El cofundador de Apple denuncia a Google

Steve Wozniak ha demandado a Google por no actuar en las estafas de Bitcoin realizadas a través de YouTube.

Última actualización el 23/07/2020 a las 16:46

Steve Wozniak, co-fundador de Apple junto a Steve Jobs, ha impuesto una demanda contra Google por haber permitido durante años que YouTube sea utilizado como una plataforma para llevar a cabo estafas en su nombre relacionadas con Bitcoin, similares a las que se llevaron a cabo hace unas semanas en Twitter después de que la red social fuese hackeada.

Según cuentan en Bloomberg, las estafas a las que se refiere Wozniak han sido llevadas a cabo en YouTube utilizando el nombre del co-fundador de Apple, así como sus imágenes y vídeos.

Pero Wozniak no ha actuado solo. La demanda ha sido presentada junto a otras 17 víctimas de este tipo de estafas elaboradas en su nombre.

En ella, se solicita a Alphabet –compañía madre de Google y YouTube– retirar todos y cada uno de los vídeos de este tipo, notificar a los usuarios y compensar a los afectados.

Steve Wozniak

Steve Wozniak co-fundó Apple junto a Steve Jobs en 1976

Steve Wozniak quiere que YouTube retire todos los vídeos de estafas hechas en su nombre

YouTube no es la única plataforma afectada por este tipo de estafas, que usan a personajes públicos mundialmente conocidos para intentar atraer a sus víctimas.

Como decía al inicio, solo unos días atrás vivíamos uno de los mayores hackeos de la historia de Twitter, que permitió a atacantes hacerse con el control de las cuentas de algunas celebridades como Elon Musk, Bill Gates o Barack Obama y publicar en sus perfiles tuits en los que se animaba al resto de personas a enviar una determinada cantidad de Bitcoin a las direcciones de los atacantes.

Curiosamente, el perfil de Twitter de Apple fue uno de los afectados por este ataque.

No obstante, Wozniak –que por cierto, hace no demasiado tiempo cargaba contra Facebook— hace referencia al ataque de Twitter señalando que, a diferencia de YouTube, el equipo detrás de la red social reaccionó en el mismo día ante el aluvión de intentos de estafa, mientras que la plataforma de vídeo ha admitido que este tipo de vídeos permanezcan publicados, y en palabras del co-fundador de Apple, la compañía “ha estado alojando, promocionando y aprovechando directamente sin engaños estafas similares”.

Si bien Google no se ha pronunciado al respecto, en el pasado la compañía ha asegurado que la responsabilidad recae en manos de los propios usuarios que publican los vídeos, y no en la plataforma como tal.

Algo con lo que no concuerda Wozniak, que afirma que la compañía debe tener la responsabilidad de actuar rápido una vez el contenido ha sido reportado.

En el caso de la estafa llevada a cabo a través de Twitter, los atacantes consiguieron recaudar una cifra cercana a 120.000 dólares, mucho menos de lo que podría haber sido si las principales plataformas de intercambio de criptomonedas no hubieran bloqueado las transacciones realizadas hacia las carteras de Bitcoin relacionadas con el ataque –aún así, cada día surgen cientos de estafas distintos provenientes de cuentas falsas, que desafortunadamente pasan desapercibidas–.

En el caso de YouTube, se desconoce por completo cuánto dinero podrían haber recaudado aquellas personas detrás de este tipo de estafas.