×

Oficial: Fitbit ya forma parte de Google

Más de un año después, Google cierra la compra de Fitbit.

Google tiene algo que decir sobre la adquisición de Fitbit

Última actualización el 14/01/2021 a las 15:18

Algo más de un año después de hacer oficial el acuerdo, Google ha anunciado que la compañía ha podido completar la compra de Fitbit, firma especializada en wearables deportivos valorada en más de 2.100 millones de dólares.

La compra ha sido cerrada pocas semanas después de que la UE diese su visto bueno al acuerdo, tras un largo período de investigación, en el cual se estudiaron los posibles riesgos de cara al uso de los datos de salud obtenidos por Fitbit por parte de Google.

GOogle FitBit

Fitbit ya es de Google.

Google compra Fitbit por 2.100 millones de dólares

En una carta publicada en el blog oficial de Google, Rick Osterloh, principal líder de la división de hardware de la gran G, explica que Fitbit ha ayudado a millones de personas de todo el mundo a vivir vidas más activas y saludables, y que ahora toda la tecnología que lo ha hecho posible formará parte del abanico de productos de Google.

Explica que trabajarán mano a mano con el equipo de Fitbit con el objetivo de crear nuevos dispositivos y servicios que, ante todo, mantengan la privacidad en un primer plano al proteger en todo momento los datos de salud, y dando a los usuarios todo el control sobre la información recopilada a través de dichos servicios.

En ese sentido, Osterloh indica que “este trato siempre ha sido sobre dispositivos, no sobre datos”, y que desde un principio se han mostrado claros al respecto de su posición en cuanto a la protección de la privacidad de los usuarios de dispositivos Fitbit. Por ello, han trabajado junto a organismos reguladores a nivel global para atenerse a distintas obligaciones que impedirán a Google, por ejemplo, usar los datos de usuarios de Fitbit para mostrar anuncios personalizados.

Además, Google explica que los datos de Fitbit y los de Google se mantendrán aislados unos de otros, y que las APIs de Android destinadas a dispositivos de salud –tales como relojes o pulseras– se mantendrán intactas, de forma que los usuarios de dispositivos Fitbit podrán seguir usando sus aplicaciones favoritas en lugar de verse obligados a utilizar servicios propios de Google.

Por ahora, se desconoce qué significa la compra de Fitbit de cara a WearOS, la plataforma de Google para relojes inteligentes, pero en el pasado la compañía ha sugerido que esta compra serviría para dar una nueva vida a su ecosistema de wearables, que durante años ha permanecido en un segundo plano.

VER COMENTARIOS

Recomendado