Este vídeo en cámara lenta muestra la abismal diferencia entre las pantallas de 60Hz y de 120Hz

Última actualización el 22/02/2020 a las 20:02

Los nuevos teléfonos presentados por Samsung el pasado 11 de febrero están dando mucho que hablar. El Samsung Galaxy S20, el S20+ y el S20 Ultra han enamorado a toda la crítica y es que a su gran diseño debemos sumarle unas especificaciones inmejorables.

Los nuevos dispositivos de la marca surcoreana son sin ningún género de dudas los teléfonos más deseados del momento y todo ello a pesar de que ni siquiera se han puesto a la venta de manera oficial.

Galaxy S20 Ultra, agujero en pantalla

Podríamos hablar largo y tendido de las numerosas virtudes de los nuevos modelos Galaxy S20, pero nos vamos a centrar en una en concreto, en su pantalla, más concretamente en su tasa de refresco.

¿Sigues dudando de las pantallas de 120 Hz? Mejor échale un ojo al siguiente vídeo

Con cada modelo que las marcas sacan al mercado, los avances tecnológicos son cada vez mayores. Mejores procesador, más cantidad de memoria RAM, mejor apartado fotográfico y ahora, una mejor tasa de refresco en pantalla.

A pesar de que la mayoría de los teléfonos que existen en el mercado disponen de una frecuencia de actualización de 60 Hz, cada vez son más frecuentes los modelos que se atreven con una cifra mayor.

O por lo menos lo serán a partir de ahora en especial los terminales de gama alta. El año pasado ya pudimos ver algunos dispositivos con hasta 120 Hz como el ASUS Rog Phone 2, pero lo cierto es que gracias a los nuevos teléfonos de Samsung, este tipo de pantallas se van a popularizar.

Seguro,

Y para quien crea que esta tasa de refresco no se nota, mejor que eche un ojo al vídeo del medio Phone Arenaque hemos puesto unos párrafos atrás para que compruebe la gran diferencia existente entre los 60 Hz y los 120 Hz.

Evidentemente una vez que se prueban los 120 Hz es muy difícil ir hacia atrás. En mi caso particular lo probé directamente con el ASUS anteriormente citado y solo puedo decir que la experiencia fue brutal.