Close Button
Compartir

Samsung consigue certificar con rango IPx8 sus Galaxy Z Flip3 y Fold3, asegurando protección ante líquidos pero no ante polvo y sólidos debido a la bisagra.

La fecha del Unpacked se acerca y la industria gira ahora mismo alrededor de Samsung, que debería presentarnos el próximo día 11 de agosto todo lo mejor de su catálogo plegable, con los Galaxy Z Flip3 y Galaxy Z Fold3, además de los nuevos Galaxy Watch4, Galaxy Buds2 y, quizás, también al Samsung Galaxy S21 Fan Edition.

Es lógico pues que Internet arda con filtraciones y más filtraciones alrededor de los Galaxy Z de nueva generación, que según SamMobile contarán efectivamente con una de las mejoras más esperadas, pues Samsung ha conseguido que sus smartphones plegables sean resistentes al agua con certificación IPx8.

Samsung Galaxy Z Fold3 y Galaxy Z Flip3

El diseño de los nuevos Samsung Galaxy Z Fold3 y Galaxy Z Flip3.

Una gran noticia, de la que llevamos hablando semanas sin demasiada alegría por lo complicado de un diseño plegable que además sea resistente a líquidos, aunque parece que Samsung ha conseguido sacar a la bisagra de la ecuación para hacer estancos los dos cuerpos del smartphone, mientras que el panel flexible y la propia bisagra serán capaces de exponerse al agua sin problemas.

También era complejo pensar en un S-Pen compatible con los delicados polímeros plásticos y el Ultra Thin Glass, y sin embargo ya nadie duda de que este stylus híbrido de nueva generación de Samsung estará presente en sus nuevos plegables.

Estos son los Samsung Galaxy Z Flip3 y Galaxy Z Fold3 que nos gustaría ver en un UNPACKED

En cuanto a la resistencia, ha sido el popular filtrador Max Weinbach el que nos ha aclarado que tanto el Galaxy Z Flip3 como el Fold3 llegarán acompañados de una certificación IPx8, que les acredita la máxima resistencia certificada ante líquidos, pero no ante cuerpos sólidos como polvo o arena.

Si obviamos a los sólidos, es precisamente la misma certificación contra el agua que acreditan el Galaxy S21 Ultra o el Note20 Ultra, así que la noticia es más que positiva.

Cabe recordar en todo caso los problemas del primer Galaxy Fold y el rediseño de la bisagra para evitar problemas con polvo y arena, y por el propio funcionamiento del mecanismo de apertura es entendible que no pueda certificarse su resistencia ante el polvo, toda vez que es una especie de escoba de cerdas plásticas la que va barriendo la bisagra para evitar que entren residuos.

El mecanismo de la bisagra tiene que estar sí o sí expuesto al polvo para poder abrirse y plegarse, aunque Samsung ha trabajado mucho y bien para evitar la entrada de cuerpos sólidos a su interior y mejorar la durabilidad de esos móviles aparentemente tan delicados.

Bien por el gigante surcoreano, que subirá el nivel de sus Galaxy Z donde eran más débiles, aunque todavía tendrá que convencerme de la necesidad de un móvil plegable y de qué soluciones me aporta a cambio de un tamaño y peso mayores… ¿A vosotros ya os han convencido?

Aluvión de filtraciones de los Samsung Galaxy Z Fold3 y Z Flip3 y del Samsung Galaxy S21 FE

Temas relacionados: Móviles, Samsung, Samsung Galaxy, Samsung Galaxy Fold

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!