Cómo Google ha creado su propio 3D Touch para los Pixel sin necesidad de una pantalla sensible a la presión

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Google Pixel 4 XL en la mano

En 2015 Apple lanzó el iPhone 6S, una renovación del anterior iPhone 6 que, entre otras cosas, introdujo por primera vez el sistema 3D Touch con el que los usuarios podían llevar a cabo acciones concretas a través de una pulsación fuerte sobre la pantalla. Para lograrlo, Apple introdujo una lámina de detección de presión bajo el panel táctil del teléfono.

Pocos años más tarde, Apple decidió eliminar esta característica de algunos de sus dispositivos, comenzando con el iPhone XR.

Ahora, en pleno 2020, junto a la actualización “Feature Drop” destinada a los dispositivos Pixel, Google ha logrado replicar la función 3D Touch de los iPhone en sus Pixel 4, a pesar de que los dispositivos no cuentan con una pantalla capaz de detectar la presión ejercida sobre el panel táctil. Pero, ¿cómo?

Google al fin comienza a sacar partido de la API “Deep Press”

Pese a haber pasado algo desapercibida debido al gran número de novedades anunciadas junto a la actualización de marzo, en la lista de cambios oficial de esta versión publicada por Google se esconde una nueva función explicada de manera bastante superficial, que hace referencia a “mejoras en la pulsación prolongada”. En concreto, Google explica que, además de la pulsación larga, “ahora puedes pulsar fuerte para obtener más ayuda de tus aplicaciones rápidamente”.

Tras instalar la nueva versión en un Pixel 4 XL, nosotros mismos pudimos comprobar que, ahora, basta con realizar una pulsación fuerte sobre un icono en la pantalla de inicio para hacer aparecer el menú de acciones rápidas, en lugar de tener que realizar una pulsación sobre el icono de manera prolongada.

Pero hay más. Como Google ha explicado a The Verge, esta función también es compatible con Google Fotos o Google Drive, además del propio Pixel Launcher, y que esperan ampliar su disponibilidad a otras apps en un futuro.

Novedades en Android 7.1 Preview: los accesos directos

Pero lo verdaderamente interesante de esta característica es cómo Google ha logrado llevarla a cabo sin necesidad de hardware específico. Antes de ello, debemos remontarnos un año atrás, tras la llegada de Android 10, versión en la que Google introdujo la API Deep Press destinada a la detección de presión sobre la pantalla, y su posterior interpretación. Según la documentación de esta API, las pulsaciones fuertes en Android no deben ser utilizadas para llevar a cabo nuevas acciones, sino que deben actuar como una manera más rápida de ejecutar una pulsación prolongada.

Dicho esto, lo que realmente se esconde detrás de este sistema es una serie de algoritmos capaces de interpretar el área del dedo que está tocando la pantalla –cuanta mayor sea la presión ejercida, mayor será el área–. Además, en el desarrollo de esta tecnología se han utilizado técnicas de machine learning para interpretar distintos tipos y tamaños de dedos.

Es cierto que, hoy por hoy, esta función no parece estar tan bien aprovechada como el 3D Touch sí lo estuvo en los dispositivos de Apple desde sus inicios. Aún así, no deja de ser interesante ver cómo Google, una vez más, ha logrado sacarse de la manga una característica que otros fabricantes tuvieron que respaldar con hardware específico, “solo” con líneas de código y algoritmos.

Sigue a Andro4all

Archivado en Google
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion