Google Pixel 4a oficial: diseño ultracompacto y cámara de Pixel 4 por 389 euros

Tras varios retrasos, Google presenta al fin su nuevo Pixel barato, con la misma cámara del Pixel 4 y formato compacto.

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Tal y como estaba previsto pese a los retrasos, el Google Pixel 4a ya es oficial, y llega para tomar el testigo del popular Pixel 3a con el que el año pasado Google decidió, por primera vez en la historia de esta familia de teléfonos, acercar la experiencia Pixel a un público más amplio. Puede que el I/O 2020 no se haya celebrado, pero eso no ha impedido a Google lanzar la segunda generación de su serie de teléfonos Pixel asequibles.

El Pixel 4a mantiene todo aquello que hacía especial al modelo anterior, y lo acompaña de novedades heredadas directamente de la familia Google Pixel 4. Todo, con el objetivo de hacer de este nuevo modelo asequible el smartphone de gama media de referencia en el mercado, preparado para competir con el iPhone SE 2020 de Apple y con el reciente OnePlus Nord dentro del segmento sub 400 euros.

Google Pixel 4a, frontal y trasera

La parte frontal y trasera del Pixel 4a en color negro.

Google Pixel 4a, toda la información

Google Pixel 4a
Especificaciones
Dimensiones144,2 x 69,5 x 8,2 mm
PantallaOLED de 5,81 pulgadas 19,5:9
Gorilla Glass 3
HDR
Always on Display
ResoluciónFull HD+ (2340 x 1080 píxeles) 443 ppp
ProcesadorQualcomm Snapdragon 730G
RAM6 GB
Sistema operativoAndroid 10
Almacenamiento128 GB
CámarasTrasera: principal de 12,2 MP ƒ/1,7, píxel de 1,4 μm, autoenfoque y detección de fase con tecnología Dual Pixel, OIS + EIS. Flash LED | Vídeo hasta 4K a 30 FPS
Frontal: 8 MP ƒ/2,0 con enfoque fijo y tamaño de píxel de 1,12 μm | Vídeo hasta 1080p a 30 FPS
Batería3.140 mAh con carga rápida de 18W (USB Power Delivery)
OtrosLector de huellas trasero Pixel Imprint con soporte para gestos, puerto para auriculares de 3,5 milímetros, altavoces estéreo, Google Lens, USB 3.1 Tipo C, Double Tap To Wake, Now Playing, Chip Titan M, tres años de actualizaciones aseguradas.

Cuerpo de plástico y agujero en pantalla en el nuevo Pixel asequible

Mientras otras firmas optan por reciclar diseños de hace tres años, Google ha decidido construir su nuevo terminal de corte asequible en base a unas líneas de diseño renovadas, que se alejan de la apariencia conservadora de la serie Pixel 3a para adecuarse mejor a los tiempos que corren.

De nuevo, Google mantiene la construcción en policarbonato plástico para este dispositivo, un material que, si bien se queda fuera del conjunto de los conocidos como materiales “premium”, ofrece una mayor resistencia a caídas y golpes que el cristal, además de ser más ligero y barato de producir.

Pixel 4a, pantalla

El Pixel 4a tiene una “pequeña” pantalla de 5,81 pulgadas.

Pese a ello, Google adopta algunas modas recientes como lo son el agujero en pantalla, situado en la parte superior izquierda del panel, y encargado de albergar la cámara delantera de 8 megapíxeles. A diferencia de los modelos de la serie Pixel 4, aquí no hay rastro del radar Soli ni del sistema de desbloqueo facial basado en infrarrojos. Sí queda hueco, no obstante, para el altavoz frontal que, sumado al situado en su parte inferior, conforma el sistema de audio estéreo del dispositivo.

El panel del dispositivo hace uso de tecnología OLED, tiene una diagonal de 5,81 pulgadas y su resolución es Full HD+. Esta vez, eso sí, Google se olvida de la alta tasa de refresco y mantiene unos conservadores 60 hercios.

La parte trasera del teléfono alberga tanto el sistema fotográfico, con forma cuadrada y formado por un solo sensor más un flash LED; y el lector de huellas dactilares capacitivo, situado en una posición similar a la del modelo del pasado año. Y precisamente como el modelo del pasado año, este terminal mantiene el puerto para auriculares de 3,5 milímetros, detalle del que carecen sus hermanos más mayores.

Por si aún no ha quedado lo suficientemente claro: sí, el Pixel 4a llega en una única edición, y no habrá modelo XL de mayor tamaño como sí sucedía en la pasada generación. ¿La razón? Google afirma haber encontrado el equilibrio perfecto entre tamaño de pantalla y dimensiones del propio dispositivo, gracias a la gran reducción de márgenes que rodean el panel con respecto al modelo del año pasado, y el uso de una pantalla relativamente pequeña –al menos para los estándares actuales–.

Otro detalle interesante es que el Pixel 4a es el primer modelo desde los Pixel 2 en no incorporar el sistema de bordes “estrujables” Active Edge. En su lugar, Google adopta un método de doble toque en la parte trasera del teléfono que permite invocar al Asistente de Google, pero que no llegará hasta que el terminal actualice a Android 11.

Más potencia, memoria y batería, pero sin carga inalámbrica

GOogle Pixel 4a negro

El Google Pixel 4a llega en color negro.

Hubo quien, el año pasado, criticó la decisión de Google de dotar a los modelos de la serie Pixel 3a de un procesador algo escaso de potencia. Este año, en cambio, la firma opta por equipar al Pixel 4a de uno de los motores de la serie Snapdragon 700 de Qualcomm, que tan buen resultado parecen ofrecer en el segmento de la gama media más puntera.

En concreto hablamos del Qualcomm Snapdragon 730G, un chip fabricado en un formato de ocho nanómetros, con ocho núcleos Kryo 470 capaces de correr a una frecuencia máxima de 2,2 GHz. Lo acompaña una GPU Adreno 618, e integra el módem X15 LTE, de modo que no estamos ante un terminal compatible con redes 5G. Aunque, teniendo en cuenta su precio, eso no debería sorprender a nadie.

Google también ha querido aumentar la capacidad de memoria y almacenamiento del dispositivo, pasando de 4 a 6 GB de memoria RAM, y ofreciendo 128 GB de almacenamiento UFS 2.1 –en lugar de la “lenta” y anticuada eMMC que se usaba el año pasado– en este Pixel 4a. Su batería también crece, aunque no demasiado, y pasamos a contar con 3.140 mAh de capacidad y carga rápida de 18W respaldada en la tecnología USB Power Delivery –de modo que será posible cargar el dispositivo rápidamente con cualquier cargador compatible con este estándar–. Lamentablemente, por algún motivo, Google ha decidido que el Pixel 4a no es digno de incorporar carga inalámbrica.

No hay demasiadas novedades en el campo del software: Android 10 es la versión que da vida al terminal, que cuenta con actualizaciones aseguradas hasta, al menos, la llegada de Android 13. Entre sus funciones, se encuentran “Está sonando”, la herramienta que muestra el título y artista de cualquier canción que se esté reproduciendo a nuestro alrededor; o el nuevo Asistente de Google, más veloz y con funciones exclusivas de la serie Pixel, que ahora por fin está disponible en Español, así como en otros idiomas.

También se incluye la función de subtítulos instantáneos, que ofrece texto en tiempo real para vídeos y audios. No obstante, como novedad se incluye la posibilidad de usar los subtítulos instantáneos en llamadas y videollamadas. De momento, eso sí, esta función sigue estando disponible solo en inglés.

Un sistema de cámaras que resulta familiar

Google Pixel 4a en color negro, camara

El Pixel 4a cuenta con una única cámara a la espalda.

Un apartado que este Pixel 4a hereda –más o menos– de la serie Pixel 4 –y que a su vez, era heredada de la serie Pixel 3– es el fotográfico. Google sabe que cuenta con ventaja en el terreno de la imagen gracias a sus avances en cuanto a fotografía computacional, y por eso se puede permitir el lujo de no integrar el hardware más puntero en los sistemas de cámaras de sus terminales.

En el Pixel 4a nos encontramos con el mismo sensor de 12,2 megapíxeles que Google lleva utilizando desde la serie Pixel 3, con una apertura f/1,7, estabilizador óptico y electrónico, y enfoque automático por detección de fase.

Por supuesto, no faltan funciones como la visión nocturna con astrofotografía, el modo retrato o el zoom mejorado a través del sistema RAISR basado en machine learning, que promete capturas ampliadas de calidad semejante a la de sensores con zoom óptico. También se mantienen los controles de exposición duales o la función de “mejor toma”.

En cuanto al sensor frontal, se mantiene el mismo de 8 megapíxeles, que permite capturar imágenes con un campo de visión de 84 grados. También permite tomar imágenes con efecto de desenfoque de fondo, y utilizar el modo visión nocturna.

En el campo del vídeo vídeo, Google mantiene la posibilidad de capturar clips a resolución 4K a 60 FPS. También se habilita la opción de capturar vídeo Full HD a 60 o 120 FPS, y a resolución 720p a 240 FPS.

Precio y disponibilidad del Google Pixel 4a

Pantalla del Pixel 4a

La pantalla del Pixel 4a llega con una diagonal de 5,8 pulgadas.

El Google Pixel 4a se podrá comprar a un precio de 389 euros en su única versión de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno, un precio que lo sitúa por debajo de su rival más directo, el iPhone SE 2020. En España, estará disponible para ser reservado a través de la tienda online oficial de la compañía a partir del día 10 de septiembre, y la venta al público se abrirá el día 1 del mes de octubre.

En cuanto a sus colores, en esta ocasión Google se mantiene sobria, ofreciendo solo un único acabado en el ya clásico color Just Black –negro–, con un acento en un sutil color azul claro para el botón de volumen.

Entérate siempre de la última hora de Android en nuestro canal oficial de Telegram, ¡únete!

Sigue a Andro4all

Archivado en Google, Móviles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion