Close Button
×

Samsung sigue a lo suyo, y los Galaxy S21 no disponen de actualizaciones ‘seamless’

Un año más, un buque insignia más, y Samsung continúa sin implementar las actualizaciones 'seamless' o en segundo plano para Android y su One UI... ¿Injustificable decisión?

7 detalles de los Galaxy S21 que podrías haber pasado por alto

Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis: el "Ultra" que esperábamos

Última actualización el 25/01/2021 a las 21:01

Hace ya tiempo que se viene hablando de la necesidad de que Google facilite los procesos de actualización de Android, no sólo de cara a los fabricantes limpiando el core del sistema sino también teniendo más en cuenta a los usuarios, que muchas veces no actualizan por miedo o simplemente por pereza, dados los elevados tiempos que tarda en volver a estar disponible el smartphone.

Y es que sí amigos, esto último es un problema añadido a una fragmentación ya preocupante en la plataforma, quizás por esa sensación heredada de Windows u otros sistemas de que cada vez que se actualiza todo va peor. De hecho, es que sea cierta o no esta afirmación, no actualizarse es simplemente peligroso por la cantidad de errores, vulnerabilidades y bugs que se corrigen en cada nueva iteración.

La trasera del Galaxy S21 Ultra en color negro

El nuevo Samsung Galaxy S21 Ultra, con Android 11 pero sin actualizaciones en segundo plano.

Seguramente buscando cambiar esta situación, Google anunciaba hace unos años las actualizaciones ‘seamless’ para Android, un nuevo método más sencillo y totalmente desatendido para los usuarios, que actualiza en segundo plano y permite continuar utilizando el smartphone durante el proceso, sin que el propio usuario advierta que pasa nada extraño.

¿Os suena todo esto a algo nuevo? Pues es probable que hayáis estado utilizando un móvil de Samsung o Huawei, y es que a pesar de que estas actualizaciones ‘seamless’ están disponibles desde 2016 parece que a los dos gigantes no les gusta demasiado la idea de implementarlas, algo que Samsung ha confirmado con el nuevo Galaxy S21 que tampoco las integra.

Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis: el “Ultra” que esperábamos

El Documento de Definición de Compatibilidad de Android 11 no obliga, y Samsung continúa en sus trece

Tal y como nos comentaban los compañeros de Android Police, hace años que se viene rumoreando que Google añadiría como obligatorias estas actualizaciones en segundo plano dentro de su certificación, consiguiendo que de un plumazo todos los fabricantes y partners que utilizan Android limpiasen sus procesos de actualización quitándose las pantallas con el Android y los engranajes de una vez.

No sólo eso, y es que si tenéis un Samsung seguramente estéis cansados de esa infame pantallita que dice “optimizando aplicaciones” cada vez que se instala un nuevo parche de seguridad, algo que el gigante surcoreano solucionaría fácilmente adoptando ese nuevo método de actualizaciones.

Pues por ahora ni una cosa ni la otra, porque el Documento de Definición de Compatibilidad de Android 11 (CDD) continúa sin obligar a los fabricantes a realizar actualizaciones ‘seamless’, con un mensaje que indica un simple “deberían admitirlo” sin más, seguramente por las presiones de gigantes como la propia Samsung que se niegan a adoptar esta solución:

Extracto de las condiciones de Android 11

Las condiciones de Android 11, diciendo que “deberían” pero no obligando a implementar las actualizaciones integradas.

No sabemos los motivos y Samsung sigue sin hablar del tema, pero confirmado queda que con los Galaxy S21 tendremos que seguir viendo engranajes y mensajes de ‘optimizando aplicaciones’ durante largos minutos… ¡Mal asunto!

Por si no sabéis como funciona, este método utiliza un soporte de particiones virtuales A/B, pudiendo instalar una nueva versión de Android en la otra partición auxiliar mientras se continúa utilizando la principal, y cambiando las particiones en el siguiente reinicio sin mayores problemas para el usuario, que podrá utilizar la nueva versión de Android casi sin enterarse.

Obviamente, esto genera una pérdida de espacio adicional en memoria interna para los usuarios, motivo que seguramente Samsung sigue esgrimiendo para continuar con sus actualizaciones en primer plano, molestosas a más no poder, pero que dejan claro al usuario que Samsung les mantiene en el soporte teniendo que actualizar conscientemente y dejando al móvil como un pisapapeles inservible por bastantes minutos mientras se reinicia.

Sean los motivos que sean, lo cierto es que Samsung se equivoca manteniéndose en sus trece y no implementando las actualizaciones en segundo plano, puesto que ya hay decenas de terminales de corte más básico y mucho más económicos que tardan menos en actualizarse, al menos de cara al usuario, que un flamante Galaxy S21 de 1.250 eurosParece bastante difícil de justificar, ¿no?

Phantom Black: así se crea el color más especial para el Samsung Galaxy S21

Temas relacionados: Android, Android 11, Samsung, Samsung Galaxy, Samsung Galaxy S21

VER COMENTARIOS