El curioso caso de la mujer a la que hackearon su cuenta de Gmail y que acabó demandando a Google

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hay pocas cosas peores en la vida que nos roben nuestra cuenta de Google/Gmail. Pensad la cantidad de información que tenéis almacenada en ella. Información personal, financiera, contactos, contraseñas, fotografías… Imaginad por un momento que un día os levantáis y no podéis entrar a vuestra cuenta, ya que alguien os ha cambiado la contraseña, es decir, os han hackeado y robado la cuenta.

Lo primero será maldecirnos por no haber activado la autenticación en dos pasos, lo siguiente después de asimilar el disgusto será intentar recuperar el control de la cuenta. Más o menos esto es lo que le pasó a una ciudadana argentina llamada Micaela Giolito cuando en septiembre de 2019 se dio cuenta de que alguien le había robado su cuenta de Gmail. Su periplo para recuperar su cuenta es realmente sorprendente.

Le roban su cuenta de Gmail y acaba demandando a Google

Gmail para Android

Según informa el medio argentino La Nación, Micaela intentó por todos los medios recuperar su contraseña de Gmail. Hizo todos los pasos que la web de Google le indicaba pero no había manera. Harta y posiblemente desesperada, decidió llamar por teléfono a Google Argentina. Si ya es desesperante llamar por teléfono a una compañía de seguros, un banco o una administración imaginaos como tiene que ser llamar a un gigante tecnológico como Google. Tras varios intentos infructuosos, Micaela se decidió por una opción más radical, ir directamente a las oficinas de Google.

Por supuesto no pasó de la puerta. El guarda de seguridad no le dejó entrar y le instó a que acudiera a las vías oficiales de comunicación o en su defecto, a las oficinas de Google en Estados Unidos. Micaela estaba harta, había perdido fotografías, archivos de la universidad, datos personales, correos y mucha más información sensible que ahora estaría en manos de gente con pocos escrúpulos, pero lo que no había perdido había sido sus ganas de seguir hacia adelante.

Contrató un abogado y denunció a Google ante la Dirección Nacional de defensa del Consumidor y a la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales. A los pocos meses Micaela volvió recuperar su cuenta pero la denuncia siguió hacia adelante. Google fue condenada a pagar una multa de poco más de 8.000 dólares (filial argentina) y de 4.500 dólares para la de Estados Unidos, multas insignificantes que van a las arcas públicas del estado. El fallo, que se puede consultar en este enlace, “se trata del primer fallo contra Google y ello es consecuencia de haber recibido una denuncia que habilitó la investigación y sanción”, explica Eduardo Bertoni, Director de la Agencia de Acceso a la Información Pública

Por suerte la historia acabó con final feliz. Micaela recuperó su cuenta de Gmail así como toda su información y seguro que a partir de ahora es mucho más cuidadosa. En primer lugar habrá cambiado su contraseña por una mucho más complicada, habrá activado la verificación en dos pasos y habrá aprendido a no confiar únicamente en la nube para almacenar toda su información. ¿No hay mal que por bien no venga? Seguramente.

Únete a nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todas las últimas horas de Android. Si lo prefieres, también puedes segurinos en Instagram.

Sigue a Andro4all

Archivado en Gmail
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion