Close Button
Compartir

Hay quien cree que el procesador de los Google Pixel 6 es solo un Exynos con otro nombre. Pero la realidad es muy distinta.

Construir un microprocesador desde cero es una tarea extremadamente compleja. Construir un procesador desde cero, y conseguir que este sea capaz de ofrecer un rendimiento comparable al de algunos de los procesadores creados por las compañías con más renombre de la industria, es casi imposible.

Por eso llama tanto la atención que el procesador Tensor de los Google Pixel 6 esté demostrando ser una de las bazas de esta nueva serie de dispositivos en sus primeras pruebas de rendimiento, a pesar de ser el primer intento de Google de desarrollar un chip propio.

Hay, incluso, quien ha llegado a pensar que Tensor no es más que un procesador de la serie Samsung Exynos con un disfraz diferente y alguna que otra modificación llevada a cabo para adaptarse al hardware de los Google Pixel. Pero, ¿qué hay de cierto en tal afirmación?

Tensor, el procesador de los Google Pixel 6

Tensor, el procesador de los nuevos Pixel 6 y Pixel 6 Pro, diseñado por Google.

Tensor es más que un Exynos 2100 con otro nombre

Las pruebas que certifican que Tensor guarda más de un parecido con los chips Exynos son más que evidentes. Algo que, por otro lado, no debería sorprender dado que Samsung es la compañía encargada de producir el cerebro que da vida a los Google Pixel 6 a través de su división enfocada en semiconductores, Samsung Exynos.

Pero eso no significa que Tensor sea un procesador 100% calcado a un Samsung Exynos equivalente --en este caso, el Exynos 2100--.

Shantanu Goel, ingeniero y miembro del equipo encargado del desarrollo de Tensor, explica que, si bien Google ha tomado como base una de las plataformas de Samsung ya existentes a la hora de construir Tensor, la compañía se ha centrado en añadir modificaciones a aspectos clave como la TPU --unidad de procesamiento tensorial--, cuyo desarrollo se ha realizado por los equipos de software y hardware de Google, en colaboración con Google Research.

Señala, además, que incluso aquellos elementos que Tensor comparte con su homólogo Samsung Exynos han sido modificados y personalizados a fondo por la propia Google, con el objetivo de adaptarlos al hardware y las particularidades de los Google Pixel 6 y 6 Pro.

"Crear chips es extremadamente difícil", concluye. El ingeniero, que pasó doce años como empleado de Qualcomm, explica que no se puede esperar que una compañía sea capaz de crear un procesador completamente nuevo en un primer intento, y que utilizar como base los avances alcanzados por otras compañías es una estrategia común en la industria. Incluso Apple, que hoy en día mira por encima del hombro a cualquier otra rival gracias a sus chips A y M, comenzó combinando tecnologías de Samsung e Imagination Technologies con añadidos propios, antes de llegar al lugar donde hoy se encuentra.

Diseño de Tensor

Tensor está formado por varios módulos diferentes, que trabajan en consonancia en los Google Pixel 6 y 6 Pro,

Las cámaras del Google Pixel 6 Pro, a fondo: todos los cambios, funciones y novedades

¿En qué se diferencia Tensor de los procesadores Samsung Exynos?

Buena parte de las modificaciones llevadas a cabo sobre la plataforma a la hora de desarrollar Tensor todavía permanecen en secreto. Otras, en cambio, han sido descritas por la propia Google con el objetivo de dar a entender de una mejor manera qué puede aportar Tensor a los nuevos Google Pixel 6.

Sobre el papel, Tensor es un procesador "único" en cuanto a la configuración de núcleos usada. La CPU está formada por dos núcleos Cortex-X1 de alto rendimiento a 2,8 GHz, dos núcleos Cortex A76 a 2,25 GHz, y cuatro núcleos Cortex A55 a 1,8 GHz de bajo consumo. Por su parte, los equivalentes de Samsung y Qualcomm utilizan un único núcleo Cortex X1, tres Cortex A78 y cuatro Cortex A55. En teoría, el uso de dos núcleos de alto rendimiento debería traducirse en un alto rendimiento sostenido sin necesidad de elevar al máximo la frecuencia de dichos núcleos, ahorrando así algo de energía a la hora de ejecutar tareas que requieran de una alta carga sobre la CPU.

Más que en el rendimiento y la potencia bruta, Google ha puesto el enfoque en la seguridad. Los Pixel 6 son los smartphones con mayor número de capas de hardware de seguridad vistos hasta la fecha, y todo gracias a Tensor.

Todo comienza en el procesador principal, protegido con tecnología ARM TrustZone, que supone una parte clave del apartado de la seguridad, y se ejecuta sobre Trusty OS, . Sin embargo, Google ha ido más allá integrando un subsistema de seguridad personalizado, dedicado a la preservación de la privecidad. Se trata de un procesador diferente del principal, que contiene su propia CPU, ROM, memoria programable de solo lectura --OTP--, motor criptográfico, SRAM y DRAM protegida.

El cometido de este co-procesador es el de proteger las claves de usuario durante el tiempo de ejecución, reforzar el arranque seguro y servir como interfaz para Titan M2.

Titan M2 es, precisamente, otro de los añadidos importantes de Tensor a nivel de seguridad. Aquellos que estén familiarizados con el recorrido de Google como fabricante de smartphones recordarán que, junto a los Pixel 3, Google introdujo el chip de seguridad Titan M, totalmente diseñado y desarrollado por Google, y encargado de generar y almacenar de forma segura las claves del usuario.

Google Tensor

Google Tensor incorpora el módulo de seguridad Titan M2, el primero en un móvil en estar basado en arquitectura RISC-V.

En esta segunda generación, el chip introduce grandes avances, comenzando por la arquitectura. Titan M2 está basado en la arquitectura RISC-V, con un conjunto de instrucciones libre y abierto, que supone un extra de memoria y velocidad, a la vez que asegura el máximo nivel de seguridad ante todo tipo de ataques:

"Titan M2 ha sido probado contra el estándar más riguroso de evaluación de vulnerabilidades, AVA_VAN.5, por un laboratorio de evaluación independiente y acreditado. Titan M2 es compatible con Android Strongbox, que genera y almacena de forma segura las claves utilizadas para proteger los PIN y las contraseñas, y trabaja mano a mano con el núcleo de seguridad de Google Tensor para proteger las claves de datos del usuario mientras se utiliza en el SoC."

Es muy probable que las pruebas sintéticas acaben demostrando que Tensor es un chip cuya potencia bruta está lejos de alcanzar a los Snapdragon 888 y Apple A15 del mundo. También es posible que sus parecidos con los chips Exynos de última generación sean más que evidentes.

En cualquier caso, si puntuar menos en un benchmark y el hecho de haber salido de la misma oblea que un Exynos 2100 han permitido a Google hacer de los Pixel 6 sus teléfonos más seguros hasta la fecha, con el mayor período de soporte visto en un Android, y un rendimiento a la altura de lo que se espera de un gama alta en pleno 2021 --pese a ser dos móviles sustancialmente más baratos que los iPhones y Galaxys contemporáneos--, ¿dónde está el problema?

Temas relacionados: Google, Google Pixel, Móviles, Procesadores móviles

Compartir
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por solo 8,99€! Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!