Close Button
Compartir

Concepto, prestaciones y precio avalan la apuesta de un Galaxy Z Flip3 que se postula como el gran teléfono de Samsung para este curso 2021.

Cumpliendo los pronósticos, Samsung sacaba toda su artillería en un interesante Unpacked 2021 donde hemos podido comprobar hacia dónde se mueven las estrategias y esfuerzos del gigante surcoreano, que avanza con su familia Galaxy Z en los conceptos plegables tan de vanguardia, olvidándose por primera vez en diez años de un descontinuado Galaxy Note.

Y es cierto que hay muchas luces alrededor de los Galaxy Z Fold3 y Galaxy Z Flip3, sobre todo la corrección de sus problemas de durabilidad, pero también sigue habiendo sombras bastante grandes que se ciernen sobre unos dispositivos que todavía deben demostrar cosas, para empezar una utilidad y funcionalidad que presenta dudas resolviendo en parte problemas que nadie tenía.

Samsung Galaxy Z Flip3 dorado

El Galaxy Z Flip3, para mi el móvil Samsung más interesante del año 2021.

Pero no adelantemos acontecimientos, porque aquí hemos venido a alabar la apuesta sobre todo de uno de los dos plegables de Samsung, y en este caso no es la del un Galaxy Z Fold3 que considero más verde, menos hecho y menos justificable, sino la de un Galaxy Z Flip3 que efectivamente para mi es ya la estrella del catálogo de Samsung para este 2021... Y me voy a explicar, ¡no os vayáis todavía!

Cabe empezar comentando que he utilizado 9 iteraciones consecutivas del Galaxy Note como smartphone de cabecera, justo antes de probar durante los últimos 6 meses un Galaxy Z Fold2 al que, ciertamente, sigo sin conseguir sacarle todo el partido que me gustaría. Es quizás por ello que confío más en el Flip3, porque su concepto sí lo veo más maduro, justificable y, sin duda, elegible para el público.

Para mi, Samsung ya tiene a su estrella en la Galaxia en este 2021, y no será el Galaxy Z Fold3 sino el Flip3, que ahora es más resistente, mucho más cómodo y también más barato.

Samsung Galaxy Z Flip3 vs Samsung Galaxy Z Flip, esto es todo lo que ha cambiado

No será un fracaso, pero el Galaxy Z Fold3 aún debe demostrar su utilidad real

Es obvio que podemos entender a Samsung a la hora de utilizar al Galaxy Z Fold como un sustituto perfecto de los Galaxy Note, pues su concepto es similar en cuanto a smartphone diseñado para la productividad, aunque en cierto modo cualquier usuario que se mueva de un Note a un Fold tendrá que hacer concesiones.

Y precisamente son estas concesiones las que me siguen haciendo dudar, pues he probado ambos conceptos y reafirmo la idea de que Samsung resuelve problemas con el Galaxy Z Fold que yo no tenía en realidad utilizando mi Galaxy Note.

No consigo sacarle demasiado partido al panel grande, en la calle o incluso en casa siempre termino usando la pantalla externa, en formato más estirado e incómodo, y además el dispositivo es más grueso y enormemente pesado, por no decir también más frágil, llamativo y menos versátil.

No será un fracaso, de hecho la llegada del S-Pen le concederá el beneficio de la mejor tecnología de Samsung, pero es que los Fold todavía tienen que demostrar una utilidad real y palpable que haga que merezca la pena el sacrificio... ¡Y este camino no está en la senda de llevar más accesorios externos como el S-Pen en una funda extraña!

El nuevo Galaxy Z Flip3 es el smartphone más bonito de los últimos tiempos

Con toda la subjetividad que tengo, puedo afirmar y afirmo que el nuevo Galaxy Z Flip3 es un smartphone precioso, aún con sus reminiscencias de Pixel y al menos en su colores Cream y White, que son sencillamente sublimes con el contraste en negro del módulo frontal.

Yo no he visto nada igual, enamora a primera vista, aunque en todo caso no es sólo el diseño el que me pensar en un win-win con este Galaxy Z Flip3 pues se trata de un todo, del concepto en sí, muy versátil y cómodo, de su potencia, con el Qualcomm Snapdragon 888, y de un precio que, ahora sí, se encuentra en valores acordes a la gama alta sin subirse excesivamente por encima de los 1.000 euros.

De hecho, es que un Galaxy Z Flip con 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento, acompañado del hardware que podríais esperar de cualquier otro gama alta a excepción de los gigantescos sistemas fotográficos modernos, cuesta 1.109 euros de partida, lo que supone un ahorro superior a los 500 euros respecto al modelo precedente.

Y todo ello con el diseño más cómodo que podréis encontrar en un smartphone de altas prestaciones, encartable y pequeñito para llevar, pero también extensible y grande a la hora utilizarlo como cualquier otro móvil de la gama más noble.

Aquí es dónde sí le encuentro sentido al Galaxy Z Flip3 y no al Galaxy Z Fold3, pues mientras el segundo pide concesiones respecto a unos Galaxy Note que esperemos vuelvan en 2022, el primero no pide nada, sino que introduce un móvil de corte noble en un cuerpo versátil, pequeño y comodísimo que se adaptará a las mil maravilla a un montón de usuarios.

Y además, en este 2021 lo hace a un precio acorde, similar al de cualquier otro gama alta, por lo que nos permitirá elegir entre la fotografía más superlativa de un OPPO Find X3 Pro, un Xiaomi Mi 11 o los propios Galaxy S21, o la versatilidad de este Flip3 que además ahora es más resistente, incluso con certificación IPx8.

Samsung Galaxy Z Flip3 en dos colores.

El Samsung Galaxy Z Flip3, en sus colores 'Cream' y 'Lavender'.

Que sí, que sí... ¡Que no me he vuelto loco! Si yo tuviera que comprarme un smartphone de la última hornada de Samsung buscaría sin dudar un Galaxy Z Flip3 que me devuelva la comodidad de antaño sin perder el gran formato de pantalla, y a poder ser lo haría en colores Cream o White porque me han dejado maravillado, así simplemente.

Y por si os habéis perdido todo lo demás que el gigante surcoreano nos presentó en las últimas horas en su Unpacked, aquí os dejo un resumen de enlaces para facilitaros la tarea y que no se os quede nada de información en el tintero. ¡Aquí van...!

Más del Unpacked 2021 en Andro4all

Temas relacionados: Móviles, Samsung, Samsung Galaxy

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!