Google tiene un serio problema con el malware de la Play Store: un informe asegura que se ha duplicado en un año y que ya afecta a más de 11 millones de dispositivos Android

Última actualización el 09/06/2020 a las 13:01

A lo largo del tiempo se ha dado a conocer que cientos (o miles) de apps en la Play Store han sido retiradas por ser maliciosas, un problema que parece que la compañía de Mountain View no consigue erradicar.

Si un estudio ya apuntó que al menos el 7% de las apps de la Play Store tiene puertas traseras, ahora queda demostrado que Google sigue teniendo un serio problema con el malware en su tienda de aplicaciones, ya que un nuevo informe asegura que se ha duplicado en un año y que ya afecta a más de 11 millones de dispositivos Android.

Un nuevo informe de Secure-D, el sistema antifraude completo de Upstream, el número total de aplicaciones móviles identificadas como maliciosas en el primer trimestre de 2020 se ha duplicado en comparación con el primer trimestre de 2019.

Un estudio que abarca 31 operadores móviles en 20 países a principios de 2020. La plataforma de seguridad detectó en el primer trimestre más de 29.000 aplicaciones maliciosas en comparación con los 14.500 aplicaciones detectadas el mismo trimestre del año anterior.

Google Play Store, nuevo diseño de 2019

Así es el nuevo diseño de Google Play Store

Por otro lato, el informe también detectó un aumento dramático del 55% en el número de transacciones móviles fraudulentas y un aumento en el número de dispositivos móviles infectados con malware.

Unos datos que demuestran que 9 de cada 10 principales aplicaciones maliciosas de 2020 en dicho trimestre están, o estuvieron en algún momento, disponibles en Google Play Store, por lo que han pasado las verificaciones de seguridad vigentes.

Cabe señalar que para todo 2019, la proporción de las 100 principales apps maliciosas disponibles en la tienda de aplicaciones se situó en el 30%, por lo que se ha experimentado un gran crecimiento.

Te puede interesar | Cómo el malware sigue entrando en tu Android aunque resetees el móvil de fábrica.

El malware de Play Store afecta ya a más de 11 millones de dispositivos Android

Google Play Store malware datos

Datos del malware encontrado en Google Play Store

El informe también señala que en el primer trimestre de 2020, 6 de cada 10 de las principales aplicaciones maliciosas se encuentran en la descripción general de “apps de ocio”, que ofrecen una forma para que los usuarios pasen su tiempo entretenidos, como “reproductores y editores de video”, “noticias y revistas”, “juegos” y “social”.

Un dato que indica que los estafadores han apuntado a aplicaciones que engañan a los usuarios para que se suscriban a servicios premium enfocadas a las personas que buscan pasar el tiempo y entretenerse.

Además, los estafadores tienden a apuntar a los teléfonos Android debido a que el sistema operativo es más fácil de trabajar, ya que existen una gran cantidad de lugares no oficiales para visitar y para descargar aplicaciones.

Por ejemplo, la app más problemática hasta la fecha, Snaptube, una aplicación de vídeos, se ha descargado más de 40 millones de veces en todo el mundo.

Incluso la misma fuente detectó en el año pasado 70 millones de transacciones fraudulentas a través de dicha aplicación, y más de la mitad sucedieron en Brasil.

Por otro lado, en el primer trimestre de este año la plataforma de seguridad procesó más de 326 millones de transacciones móviles y bloqueó casi 290 millones, identificando el 89% del total de transacciones como fraudulentas.

Unos datos que destacan un aumento dramático en el número de transacciones globales bloqueadas como fraudulentas, un 55% más que el año anterior, donde se bloquearon 186 millones de los 208 millones de transacciones procesadas.

En cuanto a los dispositivos infectados, el informe ha detectado en el primer trimestre un total de 11,2 millones de dispositivos Android infectados con malware, casi un millón más que el año anterior.

Por último, el informe también revela que Indonesia, Brasil y Tailandia han visto picos dramáticos en la actividad fraudulenta.