Exynos 990 vs Snapdragon 865, ¿son iguales las dos variantes del Samsung Galaxy S20?

Última actualización el 06/04/2020 a las 20:01

Un año más, la decisión de Samsung de utilizar procesadores distintos para las variantes de la serie Galaxy S20 dependiendo de a qué mercado están destinadas ha vuelto a causar polémica, hasta el punto de llevar a cerca de 35.000 personas a firmar una proposición por la que se pide a Samsung dejar de usar chips Exynos en sus teléfonos y optar por los procesadores de Qualcomm en todos los modelos.

Galaxy S20 Ultra gris

A estas alturas, por todos es conocida la superioridad de las plataformas de Qualcomm con respecto a las Exynos en términos de eficiencia, rendimiento y desempeño a nivel fotográfico. Pero, ¿a qué se deben tales diferencias?

Cómo de distintos son en realidad el Snapdragon 865 y el Exynos 990

Samsung Galaxy S20 Ultra, pantalla

Si bien es cierto que el año pasado las diferencias estructurales entre el Snapdragon 855 y el Exynos 9820 eran mayores –el modelo de Qualcomm estaba fabricado en proceso de 7 nanómetros, y el de Samsung en 8–, las quejas hacia el desempeño del Exynos no fueron tan numerosas como sí lo han sido en esta nueva generación, a pesar de que las diferencias en cuanto a desempeño seguían siendo notables.

Este año, nos encontramos ante dos procesadores que, pese a ser más parecidos, mantienen diferencias clave. En ambos casos hablamos de plataformas fabricadas en proceso de 7 nanómetros, utlizando el formato Samsung EUV para su desarrollo.

Sí hay diferencias, en cambio, en lo relativo a sus núcleos. El procesador de Qualcomm utiliza núcleos basados en tecnologías ARM más modernas, gracias a sus cuatro núcleos basados en la arquitectura Cortex-A77, que Samsung sustituye en su Exynos 990 por cuatro núcleos personalizados Exynos M5, basados en la anterior arquitectura ARM Cortex-A76. Por supuesto, también es distinta la GPU, siendo una Mali-G77 MP11 en el Exynos 990, y una Adreno 650 en el procesador firmado por Qualcomm. Más allá de eso, ambas plataformas son relativamente similares en cuanto al resto de apartados técnicos.

Esas son solo las diferencias sobre el papel. En el “mundo real”, las pruebas confirman que la superioridad del Snapdragon 865 es palpable en aspectos como el rendimiento o la autonomía cuando se comparan las distintas versiones de los modelos de la serie Samsung Galaxy S20. En las pruebas realizadas por el portal AnAndTech, se concluye lo siguiente:

Las diferencias de eficiencia energética entre Snapdragon y Exynos son aceptables en el uso diario, sin embargo, si eres un usuario avanzado, especialmente en juegos, al Exynos 990 no te irá muy bien. La CPU M5 es decepcionante y no es competitiva con los núcleos Cortex-A77 del Snapdragon.

Y no es la única prueba. Algunos youtubers también han llevado a cabo sus propios tests comparando el desempeño de los teléfonos en sus distintas variantes, declarando ganador al modelo con Snapdragon 865 ganador en la mayoría de apartados.

A pesar de todo, Samsung sigue asegurando que ambas plataformas han sido optimizadas para ofrecer el mejor rendimiento posible en los modelos de la serie Galaxy S, si bien su decisión de vender la versión con procesador Snapdragon en su país de origen es cuanto menos desconcertante, hasta el punto de haber causado cierta decepción entre los propios miembros de la división de procesadores de Samsung.

VER COMENTARIOS

Recomendado