Close Button
Compartir

La salida de LG de la industria móvil deja un vacío que muchos intentarán ocupar, pero que será ciertamente complicado de llenar al menos en innovación y atrevimiento.

Con muchos usuarios todavía preguntándose qué pasará con sus móviles LG y con el fabricante surcoreano confirmando que mantendrá el soporte de actualizaciones y garantías de todos los productos vendidos por la ya extinta LG Mobile, el mercado sigue girando y la industria busca nuevos actores para ocupar el lugar de un gigante como LG que será bastante difícil de sustituir.

Y es que sí amigos, la salida de LG no es para nada una buena noticia, muchos menos para nosotros los usuarios, que nos quedamos sin uno de los fabricantes que más arriesgaba con sus dispositivos (quizás a veces demasiado) para ofrecer opciones diferenciales y atractivas para los usuarios, buscando quizás diferenciarse mejor que nadie por la competencia directa con Samsung, sobre todo, que también desde Corea del Sur les tuvo prácticamente a la sombra todo el tiempo.

El LG Wing

El curioso LG Wing, la última gran innovación tecnológica LG en la industria móvil.

Sea como fuere las locuras de LG y sus dispositivos más icónicos serán bastante recordados por gente como yo, que tiendo a la nostalgia, pero también por un mercado que en parte les agradecía el atrevimiento con críticas positivas que nunca llegaron a traducirse demasiado en buenas cifras de ventas.

LG Mobile ya es historia en la industria de los smartphones, aunque al fabricante surcoreano se le echará mucho de menos por su capacidad de innovar con dispositivos de la talla del LG Optimus 3D, el LG Flex, el modular LG G5 o un LG Wing siempre diferenciales y muchas veces pioneros.

LG abandona el mercado de los smartphones

¿Quién ocupará el lugar de LG en el mercado de móviles?

Seguramente muchos fabricantes se frotan ya las manos tras la salida de LG, que en ciertos mercados conservaba unas buenas cuotas de mercado, aunque han sido expertos consultores como Counterpoint Research los que nos anticipan quién puede ganar y quién perder con el hueco que deja la firma surcoreana.

Decían los responsables de LG en España que la industria móvil no estaba ofreciendo los márgenes de beneficios que un gigante como LG necesitaba para justificar su continuidad, sobre todo en un escenario en el que centrarse en negocios más productivos para ellos probablemente fuese una decisión más equilibrada y positiva a medio plazo.

Quizás muchos puedan pensar que serán entonces los fabricantes chinos los llamados a ocupar el sitio de LG, aunque lo cierto es que este es un análisis que requiere de una pausa y una visión más concienzuda que ahora vamos a intentar ofreceros.

Evolución de LG en el mercado móvil

Las ventas de móviles de LG en los Estados Unidos, un 9% de cuota que se queda sin dueño.

De hecho, es que como veréis en un mercado representativo como el de los Estados Unidos, LG conservaba un 9% de cuota muy reseñable, con un 58% de móviles vendidos por debajo de los 150 dólares, y será aquí donde los OPPO, Motorola, HMD y Xiaomi tengan su oportunidad.

Un 37% del mercado de LG estaba entre los 150 y los 500 dólares, por lo que aquí Samsung podrá entrar en escena con sus gama media más prestacionales, dejando para sí misma, para Apple y para los móviles más premium de Xiaomi la opción de quedarse con ese 5% de móviles de más de 500 dólares que todavía vendía LG.

Sea como fuere, no podemos obviar la caída continuada que registraba LG en los últimos ejercicios, algo que era innegable y que ha llevado a la dirección de los surcoreanos a desviar todos sus recursos hacia mercados más productivos para ellos, tras estudiar una venta de la filial de móviles que finalmente no se produjo.

Evolución de LG en el mercado móvil

Así de mal evolucionaba LG Mobile en sus últimos ejercicios.

A los chicos de LG se les echará de menos, ¡sobre todo a su equipo de I+D!

Números arriba o números abajo, lo cierto es que a LG la vamos a echar mucho de menos en la industria de los smartphones, y es que al fabricante con base en Seúl no habríamos podido pedirles mucho más al menos en cuanto a valentía e innovación.

Pueden achacársele muchas decisiones erróneas, quizás unas políticas de precios también equivocadas, e incluso esa necesidad a veces excesiva de diferenciarse de Samsung, pero todos hemos de reconocer que los años de LG como fabricante de teléfonos han sido fructíferos en cuanto a novedades, atrevimiento y tecnologías de vanguardia.

No en vano, LG fue muchas veces pionera, desde aquel primer smartphone con pantalla 3D autoestereoscópica que abrió el camino a la Nintendo 3DS, un LG Optimus 3D más vistoso que otra cosa, y que más tarde sería acompañado en esta familia de experimentos llamativos por otro icono de LG, un G Flex con panel curvado y una trasera con un nanorrecubrimiento capaz de autorrepararse las pequeñas micro-marcas y roces.

LG siempre una idea diferente de enfrentarse al diseño de móviles, desde pantallas 3D, paneles curvados, traseras autorreparables, chasis modulares y opciones siempre vanguardistas que sin duda extrañaremos.

No fueron los únicos experimentos de una LG que recogía el guante del Project ARA con su LG G5 y sus Friends modulares, justo después de probar por primera vez una atractiva trasera en cuero para su LG G4 y poco antes de embarcarse en un diseño full view que nadie tenía por aquel momento con el innovador LG G6 y su formato 21:9.

Hubo más, y es que LG también probó la doble pantalla en una familia LG V ThinQ que nacía para acercar el máximo exponente de vanguardia de LG, probando más tarde el sonido Hi-Fi con Quad-DAC dedicados.

Veremos si algún fabricante se atreve a recoger el guante del atrevimiento que deja LG, porque a estas alturas no vemos a nadie con la capacidad imaginativa de la que siempre presumieron los surcoreanos.

Sus últimos grandes proyectos se movieron alrededor de las pantallas accesorias, con un LG G8x que presumía del accesorio Dual Screen como alternativa a las pantallas plegables, ideas que luego dejaron paso a la última gran locura del fabricante, en forma de un LG Wing que todavía estará a la venta hasta el verano, y que dispone de un sistema deslizante que da paso a una doble pantalla en forma de "T".

Si había una máxima en LG era que la innovación no se negocia en una industria voraz, que se había comido a gigantes como HTC por quedarse quietos y que en este caso se lleva por delante a una LG que nos dejará un vacío difícil de llenar, no en número de dispositivos seguramente ni en cantidad de opciones, pero sí en I+D, en vanguardia y en un atrevimiento que nadie parece querer igualar.

Sirva como epílogo... ¡Gracias por todo, LG, te echaremos de menos!

6 locuras y también fracasos de LG que todos recordaremos: sus móviles más emblemáticos

Temas relacionados: LG, Móviles, Tecnología

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!