Close Button

Google está un poco más cerca de cerrar por fin la compra de Fitbit.

Los nuevos Fitbit Versa 3 y Sense llegan con el Asistente de Google integrado

Que Fitbit pase a formar parte de Google oficialmente está hoy un poco más cerca: la Unión Europea ha dado su visto bueno el acuerdo al que Google y la compañía especializada en salud y wearables llegaron hace ya más de un año.

Para lograrlo, Google se ha comprometido a no utilizar los datos de los usuarios de Fitbit, tanto de salud, como de ubicación, obtenidos a través de los wearables de la compañía, para mostrar anuncios personalizados. Esta medida aplicará a todos los usuarios residentes en el Espacio Económico Europeo.

GOogle FitBit

Google está un poco más cerca de cerrar la compra de Fitbit.

Fitbit, un poco más cerca de pasar a ser de Google

Aunque el acuerdo se hizo oficial en noviembre de 2019, durante meses Google ha estado sometida a investigaciones por parte de los reguladores, que no veían con buenos ojos la posible adquisición de la compañía de wearables, valorada por Google en 2.100 millones de dólares.

Fue en agosto cuando dichas investigaciones dieron comienzo, y no ha sido hasta casi finalizar el año cuando la Unión Europea se ha pronunciado al respecto, para dar su visto bueno a la compra.

Google tiene algo que decir sobre la adquisición de Fitbit

Margrethe Vestager, Vicepresidenta de la Comisión Europea, ha confirmado en un comunicado que se ha podido aprobar la proposición de compra de Fitbit por parte de Google porque los compromisos garantizan que el mercado de wearables y el espacio de la salud digital se mantendrán abiertos y competitivos.

En ese sentido, además, indican que los compromisos de Google en cuanto a la recopilación de datos para uso publicitario darán a los usuarios la posibilidad de elegir qué datos desean compartir. En cualquier caso, la UE ha impuesto un veto a Google por el que impedirá a la compañía usar dichos datos durante, al menos, 10 años desde que se produzca la adquisición.

Curiosamente, la Unión Europea también impuso como requisito para aprobar este acuerdo que Google mantuviese la interoperabilidad de los dispositivos de Fitbit con plataformas más allá de Android –algo con lo que Google se ha comprometido–. Y es que por alguna razón, la UE no vería con buenos ojos que la compañía restringiese el uso de los accesorios Fitbit de modo que fueran únicamente compatibles con Android. Algo que, por otro lado, lleva siendo una práctica habitual en Apple desde el nacimiento del Apple Watch.

En cualquier caso, la compra no se ha dado por finalizada aún. Google aún está a la espera de que otras comisiones regulatorias acepten el acuerdo. Aún así, según las estimaciones de la CFO de Alphabet, la compra de Fitbit por parte de Google debería ser una realidad antes de finalizar el año 2020.

Temas relacionados: Google, Wearables

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR