Un estudio afirma que los smartphones podrían prevenir pandemias globales como el coronavirus

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ciudadano con móvil - coronavirus

El coronavirus es, sin duda alguna, una de las noticias más importantes a nivel mundial durante estas últimas semanas. El virus, que comenzó en un mercado de Wuhan, ya ha llegado a otros países, como Estados Unidos, Filipinas o España. Para ver su avance mundial, Google Maps cuenta con un mapa en tiempo real que refleja todos los países que ya se han visto afectados por el coronavirus.

Quizás esa propagación hubiese sido menor si se hubiesen utilizado los móviles tal y como propone un interesante estudio publicado en Nature y realizado por el MIT y el Instituto Federal Suizo de Tecnología. Según los investigadores de ambas instituciones, los smartphones pueden tener un papel muy importante a la hora de predecir y prevenir pandemias globales, con una clave que reside en los datos de ubicación.

Te puede interesar: El coronavirus se cobra su víctima más inesperada: Xiaomi cierra sus tiendas en China

Un estudio afirma que los móviles podrían prevenir pandemias globales

“Evaluando la interacción entre la movilidad humana y las enfermedades transmitidas por mosquitos en entornos urbanos” es el nombre del estudio publicado por el MIT y el Instituto Federal Suizo de Tecnología en noviembre de 2019. Entre todos los puntos de la investigación, se encuentra uno llamado “Datos de teléfono móvil”, que demuestra cómo la información del posicionamiento de estos dispositivos permite rastrear la propagación del dengue, un virus transmitido por mosquitos.

Analizando los datos de las llamadas telefónicas de 2,3 millones de personas en Singapur durante un período de dos meses en 2011, los autores otorgaron dos ubicaciones “favoritas” a los ciudadanos: casa y trabajo. Además, estudiando el horario de las llamadas (si eran en horario laboral, por la noche, fin de semana, etc.), pudieron distinguir entre las localizaciones de trabajo y las de hogar.

Oppo Reno, llamada de teléfono

Así llegaron a obtener un modelo de movimiento de la población, que utilizaron para realizar una simulación con el objetivo de conocer cuántos casos de infectados por dengue se hubiesen dado con ese modelo de movimiento. Debemos destacar que este virus no se contagia entre personas, sino que son transmitidos por los mosquitos, que sí pueden enfermarse si pican a una persona con dengue.

Tras realizar esa simulación, los investigadores compararon los resultados con los datos obtenidos durante brotes reales del dengue en Singapur. Así, descubrieron que el modelo de movimiento obtenido por las localizaciones de las llamadas telefónicas y mensajes de texto es el que más se asemeja a la propagación real del dengue que tuvo lugar en el país asiático en 2013 y 2014.

Los datos móviles serían utilizados para conocer cómo se mueven los usuarios por la ciudad

Así, el estudio demuestra que analizar los datos de posicionamiento de los teléfonos móviles de los ciudadanos es un buen método para conocer cómo se mueven estos por la ciudad y, de esa forma, saber cómo se podrían propagar las pandemias no solo dentro de un país, sino también a nivel global.

“Las autoridades podrían identificar qué áreas urbanas tienen un mayor riesgo de contagio”, explica Daniel Kondor, investigador del MIT, además de poder alertar a los ciudadanos para que ayuden a la prevención. Todo este seguimiento de los datos móviles se realizaría respetando la privacidad de las personas, con un seguimiento muy poco detallado, pero que aún así ayude a conocer los modelos de desplazamiento.

Y es que, como concluye el estudio, la movilidad dentro de la ciudad es un factor clave en la propagación de los virus, y analizar el desplazamiento de los ciudadanos a través de sus teléfonos sería clave para saber cómo se realizan esos desplazamientos y utilizar esa información para prevenir la expansión.

Imagen: El Periódico

Sigue a Andro4all

Archivado en Enfermedades, estudios
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion