Close Button
Compartir

PBKreviews completa el ciclo, le quita el traje de Gorilla Glass Victus al nuevo Samsung Galaxy S21 Ultra y sin sorpresas, demuestra que este modelo sí es un poco más complejo de ensamblar.

Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis: el "Ultra" que esperábamos

Los Samsung Galaxy S21 ya se pueden reservar: precio y dónde comprar

Tres de tres. Los compañeros del canal PBKreviews de YouTube han completado el ciclo de desmontajes de la familia Galaxy S21 de Samsung, y es que tras publicar los primeros teardown de los Galaxy S21 y Galaxy S21+, ahora por fin os traemos también en vídeo y sin su capota de Gorilla Glass Victus al nuevo flagship surcoreano, de apellido ‘Ultra’ y en su impresionante color Phantom Black.

Se trata del que probablemente sea el mejor smartphone de la historia de Samsung, y aunque nosotros ya lo hemos probado con opinión más que positiva, por desgracia a nuestra unidad de test no hemos podido verle las tripas, que comparten muchos detalles con sus hermanos menores aunque ciertamente complicando un poco el ensamblaje, debido a algunos de sus componentes.

Samsung Galaxy S21 Ultra, desmontaje de PBKreviews

PBKreviews completa el ciclo, y también mira debajo de un Galaxy S21 Ultra un poco más complejo en su ensamblaje.

De hecho, es que los detallados desmontajes de PBKreviews y sus puntuaciones en reparabilidad no mienten, decreciendo a medida que suben posibilidades y precios de la familia Galaxy S21:

  • El Samsung Galaxy S21 con su trasera de ‘glastic’ obtiene un 7,5/10.
  • Por su parte, el Samsung Galaxy S21+ complica un poco su apertura y baja hasta los 7/10.
  • Y el mejor, el Samsung Galaxy S21 Ultra, consigue un 6/10 en parte por su pantalla curvada.
Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis: el “Ultra” que esperábamos

Todos los detalles del Galaxy S21 Ultra, al descubierto

Para empezar, en este caso, el vidrio trasero Gorilla Glass Victus con su acabado en un profundo negro mate, demuestra que no es tan sencillo de abrir como la trasera de plástico del Galaxy S21, explicando de paso ciertos detalles de diseño que Samsung ha utilizado precisamente para facilitar las reparaciones sobre el dispositivo.

Curioso es comprobar, por ejemplo, cómo la carcasa metálica del módulo fotográfico no está fabricada de una pieza con el chasis y el marco del terminal, sino que se separa junto al propio vidrio, asegurando así mayor durabilidad al cristal al no alterar ni complicar su forma y evitando que el acceso a la placa y a los sensores fotográficos tuviese que hacerse deslizando componentes por debajo del bloque metálico.

Ciertamente, si el Galaxy S21 Ultra ya no hace demasiado sencillas las sustituciones de componentes, bueno es ver y comprobar, al menos, cómo Samsung ha trabajado pensando en limitar las complicaciones de acceso a la parte interna del terminal por parte de los servicios técnicos.

En este caso se ha desmontado un modelo con chipset Exynos 2100 destinado a los mercados internacionales, además en su versión ‘single SIM’, así que en los dos laterales, junto a la batería y la placa, se pueden ver los anclajes vacíos para las antenas mmWave que estos modelos no incluyen.

A destacar también que parte del diseño interno se hereda en toda la familia, con una placa muy compacta en la parte superior del dispositivo, fabricada con tecnología de doble capa para ahorrar un espacio que en este tipo de dispositivos es un bien muy valioso.

También es interesante ver al lector de huellas dactilares ultrasónico, que es de un tamaño bastante generoso, los sistemas de disipación de calor implementados por Samsung y también comprobar que tres de las cuatro cámaras, a excepción obviamente del sensor periscópico, disponen de estabilización óptica tal y como presumía el gigante surcoreano en el datasheet del dispositivo.

Por último llegan las peores noticias y las explicaciones a su puntuación de 6 sobre 10, porque no sólo su cristal trasero complica las reparaciones, sino que la batería no es tan sencilla de extraer en este caso anticipando el mayor problema del diseño del Galaxy S21, que es sobre todo su panel curvado que complica su sustitución al ensamblarse pegado en un conjunto único con el vidrio, el digitalizador y otros componentes.

Seguramente nunca le echemos los bemoles de abrir nuestro flamante Galaxy S21 Ultra o cualquier otro smartphone, pero cuando menos estos vídeos siempre son interesantes por todo lo que aprendemos… ¿O no?

7 detalles de los Galaxy S21 que podrías haber pasado por alto

Temas relacionados: Samsung, Samsung Galaxy, Samsung Galaxy S21

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!