Close Button
Compartir

Concepto, prestaciones y (sobre todo) precio avalan la propuesta de un Samsung Galaxy Z Flip3 que apunta a exitazo del año.

Dice Samsung que los Galaxy Z son el futuro, pero lo cierto es que con esto de los móviles plegables y enrollables todos tenemos dudas de cuál será precisamente ese futuro, pues ninguno de los diseños que hemos visto hasta la fecha ha justificado demasiado bien su existencia y las concesiones que debemos hacer para utilizarlos.

Unos se vuelven demasiado gruesos, pesados e incómodos, otros muy frágiles, algunos han dejado sus paneles de polímeros plásticos excesivamente expuestos en las caras externas, e incluso los enrollables son sólo interesantes prototipos que nadie se ha atrevido a explorar en un formato más comercial y vendible.

Samsung Galaxy Z Flip3

El nuevo Samsung Galaxy Z Flip3, el mejor plegable para (casi) todos.

No nos engañemos, de todos modos, porque a la gran mayoría nos gustan los móviles plegables y la propia Samsung nos lo confirma, anticipando un interés mayúsculo por la tercera generación de los Galaxy Z Flip y Galaxy Z Fold, muy por encima incluso de la expectación generada por los Galaxy Note en el pasado.

¿Y cuál es el mejor plegable que podemos comprarnos entonces? Pues la respuesta a esta pregunta está más bien en las necesidades de cada usuario, aunque en mi caso y tras probar durante varios meses el Galaxy Z Fold2 tengo clara mi respuesta, y es que el mejor plegable para la gran mayoría es sin duda el Samsung Galaxy Z Flip3, un smartphone precioso que parece gustar a todo el mundo o al menos sí convencer a los más geeks del lugar.

Pero vamos a explicarnos, porque esto de ofrecer opiniones a veces es bastante gratuito, y quiero argumentar con vosotros la idea de que el Galaxy Z Fold3 se lleve los focos, el revuelo y el hype, mientras que el Galaxy Z Flip3 se convertirá para mi en el exitazo de 2021 para Samsung y también en la gran revelación de los móviles plegables en el que muchos denominaron el año de los móviles plegables... ¿Abrimos el debate?

Samsung Galaxy Z Flip 3, análisis: el móvil plegable para gente normal

El formato Fold es atractivo, pero ni es una tableta ni un smartphone y la experiencia es incómoda

Tengo que reconocerme como un adicto a la tecnología, y como tal, he probado infinidad de dispositivos entre los que se incluye un Galaxy Z Fold2 como móvil de cabecera en los últimos meses, terminal que, reconozco también, acabé vendiendo porque su experiencia no era para mi o al menos, siempre hablando de forma personal, yo no conseguí encontrarle el punto.

Si bien es cierto que el Z Fold3 ha mejorado en parte carencias importantes como la llegada del S-Pen, también lo es que no concibo el stylus como un accesorio externo, puesto que ya es bastante incómodo llevar un smartphone gigantesco y pesado en el bolsillo, como para además adoptar ahora una funda que lo hace más grande y un lápiz que no se inserta como es debido en el cuerpo del terminal.

Es principalmente esta la gran desventaja del Galaxy Z Fold, y es que sí, está bien ofrecer una pantalla grande según necesidades, pero es que realmente es un teléfono incómodo de llevar, y además acabas utilizando casi siempre un panel externo de formato demasiado estirado dejando para usos ocasionales una pantalla grande llamativa y funcional, pero también en un formato "extraño" para un smartphone que no se aprovecha con muchas aplicaciones.

Donde destaca y donde yo lo hecho de menos al Galaxy Z Fold2 es a la hora de leer, pero en realidad es que no puedes tener un smartphone de más de 1.500 euros sólo porque se comporta bien como lector de libros electrónicos.

Samsung Galaxy Z Fold3 negro

Espectacular, pero en la mayoría de ocasiones incómodo: así es el formato Galaxy Z Fold.

La productividad es superior en un Galaxy Z Fold, eso es innegable, pero es un smartphone que se adaptará sólo a algunos usuarios y que en la mayoría de ocasiones no justifica bien su existencia, porque ni es un móvil ni tampoco una tableta, y al final acaba siendo incómodo y poco versátil en el día a día.

En mi humilde opinión, el mayor problema del formato Fold es que resuelve problemas que no teníamos, y tampoco nos ofrece mejoras reseñables más que una pantalla grande que no utilizaremos en la mayor parte de las ocasiones.

En este caso os soy sincero, he terminado reduciendo al absurdo con un buen móvil (Galaxy Note20 Ultra) y una buena tableta (Galaxy Tab S7+) que, por separado, hacen perfectamente su trabajo y me han costado un precio similar.

Samsung Galaxy Z Flip3 en la mano

El Galaxy Z Flip3 funciona tan bien como cualquier otro gama alta, pero puede plegarse y llevarse cómodamente.

¿Por que el Galaxy Z Flip3 sí puede ser entonces un acierto?

Defender la propuesta del Galaxy Z Flip es sencillo, pero es que entran en juego un buen montón de cosas que tocará analizar por separado, la primera de ellas un diseño que parece haber convencido a la mayoría y que, ciertamente, responde al smartphone más bonito que Samsung ha fabricado prácticamente desde siempre, al menos desde un Galaxy S8 que marcó también un antes y un después.

Y para muestra, un botón en forma de galería fotográfica:

El precioso Samsung Galaxy Z Flip3, en todo su esplendor

El hype es para el Fold, pero el Samsung Galaxy Z Flip3 es el mejor plegable que puedes tener

El hype es para el Fold, pero el Samsung Galaxy Z Flip3 es el mejor plegable que puedes tenerEl hype es para el Fold, pero el Samsung Galaxy Z Flip3 es el mejor plegable que puedes tenerSamsung Galaxy Z Flip3 plegadoSamsung Galaxy Z Flip3 en una mesaSamsung Galaxy Z Flip3 en la manoParte trasera del Samsung Galaxy ZFlip3Pantalla principal del Galaxy Z Flip3Pantalla plegada del Samsung Galaxy Z Flip3Pantalla interior del Samsung Galaxy Z Flip3Pantalla exterior del Galaxy Z Flip3Pantalla del Samsung Galaxy Z Flip3 plegadaPantalla del Samsung Galaxy Z Flip3 5GPantalla de inicio del Galaxy Z Flip3

Concepto y formato avalan la propuesta

Visto el diseño, más subjetivo que otra cosa, he de destacar también un concepto y formato que dan credibilidad al Galaxy Z Flip3, y es que quién no quiere un smartphone de gama alta, con pantalla de gran formato, y que además pueda doblarse para que quepa perfectamente en un bolsillo.

Si recordamos a los móviles de hace 5 ó 6 años todos firmaríamos, y es que hemos concedido mucho espacio en nuestros bolsillos a los phablets, pero ahora podremos disfrutar de la misma experiencia con la capacidad de llevarlo cómodamente.

¿No es esta suficiente razón para apostar por un Galaxy Z Flip3 en lugar de por otro gama alta, a igualdad de prestaciones?

El hardware acompaña, con un lunar fotográfico todavía por resolver

Y es aquí donde entra el siguiente punto, puesto que el Galaxy Z Flip3 ofrecerá lo que cualquier smartphone de altas prestaciones del catálogo Android, empezando por un chipset Snapdragon 888 y una cantidad de memoria aceptable, que no se puede ampliar pero que cuenta con las mejores tecnologías del momento, DDR5 y UFS 3.1, pero en su caso con la posibilidad de doblarse haciéndose más versátil.

No le falta nada al hardware, como veréis, tan sólo un sistema fotográfico de mejores prestaciones que, en realidad, sí se queda medianamente cojo por la caída de un telephoto y la falta de zoom óptico, aunque en resultados estará a la altura de smartphones equiparables como el Galaxy S21, el Xiaomi Mi 11 o el OnePlus 9, entre otros.

Parece pues que la fotografía móvil superlativa será cosa de versiones Pro, Ultra o similares, y que para disfrutar de un gama alta que se pliega en un tamaño comodísimo, tendremos que concederle un sistema fotográfico de menores prestaciones dejando fuera de esta apuesta a aquellos usuarios que sigan apostando al máximo por la fotografía. No me cabe duda de que será este un problema a resolver en siguientes iteraciones del Flip, en las que veremos mejores capacidades multimedia.

Por ahora, he aquí el datasheet al completo del nuevo Galaxy Z Flip3, para que podáis valorarlo en su conjunto:

Samsung Galaxy Z Flip 3
Características y especificaciones técnicas
Dimensiones166 x 72,2 x 6,9 mm
183 gramos
Pantalla6,7 pulgadas plegable, 2640 x 1080 píxeles, 425 ppi, Corning Gorilla Glass Victus, Dynamic AMOLED 2x, 120 Hz
Pantalla exterior de 1,9 pulgadas, 260 x 512 píxeles
ProcesadorQualcomm Snapdragon 888
RAM8 GB LPDDR5
Sistema operativoOne UI 3.1 basado en Android 11
Almacenamiento128/256 GB
CámarasTrasera
-12 MP f / 1.8, 78 °, 1.4 µm, OIS, 2PD
-12 MP Ultra gran angular, f / 2.2, 123 °, 1.12 µm, FF
Frontal
-10 MP (f / 2.4, 1.22 µm, 80 °)
Batería3.300 mAh
Carga rápida de 15W
Carga inalámbrica
Cargador no incluido en la caja
OtrosLector de huellas lateral, reconocimiento facial, altavoces estéreo, IPx8, GPS, Bluetooth 5.0, 5G, Flex Mode
Samsung Galaxy Z Flip3 dorado

El Galaxy Z Flip3, abierto y cerrado, en su acabado 'Cream'.

El precio, por fin, le dejará competir

Es probablemente la mejor noticia de esta tercera generación plegable de Samsung, que rebaja sus precios para hacerse más atractiva sobre todo en el caso de este Galaxy Z Flip3, situado en torno a los 1.000 euros donde competirá mejor con el resto de alternativas.

Es cierto que la renuncia a un mejor sistema fotográfico habrá abaratado los costes, pero también lo es que a muchos no les interesa un módulo de cámaras enorme sino un precio más comedido en un smartphone más funcional y compensado, algo que este Flip3 ha hecho a las mil maravillas sin renunciar a su bisagra, a una certificación IP68 y a un formato plegable la mar de llamativo.

Nuevos Samsung Galaxy Z Fold2 y Galaxy Z Flip3

Los nuevos plegables de Samsung, junto con algunas de sus fundas y accesorios.

Sólo la autonomía me hace dudar, aunque dicen los expertos que el calor es su mayor problema

Visto todo esto, y entendiendo ya que el Galaxy Z Flip3 es el plegable para la gran mayoría, ese que sí resuelve un problema como es el de devolvernos un tamaño adecuado y cómodo sin perder la experiencia phablet , vamos ahora a repasar detalles negativos y experiencias de quienes lo han probado, pues esto también es importante.

Ya sabemos que este terminal ofrecerá lo que cualquier gama alta pero en frasco más pequeño, al menos en un frasco plegable más cómodo, con la única salvedad de una fotografía móvil damnificada por el propio formato y la construcción del dispositivo.

¿Y cuál es el otro elemento que depende del formato, tamaño y grosor? Premio, la batería, que en esta ocasión alcanza unos 3.300 mAh que me hacen dudar sobremanera de la autonomía del Galaxy Z Flip3, aunque aquí tengo buenas noticias.

He podido hablar con algunos de los compañeros que han accedido a unidades de prensa, y todos ellos coinciden en que muchas veces simplemente consultamos la hora o las notificaciones en la pantalla externa sin abrir el teléfono, lo que ahorra mucha batería y hace que al final, la experiencia sea similar a la ya conocida en la gama alta de acudir al cargador cada noche.

Lo que sí he podido constatar con ellos es que el gran problema de un formato tan compacto y ensamblado en dos mitades es la disipación del calor generado por el Snapdragon 888 de Qualcomm, a veces excesivo sobre todo en la zona de la pantalla externa, que es el principal problema del Galaxy Z Flip3 según me han contado.

Si esto no es un inconveniente, aquí tenéis a la que será para mi la gran estrella del catálogo Android en 2021, y sin duda el primer smartphone plegable candidato a superventas que veremos en la industria, a la espera ya de nuevos formatos enrollables y otras propuestas con funcionalidades más lógicas.

Si lo queréis, desde aquí mismo podéis haceros con uno con todas las garantías de Amazon España:

El Samsung Galaxy Z Flip3 es oficial con Snapdragon 888 y una pantalla exterior más útil

Temas relacionados: Móviles, Samsung, Samsung Galaxy

Compartir

Este artículo sugiere de forma objetiva e independiente productos y servicios que pueden ser de interés para los lectores. Cuando el usuario realiza una compra a través de los enlaces específicos que aparecen en esta noticia, Andro4all percibe una comisión.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!