puedan unirse y mantener cierto grado de privacidad con la persona que está al otro lado de la pantalla.

No es de extrañar, por tanto, que la aplicación se haya convertido en una de las apps más descargadas durante la crisis del COVID-19. Al fin y al cabo, cuando millones de personas se han quedado sin poder salir de casa, pasar un rato –virtual– con amigos y familiares es una de las mejores maneras de amenizar la cuarentena. Y qué mejor forma de hacerlo que utilizando una aplicación de videollamadas que deja a un lado el aura de seriedad de otros servicios populares como Skype o Zoom, y se centra en habilitar una vía de comunicación divertida, fácil de utilizar y, más importante aún, gratuita.

Google Play | Houseparty

VER COMENTARIOS

Recomendado