Close Button
Compartir

Si el 5G y la era de los 'gigabits' todavía está arrancando con muchas promesas, imagínate ahora lo que podría ofrecernos el 6G y su revolución 'terabit'.

El 6G arrancará en España de la mano de Huawei

Aunque el 5G aún no es un estándar, ya sabemos cuáles serán los avances de su sucesor, el 6G

Cuando todavía la mayoría de nosotros espera el despegue de las redes 5G, que ya están aquí pero en un modo todavía ’non-standalone’ sobre hardware 4G LTE y sin terminales de corte básico y económico que lo acerquen a todos, desde Huawei y otras marcas asiáticas recogían el guante de Japón anunciando el inicio de sus investigaciones sobre 6G, que debería estar listo aproximadamente sobre el año 2030 con un avance el clave ’terabit’.

De hecho, algunos de los mayores expertos del sector han ayudado a CounterPoint Research a estudiar la revolución 6G que promete muchos desafíos y complejidades debidos al uso de frecuencias cada vez más altas, pero que bridará infinitas posibilidades para cambiar nuestras vidas y nuestra forma de trabajar y comunicarnos en algo que la consultora denomina una nueva ’TeraEconomía’ global.

Huawei inicia el camino del 6G en España

Las redes 6G darán la bienvenida oficialmente a la revolución de los ‘Terabits’.

Lo cierto es que prácticamente siempre hemos cumplido estos ciclos de 10 años en cada generación de conectividad móvil, y si el 5G ha llegado con sus rendimientos ’gigabit’ y su mínima latencia, parece que el 6G dará el salto ’terabit’ y acelerará la transformación digital iniciada en estos días con el Big Data, el Blockchain, la Inteligencia Artificial, la Realidad Aumentada y la robótica en general, con las máquinas conectadas y el machine learning como base.

La pandemia sólo ha retrasado unos meses el comienzo de toda esta transformación en la parte física de las redes, aunque en parte también ha contribuido a acelerar el teletrabajo colaborativo y otros aspectos de una colaboración tecnológica más globalizada que las empresas han tenido que adoptar a toda prisa, abriendo un escenario en el que el talento se busca y se contrata ya en cualquier parte del mundo y por cualquier empresa, utilizando la conectividad total personal y laboral de altas prestaciones que ofrecen las redes 5G.

La transformación conectada personal y laboral que ha iniciado el 5G y acelerado la pandemia, servirán como base para unas redes 6G que brindarán posibilidades infinitas, como cirugías médicas colaborativas remotas, ‘holotransporte’ y, por ejemplo, máquinas y coches autónomos totalmente conectados que incluso se hablarán entre sí.

El 6G arrancará en España de la mano de Huawei

Una década para investigar, con otro salto exponencial para revolucionar

A medida que nos acerquemos al 2030 empezaremos a advertir las mejoras que nos ofrecerá el 6G, con nuevas infraestructuras de redes móviles capaces de operar en terahercios (THz), saltando directamente desde los espectros de megahercios (MHz) actuales hasta los gigahercios (GHz) que utiliza el 5G mmWave de los Estados Unidos.

Los rangos de espectros propuestos para las comunicaciones 6G operarían entre los 300 GHz y los 3 THz, un cambio radical que obligará a reenfocar las redes en microceldas, pero que apuntan a unas capacidades mucho mayores en la red para operar con un número exponencialmente mayor de dispositivos conectados, aumentando también los anchos de banda hasta los terabits con latencias de microsegundos.

Revolución del 6G

Las diferencias de espectro radioeléctrico utilizado por cada generación móvil.

El cambio sería absolutamente radical, pero necesitaremos más investigación que nunca para desarrollar nuevas tecnologías de onda más avanzadas, técnicas de modulación, codificación, canales, arquitecturas y, como hemos mencionado, diferentes planificaciones y topologías de red que permitan este salto al terahercio, al MIMO masivo y a una radio holográfica que todavía nos parece algo de otro planeta.

Se prevé de hecho este enfoque basado en la fotónica, con la IA como clave para el despliegue de estas redes inteligentes que optimizarán automáticamente portadoras específicas para cada necesidad, aumentando la calidad del servicio y mejorando la gestión de la energía, pero complicando muy mucho la conectividad desde la parte del dispositivo móvil, que requerirá mejores canales y visión directa con en las microceldas además de una eficiencia energética mucho más optimizada.

Tras el desarrollo de tanta novedad tecnológica deberían estar actores clave como Huawei o Docomo, que ya lo han anunciado, pero también AT&T, SK Telecom, ZTE, Nokia, Samsung, Ericsson, Qualcomm, China Mobile y muchos más, así que nos esperan unos años muy interesantes.

Revolución del 6G

Infinidad de aplicaciones para una conectividad ‘tera’ que revolucionará más que nunca nuestra economía.

Aplicaciones y promesas del 6G, por encima de lo que podemos entender a día de hoy

Es cierto que siempre que hablamos de tecnología de futuro nos imaginamos ese mundo de coches voladores y robots indetectables que el cine nos presenta desde hace ya décadas, pero esta vez sí se confirma que hay ciertas aplicaciones esperadas sobre el 6G que ni siquiera entendemos a día de hoy, y es que se habla por ejemplo de un servicio de HoloPortation difícil de explicar.

Dicen en el estudio que las técnicas de compresión avanzadas y la arquitectura del 6G, deberían permitirnos transmitir hologramas de alta resolución a través de nuestros móviles, en una tecnología de ”holotransporte” que extenderá esas nuevas realidades aumentadas y transformará las formas de comunicación actuales.

Los enormes anchos de banda de terabits nos permitirán también descargar o transmitir imágenes y vídeos de altísimas resoluciones en segundos, lo que hará que podamos enviar estas comunicaciones holográficas desde enlaces inalámbricos en tiempo real en algo que debería parecerse a una videollamada evolucionada hacia lo tridimensional. ¿Alguno ha pensado ya en las reuniones del consejo Jedi en Star Wars?

Revolución del 6G

¿Holotransporte? Muchas cosas parecen muy lejos, pero esta industria ya sabéis que vuela.

Estos hologramas en 3D, según el estudio, ocuparían decenas de gigapíxeles de tamaño y requerirán estos terabits-por-segundo (Tbps) de velocidad para que puedan convertirse en una realidad.

No sólo eso, y es que las latencias de microsegundos desbloquearían las aplicaciones táctiles en tiempo real como las cirugías colaborativas en remoto con “cero-lag”, así como control remoto de máquinas en trabajos peligrosos, control de robots en rescates y mucho más.

Algunos hablan también de la posibilidad de crear gemelos digitales de alta resolución, que nos permitirán acceder con nuestros avatares a un mundo digital paralelo, a dispositivos de realidad mixta e incluso a entornos de videojuegos utilizando la realidad virtual, en tiempo real y con otros jugadores.

Sin duda alguna, parece que el 6G sí llegará para revolucionar nuestras vidas, o al menos sí promete mucho más respecto al 5G que ya conocemos, y que basa la mejora en la menor latencia, la mayor capacidad y la posibilidad de crear redes machine-to-machine para servir como base de arranque a los coches autónomos, las redes de robots colaborativos en industria, lo videojuegos y el contenido en streaming desde cualquier lugar y, seguramente, muchas más opciones que todavía no conocemos.

¡Parece que la ‘TeraEconomía’ será una realidad más pronto que tarde, y aunque que queda mucho trabajo por delante, aquí estaremos para ir contándoos cómo la conectividad móvil va a revolucionar nuestras vidas!

Aunque el 5G aún no es un estándar, ya sabemos cuáles serán los avances de su sucesor, el 6G

Temas relacionados: 5G, Tecnología

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!