Según un estudio, 2 de cada 5 dispositivos Android corren peligro de ser hackeados

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Android 10 en un móvil

Como venimos diciendo desde ya hace años, uno de los mayores males de Android es la enorme y cada vez más frecuente fragmentación. La existencia de miles y miles de teléfonos móviles en todo el mundo, con su hardware diferente, con sus capas de personalización diferentes y sobre todo, con sus versiones de Android diferentes, es un lastre bastante difícil de remover. En este sentido no podemos negar que iOS le gana por goleada al sistema operativo de Google. Es lo que tiene ser una plataforma tan abierta, para lo bueno y para lo malo.

Independientemente de lo anterior, siempre hemos defendido que a la hora de comprarse un teléfono móvil nuevo, además de mirar las especificaciones técnicas, es importante apostar por marcas que por norma general actualicen sus terminales. De nada sirve gastarse el dinero si el terminal nunca se va a actualizar o si en pocos meses va a dejar de recibir soporte. Por eso mismo compensa gastarse algo más de dinero y adquirir un teléfono que sepamos que recibirá sus actualizaciones y parches de seguridad pertinentes.

La razón de ello es muy simple. Un teléfono que no se actualiza y no recibe sus parches de seguridad es carne de cañón para los ciberdelincuentes. Así lo advierte un reciente estudio realizado por la revista de consumidores Which? que advierte del peligro que corren millones de usuarios Android a día de hoy por tener un teléfono Android anticuado.

Más de mil millones de dispositivos Android corren peligro de ser hackeados

Malware Android

Por mucho que tu dispositivo con Android 2.3.7 siga funcionando para llamar por teléfono y leer el correo, no deberías seguir usándolo. Según leemos en el texto de dicho estudio y según siempre los cada vez menos datos facilitados por Google, sobre el 40% de los usuarios Android tienen un teléfono con una versión de Android 6.0 o más antigua. Es decir, en 2020 seguimos utilizando versiones como Marshmallow (2015), Lollipop (2014), KitKat (2013), Jellybean (2012), Ice Cream Sandwich (2011) y Gingerbread (2010). Por supuesto ninguno de estos teléfono recibe desde el pasado año 2019 ningún tipo de actualización ni parche de seguridad.

Es decir, más de mil millones de teléfonos Android corren peligro de ser hackeados, o lo que es lo mismo, 2 de cada 5 dispositivos Android. Evidentemente nadie más que el propio usuario tiene la culpa de seguir utilizando un terminal tan antiguo pero no podemos olvidar de que muchos han sido los terminales lanzados por las marcas que una vez en el mercado, no han recibido jamás ninguna actualización.

Todo esto nos debería hacer pensar varios aspectos. En primer lugar las marcas deberían ser más transparentes con sus teléfonos y las actualizaciones que van a recibir. Por otro lado, los consumidores deberíamos tener más conciencia en este aspecto y dejar de utilizar este tipo de dispositivos tan anticuados. No en vano, si nos quejamos tanto de que las compañías como Google o Apple nos espían, ¿por qué utilizamos dispositivos antiguos?

Recordemos que Android y especialmente su tienda de aplicaciones está siendo últimamente noticia como consecuencia de [la gran aparición de multitud de aplicaciones con malware](https://andro4all.com/noticias/apps-android/aplicaciones-android-malware-lista9. Las versiones más recientes de Android pueden protegernos de estos peligros pero las más viejas no por lo que es de imperiosa necesidad dejar de utilizar cuanto antes este tipo de dispositivos. Y si no queréis tener problemas ya sabéis, apostad por un Google Pixel y tendréis actualizaciones garantizadas.

Sigue a Andro4all

Archivado en Móviles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion